Las cuentas de abril del instituto emisor muestran un resultado negativo de 39 millardos de bolívares.

Caracas. El Banco Central de Venezuela (BCV) empieza a mostrar cuentas en rojo. El balance de abril revela que el instituto emisor registró pérdidas.

Las menores reservas, el régimen cambiario y los costos de las emisiones de billetes le pasan factura al BCV. El balance mensual refleja que en el cuarto mes del 2017 hubo un resultado negativo de 39 millardos de bolívares.

Esta semana fue que el Central dio a conocer sus cuentas de abril, las cuales tenían un mes de retraso. La razón de la mora era la inquietud por las pérdidas dentro del directorio, señalaron fuentes oficiales.

El presidente de la Comisión de Finanzas, José Guerra, explicó que entre las causas de esas pérdidas se encuentran el costo de las emisiones de billetes y monedas que se han disparado con el nuevo cono monetario y el régimen cambiario, debido a que una paridad anclada por tanto tiempo afecta las cuentas.

Mientras aumentan los costos, los ingresos son menores, lo que se observa en el saldo de las reservas internacionales. Estos activos del instituto emisor al cierre de abril estaban en 10,1 millardos de dólares, en igual lapso de 2016 eran 12,7 millardos de dólares, de manera que en un año retrocedieron 26 %.

El Gobierno ha utilizado al BCV como una fuente de financiamiento. El ente no solo le ha entregado utilidades cambiarias y parte de las reservas, sino que también ha sido obligado a cubrir el déficit de las empresas estatales y para ello fabrica bolívares sin respaldo. Esa asistencia en abril llegó a 7,6 billones de bolívares.

Lee también
Zerpa y El Aissami, los que llevan el control de las finanzas

Foto referencial



Participa en la conversación