BCV no canjeó billetes y el país se quedó sin efectivo

El Banco Central arrancó este viernes el operativo para depositar los billetes de 100 bolívares, los ciudadanos hicieron una cola que ocupó 18 cuadras.

Caracas. Ana Rincón se dedica a la limpieza de casas y tomó un carrito en Las Palmas para ir al Banco Central de Venezuela (BCV), en la avenida Urdaneta, con el fin de canjear el dinero guardado correspondiente a sus quincenas porque este sábado se va a Maracaibo a ver a sus tres hijos. Pero al llegar a las 10:00 a. m. al ente emisor recibió la noticia: no hay canje de billetes de 100 bolívares, se harán depósitos en las cuentas de ahorro o corriente.

Ana no tiene cuenta de ahorros y, pese a ello, decidió hacer la cola. Comentó que “en el Banco Central me tienen que resolver mi situación”. Se fue hasta el final de la formción —18 cuadras después de la sede del BCV— con el bolsito en el que llevaba los billetes. Así como ella, miles de personas este viernes fueron al Central a depositar lo que tenían del papel de mayor denominación.

Sin tener el nuevo cono monetario completo, el presidente Nicolás Maduro ordenó retirar el billete de la denominación más alta en un lapso de 72 horas que culminó el pasado jueves. El anuncio inicial señalaba que si las personas en ese plazo no pudieron depositar los billetes en la banca, podían canjearlos en el BCV desde el 16 hasta el 25 de diciembre, lo cual se plasmó en una circular. El jueves en la noche, el mandatario recortó el periodo de 10 a 5 días, que culmina el 20 de diciembre.

Pero la improvisación siguió. Este viernes en la mañana, el instituto emisor en un comunicado informó que el “Presidente decidió modificar el decreto para la declaración y depósitos de billetes de 100 bolívares” y eliminó de su web la circular anterior. De manera que no hay canje, los ciudadanos tienen que depositar en las taquillas del instituto emisor. Allí notifican la cuenta en la cual se coloca la plata. Luego los funcionarios entregan un certificado que respalda la realización del depósito.

La razón para no canjear es que existe escasez de efectivo hasta en el emisor.

Desde hace semanas no hay suficientes billetes, debido a que la demanda aumentó por el gasto del Gobierno y los altos precios. Ahora la crisis se agudiza. Del total de billetes que había en circulación en noviembre, 47 % eran piezas 100 bolívares y apenas 22 % eran de 50. Por tanto, al retirarse el papel más elevado y no reemplazarse con rapidez, los problemas crecen, y desde este viernes el país tiene severas dificultades con el efectivo.

003-colabcv-_mg_6914

Ante el colapso, el mandatario pidió comprensión. En VTV indicó: “ Pido comprensión nacional. Tenemos con qué y hemos revisado paso a paso la entrega de monedas de 50 bolívares para el fin de semana. Los billetes irán paulatinamente”.

Según Maduro, hay 327 millones de billetes de 50, 65 millones de 500 y 3 millones de 2.000. Montos insuficientes.

Apenas este jueves llegó un lote de billetes de 500 bolívares y de monedas de 50 bolívares, y el fin de semana arriban otros. Sin embargo, la distribución estaría contemplada para la próxima semana, según fuentes del instituto emisor. Ese procedimiento tarda porque se tiene que coordinar con los bancos el transporte de valores y el acondicionamiento de los cajeros. De manera que por unos cuantos días, los bolsillos de muchos venezolanos estarán con pocos o sin billetes.

Lee también
Desatados el rebusque y la economía informal

“¿Cómo hacen esto [retiro de billetes] un fin de semana? ¿Cómo le doy de comer a mi hija si en los comercios fallan los puntos de venta?”, se preguntaba Milagros Castillo, empleada de una agencia en Los Valles del Tuy que llegó al BCV a las 6:30 a. m.

Fue a depositar lo que tenía en piezas de 100 bolívares porque no pudo hacerlo en la semana debido a su trabajo. Lo que le quedó de efectivo fue para cancelar el pasaje en el ferrocarril. “No tengo billetes de otros montos para cubrir gastos en los próximos días. Esto da ganas de llorar”.

En la sede del ente había muchos pensionados molestos. En noviembre, los pagos se realizaron en billetes de 100 y ahora los viejitos tienen que colocar ese dinero en las cuentas.

Frente a la crisis, el Jefe de Estado crea un número: 0800GPueblo para recibir las llamadas sobre la declaración y depósitos de billetes.

010-colabcv-_mg_6947

La kilométrica cola

Desde la madrugada los ciudadanos llegaron a la sede del BCV, que estuvo tomada por efectivos de la Guardia Nacional, el Sebin y la Policia Nacional. En una de las esquinas del banco estaban los camiones blindados.

La cola para depositar ocupaba 18 cuadras. La formación se extendía por las calles paralelas a la avenida Urdaneta, seguía por el bulevar Panteón, bordeaba el Ministerio de Educación, bajaba por la plaza del BCV y seguía hasta un lateral del Banco, donde estaban los funcionarios del instituto emisor junto con los efectivos.

Recorrido para el canje de billetes en el BCV. 11:30am.
Recorrido para el canje de billetes en el BCV. 11:30 a. m.

En cada cuadra las personas hablaban en grupos pequeños y comentaban que esta decisión de sacar el billete de 100 es absurda, porque no hay nuevos circulando.

Manuel Gómez es comerciante de Antímano y fue a depositar al BCV lo que retiró el jueves en el cajero automático, que le dio 4.000 bolívares en billetes de 100. “Vengo a depositar lo que saqué.. Dime si esto no es absurdo. Sacas un billete sin poner los nuevos. ¿Cómo se paga durante el fin de semana?”. A su lado estaba Will Ramirez, mecánico de La Pastora, quien contó que no tuvo tiempo de ir a los bancos y tuvo que calarse la cola del BCV. “Pagaré con tarjeta lo que se pueda, pero ese es otro rollo, los puntos de venta fallan”.

Los puntos de venta están colapsados. Con la escasez de efectivo se incrementó el uso de las tarjetas, lo que ha sobrepasado la capacidad de los puntos y, junto con las fallas de Cantv, están lentos.

La ausencia de efectivo también afectó las ventas. A los vendedores de jugos, chichas, dulces y pastelitos no les fue muy bien.

Roger Romero contó que en un día normal al mediodía ya habría vendido toda la chicha. Era la 1:00 p. m. y todavía le quedaban dos potes. Cerca estaban los que ofrecen jugo de naranja y comentaron que este viernes fue terrible.

A tres cuadras del BCV hubo otros comerciantes: los de billetes.

Un buhonero disponía de 15.000 bolívares en billetes de 50 y compraba los billetes de 100 en 70 bolívares. Argumentó que este fin de semana iba al Central a depositarlos.

La apertura a última hora

Muchos de los que estaban en la cola, como Ana Rincón, no tenían cuentas y en la sede del BCV, el Banco de Venezuela creó un operativo exprés.

A quienes llegaban con el dinero les tomaban los datos y les daban un número de cuenta al cual los funcionarios del ente emisor les depositaban el dinero. Posteriormente, recibían un certificado de “preapertura de cuenta” que deberán llevar a alguna de las oficinas de la entidad financiera para que les den las libretas y las tarjetas.

Foto: Crónica Uno / Miguel González

El miércoles, el superintendente de bancos, Leoncio Guerra, instó a las instituciones a abrir cuentas con solo la cédula de identidad, pero en las entidades eso no sucedía. Los ciudadanos eran rebotados.

Ana contó que en un agencia de una entidad pública no le dejaron abrir la cuenta porque su RIF (Registro de Información Fiscal) tenía la dirección de Maracaibo.

Lee también
Desatados el rebusque y la economía informal

Nadie lo quiere

En las calles varios aún tienen billetes de 100 y con ellos querían pagar los pasajes, a lo cual de negaron los transportistas.

William Escobar, un chofer de una de las rutas que va al centro, dijo que “yo no voy a hacer esa cola al BCV para depositar esos billetes así que no los quiero”.

Algunos pasajeros se molestaron por el rechazo, pero es que el billete de 100 ya no está vigente y el operativo anunciado por el Gobierno para cambiar el dinero a los transportistas no se ha ejecutado.

De hecho, el ministro de Transporte, Ricardo Molina, dijo que las unidades de la misión Transporte y el Metro serán gratis hasta el 20 de diciembre.

La crisis persiste 

En las instituciones financieras siguieron las aglomeraciones porque la gente estaba buscando efectivo.

La mayoría de los cajeros automáticos no estaban operativos y eran pocas las agencias que tenían remesas. Aquellas que contaban con efectivo establecieron limites para retirar, en algunas eran máximo 10.000 bolívares y en otras, 5.000 bolívares. La plata se deba en billetes de 2, 5 y 10 bolívares.

011-colabcv-_mg_6949

Fotos: Miguel González


Participa en la conversación