La crisis hospitalaria no cesa. Los centros asistenciales, lejos de garantizar la salud, son un riesgo para los pacientes. En el HCM, aguas negras y baños colapsados en el área de la maternidad representan un peligro sanitario para parturientas, recién nacidos y personal médico y obrero.

Maracay. La crisis hospitalaria se agudiza y el principal centro asistencial de la capital aragüeña no escapa de ella. Una nueva denuncia del personal médico y obrero del Hospital Central de Maracay (HCM) da cuenta de un peligroso foco de contaminación en el que se han convertido los sanitarios del área de maternidad. Baños inservibles, olores nauseabundos, colapso por la carencia de agua, escasez de productos y materiales de limpieza están a punto de originar un brote de infecciones a las madres parturientas y a recién nacidos, por la falta de asepsia.

Por temor a represalias, el personal médico y obrero del HCM pidió la intervención del diputado regional Elías Bermúdez, presidente de la comisión de salud del Consejo Legislativo de Aragua (Cleba) para que canalizara el reclamo ante la opinión pública y ante las autoridades sanitarias del estado. De allí que el parlamentario acudió ante la Defesnsoría del Pueblo para introducir una solicitud de inspección por parte del organismo, y que este haga un llamado de atención a la Secretaría de Salud de Aragua para que se aboque de inmediato a resolver el grave problema de contaminación que representan los baños de la maternidad del HCM y, con ello, se garantice la salud a los pacientes.

Lee también
En hospitales de Caracas la escasez de analgésicos, antibióticos y anticonvulsionantes es más de 90%

Además de la escasez de medicamentos, los miles de pacientes que acuden al HCM están expuestos a contraer enfermedades producto de la contaminación e insalubridad que impera en varias áreas del hospital. Tal es el caso de los baños de maternidad, ubicados al lado del retén de recién nacidos, los cuales están inservibles, no tienen pocetas, ni lavamanos y pueden generar infecciones en las madres, en los recién nacidos y en el personal médico y obrero, dice Bermúdez.

El personal de mantenimiento ni siquiera dispone de los productos de limpieza necesarios para realizar el trabajo diario, lo que ha convertido el área en un espacio de insalubridad y foco de contaminación. Además, las parturientas se han visto obligadas a utilizar los baños que son usados a diario por los visitantes del HCM.

El Cleba —explica el diputado Bermúdez— ha aprobado cualquier cantidad de recursos para la Secretaría de Salud pero el tema de infraestructura del HCM sigue siendo crítico. El gobierno regional a través de Corposalud, solo se ha encargado de construir cercas perimetrales y realizar algunas impermiabilizaciones, mientras que las áreas de atención médica y el suministro de medicamentos siguen siendo un grave problema. Esto pese a que Luis López, el actual ministro de Salud y ahora presidente del IVSS, también fue secretario de salud en la región.

Los baños de la maternidad del HCM son un riesgo para las parturientas.

En junio de 2017, la exgobernadora designada, Caryl Berto, junto con López, anunciaron la rehabilitación de la sala de partos del HCM con una inversión social de 701,7 millones de bolívares, que incluyó otras aéreas como la de Nefrología, Neonatología y Calderas. La Sala de Parto del Hospital Central de Maracay —según lo anunciado por las autoridades en el momento— está dotada con dos áreas de hospitalización, sala de trabajo de parto y legrado para las 24 horas; así como 32 camas, tres equipos de última tecnología para la realización de ecografía, tres camas con monitoreo fetal, monitoreo para la madre y pacientes de alto riesgo, un carro nuevo de RCP, dos camas ginecológicas para pacientes de alto riesgo, dormitorios médicos y pabellones, que permitirían atender unos 40 partos diarios.

Sin embargo, cinco meses después, el área de maternidad del principal hospital de Aragua es un riesgo para las parturientas.

Fotos Cortesía



Participa en la conversación