En el BCV se analiza extender el plazo para iniciar la reconversión monetaria

Aunque los bancos adelantaron los ajustes, faltan pruebas por hacer. A la par, todavía no han llegado los nuevos billetes y los que les corresponde fabricar a la Casa de la Moneda están en proceso.

Caracas. En el Banco Central de Venezuela (BCV) la reconversión  monetaria genera dolores de cabeza. El directorio y la consultoría jurídica de la institución están evaluando ampliar el plazo para iniciar el proceso. Pero la palabra final de la prórroga la tiene el alto Gobierno.

A fines de marzo, el presidente Nicolás Maduro anunció que a partir del 4 de junio se le quitan tres ceros a la moneda con lo cual dio un plazo de dos meses al ente emisor, a los bancos y al resto de los sectores para adaptarse, pero el proceso requiere de tiempo. Cuando se ejecutó la reconversión de 2008, la banca tuvo todo el 2007 en la fase de cambio.

Fuentes oficiales señalan que en el directorio se evaluó la extensión e incluso le pidieron a la consultoría jurídica que prepare una providencia. Todavía se define cuál sería la nueva fecha.

Apuntan que a lo interno del ente se sabe que se necesitan más semanas para efectuar las pruebas, sin embargo, reiteran que la decisión final corresponderá al Gobierno.

Cuando se anunció la reconversión, las autoridades dijeron que el 4 de junio solo tenía que circular la nueva familia de billetes, de manera que los conos de 2008 y de 2016 debían desaparecer. Hace unas semanas, los funcionarios del Central contemplaron la circulación de los dos conos, debido a que no se pueden recoger todas las piezas. En abril, la cantidad de billetes en circulación estaba en 19,3 millardos de piezas.

Lee también
Aristóbulo Istúriz reconoce un "éxodo" de estudiantes de la educación privada a la pública

El directorio está al tanto de que los sectores económicos han enfrentado dificultades para tener listos todos los sistemas contables para el 4 de junio. En los bancos las adecuaciones sí están adelantadas. Fuentes financieras indican que, si bien los ajustes se hicieron, se requieren más días para las pruebas.

Adicionalmente, los billetes de la nueva estructura no están listos. Gran parte de las piezas se importaron a Estados Unidos, Reino Unido, Brasil y Alemania y se estima que lleguen en los próximos días.

En la Casa de la Moneda —dicen las fuentes oficiales— se están acuñando las monedas y se están realizando algunos billetes de 5, 10 y 500 bolívares, pero aún están en fase de fabricación.

Las fuentes agregan que aunque estuvieran las piezas se requiere de logística para la distribución. Por ahora, se prevé que los bancos públicos serán los primeros en recibir las nuevas denominaciones.

El nuevo cono monetario abarca monedas de 0,5 y 1 bolívar y billetes de 2, 5, 10, 20, 50, 100, 200 y 500.

Foto: Archivo Crónica Uno


Participa en la conversación