Un grupo de estudiantes universitarios prepara comida y los domingos recorre la avenida Francisco de Miranda para donarla a personas en situación de calle.

Caracas. Hace un mes, dos estudiantes de Aduana y Comercio de la Escuela de Hacienda, Yedardy y José Manuel, viendo las necesidades de muchas personas en la calle que hurgaban entre las bolsas de basura, se propusieron hacer comida para donar. Ya suman 28 los muchachos que están ganados con esta iniciativa de ayudar al desamparado.

Se iniciaron en la casa de Yerardy Montoya, en La California. “La idea era que cada quien pusiera algo de lo que tenía en su casa, arroz, plátano, 1000 bolívares, lo que fuera, pero que sumara aportes para esta labor social”.

Así fueron reuniendo los insumos y lograron preparar 64 platos que luego repartieron entre las personas en situación de calle que se encontraban por la avenida Francisco de Miranda.

La primera vez donaron arroz con caraotas y plátano.

En esa oportunidad entregaron arroz con caraotas y tajadas. “Pensamos, en un principio, en todos aquellos en situación de calle. Pero nos pasó que personas que se veían bien vestidas nos pedían comida. Eso nos asombró mucho porque nos reflejó una realidad social muy crítica y ahora estamos más comprometidos y decidimos ser parte de la solución y no del problema”, comentó Montoya de 21 años de edad.

Lee también
Donan almuerzos diarios a más de 100 niños de La Vega

Durante la segunda jornada dieron pasta con carne y tajadas. “Beneficiamos a niños y adultos. La satisfacción de ayudar a otros es muy grande y más cuando ves esos ojos de agradecimiento de la gente. Muchos recibían las bandejas como asombrados, como si estaban soñando, para otros era su primer plato en el día”.

La comida la preparan en la casa de Yerardy. Ahí reúnen todos los ingredientes y entre todos los colaboradores preparan el menú del día.

Abordan a niños y adultos que deambulan por la avenida Francisco de Miranda.

Las jornadas las hacen los domingos a partir de las 2:00 p. m. Y la meta de estos 28 jóvenes es que cada vez se sume más gente. “Aquí no hay que tener mucho dinero, con el aporte de una comida es una gran ayuda”, comentó Montoya, quien por ahora dijo que no están organizados en fundación debido al papeleo burocrático. No obstante, puso a disposición la cuenta @bocamigos.

Fotos: Cortesía


Join the Conversation