BCV lleva tres meses sin colocar billetes nuevos de Bs. 10.000

76 % de las piezas nuevas en circulación corresponden a las denominaciones de Bs. 500 y 1000. Los datos del ente emisor revelan que de la liquidez, 2,4 % es efectivo.

Caracas. A mes y medio de que comience la reconversión monetaria, los problemas con el efectivo persisten debido a que los billetes no atienden la demanda que crece por los elevados precios.

Las cifras del Banco Central de Venezuela (BCV) revelan que en el primer trimestre del año se colocaron 954,6 millones de piezas nuevas, que corresponden a la actualización del cono monetario de 2016. De ese monto, 76 % corresponden a billetes de 500 y 1000 bolívares. El resto son las denominaciones más altas.

Pero la data muestra que el BCV, además, lleva tres meses sin colocar billetes de 10.000 bolívares.

El ente ha puesto de las piezas de 2000, 5000, 20.000 y 100.000 bolívares, 226 millones de unidades (24 %).

Del cono monetario que entró en vigencia en diciembre de 2016, la Casa de la Moneda fabrica los billetes de 2000 y 100.000 bolívares, el resto de las piezas (500, 1000, 10.000 y 20.000) son importadas. A mediados del pasado año hubo retardos con las adquisiciones de los billetes, las cuales se aceleraron en los últimos meses del 2017, pero igual las denominaciones no son suficientes. Como a todos los sectores de la economía, al instituto emisor también la impacta la menor disponibilidad de dólares.

A marzo estaban en circulación 15,9 millardos de piezas y de esa cantidad, 19 % corresponde al papel moneda mayor a 500 bolívares, de acuerdo con las cifras oficiales. Adicionalmente, la información muestra que del total de la liquidez, apenas 2,4 % es efectivo.

Lee también
El viejo cono monetario estará vigente hasta el 5 de diciembre

Mientras todavía sigue vigente el cono de 2008 y la estructura de billetes de 2016 se ha ido introduciendo de a cuentagotas, el Gobierno contempla restar tres ceros a la moneda y colocar otras piezas.

A la fecha, las autoridades no han dado detalles a los bancos sobre los nuevos billetes y en las instituciones financieras estaban evaluando con los proveedores si pueden adaptar sistemas y cajeros para la fecha prevista por el Gobierno para la reconversión que es el 4 de junio.

Foto referencial: Luis Miguel Cáceres


Participa en la conversación