Desde hace más de 30 años, el ingeniero Rafael Luque Mirabal se dedica a buscar soluciones que beneficien al ambiente. Su preocupación surgió al ver un río —donde solía bañarse todos los días— lleno de piedras. Así que estudió, se especializó en Bioingeniería Vetiver (planta Chrysopogon zizanioides) para la recuperación del Lago de Valencia. Aspira a que sus ideas lleguen a las personas que toman decisiones.

Caracas. Nacido en Apure hace 72 años, Rafael Luque Mirabal lleva más de 60 residenciado en Maracay, ciudad de Aragua donde este electricista de profesión se ha preparado para cuidar el ambiente. Especializado en Bioingeniería Vetiver, propone el uso de esta planta para descontaminar el Lago de Valencia.

El ambientalista cuenta que trabajó 30 años en la extinta compañía eléctrica Cadafe instalando sistemas de transmisión, líneas de alta tensión, entre otros. Era supervisor en la región Central y viajaba mucho en carros que no tenían aire acondicionado, cuando pasaba por la región del Pao, en el estado Cojedes, y Dos Caminos, en Guárico, solía bajarse en un río para bañarse.

Sus investigaciones en la planta Vetiver lo han hecho acreedor de reconocimiento nacional e internacional.

Cuando los carros tenían aire acondicionado y debía hacer las inspecciones de las obras civiles, Luque Mirabal aguantaba el viaje sin calor y dejó de pararse en el río por un tiempo. Un día pasó, se bajó del vehículo y se encontró el río lleno de piedras. Eso me dio dolor y me tocó y dije que iba a poner un granito de arena para ayudar a la solución de los problemas del planeta.

Al jubilarse de la compañía Cadafe, en 1999, el ambientalista compró una granja en La Laguna Taguaiguay, en Aragua, y su hermano Oswaldo le habló de la planta vetiver (Chrysopogon zizanioides). En esa fecha comienza a formarse en esa área a través de cursos. Tuvo un maestro ambientalista, el doctor Keshava Bhat, quien le decía “creer para ver”.

El ambientalista estuvo en la pintura de mural en la Universidad Bicentenaria de Aragua organizado por Crónica.Uno y Espacio Público.

Otra persona que influyó en los estudios del vetiver como sistema de plantas flotantes para evitar problemas de contaminación del Lago de Valencia es el profesor Gerardo Yépez Tamayo, biólogo, conservacionista y político venezolano.

El ingeniero se ha especializado tanto en el vetiver que en la región lo apodaron como la planta. Así lo comentó en forma jocosa durante su ponencia “Sistemas vetiver, una opción ecológica, económica y social para el saneamiento del Lago Los Tacarigua”, presentada el pasado 24 de marzo en el primer Congreso Agua, Ambiente y Sociedad, organizado por la Fundación Agua sin Fronteras, Amnistía Internacional y Aragua en Red en la Universidad Bicentenaria de Aragua.

Lee también
Niños de Aguacatal 2 pintaron mural por un mejor ambiente

Opción ecológica

El ingeniero define a la Chrysopogon zizanioides como una gramínea con características fisiológicas y morfológicas que le permiten tolerar condiciones extremas de climas, pH, presencia de metales pesados, hidrocarburos y diversos contaminantes. Es hidrófita y xerófita; extrae de las aguas o del suelo,importantes niveles de nitrógeno y de fósforo; absorbe bacterias como las Escherichia coli, y otras. Promueve altos niveles de evapotranspiración por m2.

Vetiver instalado sobre plataformas flotantes para tratamiento de aguas eutrofizadas

Propone la Tecnología del Sistema Vetiver (TSV) que se refiere a “una serie de aplicaciones tecnológicas de diversa complejidad para estabilizar suelos, control de erosión, mitigación de desastres, control de inundaciones, resiliencia de áreas contaminadas o afectadas por desastres naturales, tratamiento de aguas servidas de origen doméstico o industrial; captación de aguas de lluvias para nutrir acuíferos, aplicaciones agrícolas y pecuarias, captura de CO2, elaboración de artesanías, entre otras muchas aplicaciones”. Esta información puede ampliarse en la web: www.vetiver.org.

También propone el uso de la planta para hacer artesanías diversas. El entrenamiento para su elaboración a las comunidades de los márgenes del lago sería un aporte social al proyecto de saneamiento.

Artesanía elaborada con la planta vetiver

Vea aquí la exposición completa del ingeniero Rafael Luque Mirabal:

Fotos y video: Cortesia



Participa en la conversación