Tanto el actual gobernador de Bolívar como el alcalde de Caroní, ambos del partido oficialista, llevaron como bandera para sus campañas electorales la promesa de tener el municipio como “tacita de plata”. Todo quedó en eso.

Puerto Ordaz. La escena estaba cargada de teatralidad: en la mañana del 6 de noviembre de 2016, el entonces diputado a la Asamblea Nacional por Bolívar, Héctor Rodríguez, y el alcalde encargado de Caroní, Tito Oviedo, prometieron que para el 11 de abril de 2017, día del bicentenario de la Batalla de San Félix, Ciudad Guayana estaría libre de basura.

Foto Marcos Valverde
La avenida principal de Castillito, de las más transitadas de Puerto Ordaz, es también una sucesión de promontorios de basura.

Posando para las cámaras con guantes y con bolsas negras de basura en el hombro, Rodríguez encabezó la promesa que, llegado el día, no se cumplió: más que por tener una ciudad limpia, los guayaneses recuerdan el 11 de abril de 2017 porque a Nicolás Maduro lo corrieron con piedras y huevos.

Pero las promesas no datan de ese día. En septiembre de 2015, en plena defenestración de José Ramón López —alcalde pesuvista acusado de corrupción— el entonces presidente de la Corporación Venezolana de Guayana —cargo que aún ostenta— y actual gobernador, Justo Noguera, prometió que sanearía la ciudad en los próximos meses. Igualmente, promesa incumplida, pese a su eslogan de campaña: “No vine a ofrecer, vine a trabajar”.

Foto Marcos Valverde
En la parte baja de la ciudad, como el sector Villa Bolivia, abunda la basura desparramada en las calles.

Siguen los ofrecimientos

Lo más reciente fue en diciembre, cuando el recién electo alcalde Oviedo dio palabra de que dejaría a la ciudad como una “tacita de plata” durante los primeros 100 días de su gestión y dar “un vuelco” al sistema de recolección de desechos sólidos.

Pronto estaremos abriendo operaciones de la gran empresa de recolección de desechos sólidos que es Supraguayana, que cambiará el método, el modelo, la forma de implementar este servicio, seremos la ciudad más moderna con el servicio de recolección de desechos sólidos, dijo entonces.

Foto Marco Valverde
En frente de los negocios en Puerto Ordazse a cumula gran cantidad de escombros y desechos.

De esa empresa, nada se sabe. La ciudad, además, no cuenta con relleno sanitario. El exgobernador Francisco Rangel Gómez cerró el vertedero municipal bajo la promesa de levantar un relleno “con todas las de la ley”. Pues lo que hizo fue, simplemente, mudar el vertedero, mientras Puerto Ordaz —como demuestran las fotos— sigue hundida entre basura y las promesas incumplidas del Partido Socialista Unido de Venezuela.

En pocos días se cumplirán los primeros 100 días de gestión de Oviedo.

Foto Marco Valverde
En Villa Colombia la basura convive con varios negocios de comida
Lee también
Retrasos en recolección de basura generan focos de contaminación en San Cristóbal

Fotos: Marcos Valverde



Participa en la conversación