El instituto emisor no dio detalles de cómo serán las operaciones con las personas naturales.

Caracas. Hace dos semanas, el Banco Central de Venezuela (BCV) suspendió las subastas en el sistema del tipo de cambio complementario (Dicom) tras la decisión de vender monedas distintas al dólar, y hasta los momentos, las autoridades le han indicado a la banca que las operaciones serían en euros, sin precisar cuándo volverán a efectuarse.

El pasado 7 de septiembre, el presidente Nicolás Maduro dijo que los pagos en el exterior de bienes y servicios se efectuarán en yuanes, rupias, rublos para “liberarnos del dólar”, y el vicepresidente Tareck El Aissami le indicó a las empresas que empiecen a efectuar cambios en las cuentas y a los bancos que busquen corresponsalías en China, Rusia y otros países.

Luego del anuncio, las autoridades del BCV se reunieron con los representantes del sector bancario a fin de notificarles que las subastas serían en euros, y por tanto, las cuentas de las empresas tienen que estar en esa moneda, para lo cual las instituciones han comenzado a efectuar las notificaciones.

Fuentes financieras indicaron que en las primeras reuniones se formularon inquietudes que no fueron aclaradas, siendo una de ellas las operaciones en yuanes, rupias y rublos. Tampoco fueron precisadas las modificaciones de los marcos legales, debido a que se requeriría revisar los convenios cambiarios.

Aunque el ministro de Finanzas, Ramón Lobo, dijo que habrá subastas para las personas naturales, fuentes financieras apuntaron que el instituto emisor no efectuó comentarios al respecto, solamente abordó la situación de las empresas.

Después de esos encuentros, los voceros oficiales no han dado detalles de cuándo se retomarían las ventas de divisas.

Lee también
41.167 electores de los Altos Mirandinos fueron reubicados

La oferta de divisas, indicaron las fuentes, sería también en euros, lo que obligará a aquellas empresas que deban recurrir al Dicom a convertir los dólares en esta moneda. Ya en días pasados Pdvsa le indicó a sus clientes que las facturas tienen que ser emitidas en euros.

Mientras se realizan los ajustes con el sistema de pagos, habrá menos importaciones, lo que impactará en el abastecimiento. Ya en agosto las liquidaciones diarias de dólares bajaron 79 %, de acuerdo con los cálculos de Ecoanalítica. Hoy día la situación es más crítica, las reservas están por debajo de los 10 millardos de dólares y hay que atender pagos de deuda por 3,5 millardos de dólares.

Foto referencial



Participa en la conversación