El infielder David Vidal del Zulia reconoce su gusto por la gastronomía criolla y en especial por el platillo de plátano que es muy popular en la entidad occidental.

Caracas.  Al portorriqueño David Vidal (San Juan, 23 de octubre de 1989) no le costó mucho adaptarse a la comida venezolana. Su vínculo con la organización de los Marlins en el sistema de Major League Baseball (MLB) le permite visitar los numerosos restaurantes criollos en la ciudad de Miami, donde está residenciado. Lo que sí ha descubierto el infielder en su primera experiencia en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (Lvbp) con las Águilas son las diversas variantes del patacón, platillo zuliano al que no duda en hacerle swing.

Yo amo la comida venezolana porque se parece mucho a la de casa. Yo vivo en Miami y allá hay muchos venezolanos y muchas veces voy a los restaurantes de los venezolanos a comer. La gastronomía de aquí no es nada nueva para mí, pero mi plato favorito es el patacón, es muy bueno, asegura Vidal, quien antes de la jornada del viernes figuraba como tercero en jonrones (6) y cuarto en remolques (17) con un respetable promedio de .274 en 23 choques.

No obstante la facilidad para desenvolverse en la mesa venezolana, el arranque en los diamantes no fue tan sencillo. Los primeros días la adaptación fue un poquito difícil al hablar y todo eso pero después se deja eso atrás. Me gusta el campeonato porque vienen muchos fanáticos al estadio, resalta el refuerzo rapaz.

Lee también
José Altuve: "Nada como estar en casa"

Un gran 2016

Vidal tuvo un notable 2016 en la independiente Atlantic League que le valió este año regresar al sistema de MLB con los Marlins tras estar de 2010 a 2014 en las granjas de los Rojos de Cincinnati, el equipo que lo seleccionó en el draft amateur. Este 2017, entre AA y AAA conectó para .269 con 12 cuadrangulares y 52 carreras remolcadas.

En su país, el camarero y antesalista pertenece a los Criollos de Caguas, con los que ganó la pasada Serie del Caribe y además se llevó la distinción como pelotero Más Valioso de la llamada pequeña Serie Mundial. No voy a decir que esta liga es igual a la portorriqueña porque aquí en Venezuela juegan más grandeligas, pero en los primeros meses no hay tanta diferencia. Obviamente eso puede cambiar más en diciembre cuando ya los equipos están completos, asegura el habitual tercero en el orden del mánager rapaz Lipso Nava, con el que ha entablado una muy buena relación. “Es un mánager que se comunica mucho con los peloteros, te enseña del juego, te dice cosas que tú no piensas y te ayuda. Es un buen mánager, uno de los mejores que me ha dirigido y contra los que he jugado en la Serie del Caribe”, cerró una de las bujías ofensivas rapaces.

Foto: Prensa Águilas



Participa en la conversación