La semana anterior, el gobernador Antonio Barreto Sira y su tren de salud, indicaron que en la entidad había alrededor de 12.000 casos de paludismo y 60 de difteria. Durante una visita al estado Anzoátegui este lunes, el ministro de Salud, Luis López, acusó a las autoridades regionales de mal informar y dibujar panoramas irreales.

Barcelona. La guerra de declaraciones entre las autoridades regionales y nacionales sobre la existencia o no de los brotes de malaria y difteria en Anzoátegui, tuvo su punto álgido la mañana de este lunes, cuando el ministro de Salud, Luis López, descartó una epidemia por ambas patologías en la entidad.

La semana anterior, el gobernador Antonio Barreto Sira y el director regional de Salud, Humberto Omaña, indicaron que en la entidad había alrededor de 12.000 casos de paludismo y 60 de difteria, los cuales han dejado 29 muertes, López sostuvo que el panorama que dibujaron las autoridades regionales no es real.

La máxima autoridad sanitaria del país acusó al gobernador y su tren de Salud de mal informar, por lo que hizo un llamado a la ciudadanía a mantener la calma.

11.0000 casos no es una cifra real, estamos haciendo una evaluación rigurosa de caso por caso para determinar las cifras oficiales, estamos evaluando hasta la más ligera sospecha y limpiando la data porque hay personas que tienen los síntomas, se anotan en varios lugares y eso aumenta la estadística, la próxima semana regresaremos aquí para dar cifras exactas de cómo evolucionan estas patologías en la entidad, dijo.

López refirió que el Gobierno garantiza los medicamentos para librar la batalla contra estas enfermedades y avaló sus cifras al indicar que Anzoátegui ocupa el primer lugar en dosis aplicadas por el Plan Nacional de Vacunación que arrancó el pasado 11 de noviembre.

Desde el 11 de noviembre se han aplicado un total de 127.000 dosis de vacunación en Anzoátegui, ubicándolo en el primer lugar de la estadística nacional, se han aplicado las vacunas de pentavalente y trivalente con lo que se cumple el Plan Nacional de Vacunación. Garantizamos los medicamentos para tratar estas enfermedades.

Lee también
La difteria y el paludismo han cobrado la vida de 29 personas en Anzoátegui

Arco malarico

López atribuyó “los casos sospechosos de malaria” en Anzoátegui a la rotación de personas que residen en la entidad y trabajan en el llamado Arco Minero del estado Bolívar.

“Detectamos que hay mucha gente de nuestros barrios que trabaja en el Arco Minero y eso induce a que se propague la enfermedad, por eso hemos activado un control especial para prevenir que la enfermedad sea transportada”.

López sostuvo que su despacho ha desplegado un plan desde hace tres meses en Guayana para combatir la malaria, e indicó que dicho plan ha logrado reducir en 40 %, los índices de contraer la enfermedad.

Pese a que el ministro indicaba que no había problemas en la entidad, galenos del hospital Luis Razetti de Barcelona informaron sobre el deceso de Ánderson Domínguez, de 27 años, quien perdió la vida tras presentar complicaciones por paludismo.

El joven habitaba en la urbanización Villa Campestre de la población El Rincón, ubicada en la zona rural del municipio Bolívar, comunidad en la que supuestamente existen más de 150 casos confirmados de malaria.

Con la muerte de Domínguez, suman 27 las personas que han fallecido por la afección.

Guerra contra el bachaqueo

El ministro López y el también vicepresidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Aristóbulo Istúriz, indicaron que garantizan los medicamentos, además de la malaria, también para las enfermedades crónicas a todos aquellos que los soliciten a través del número 0-800 salud, el cual entró en una nueva etapa.

López refirió que en el estado Bolívar detectaron una mafia que se hacía pasar por pacientes para obtener tratamiento contra el paludismo y luego revender las dosis en el mercado informal.

“Mucha gente dice que es el Gobierno el que no da los medicamentos o el privado que los acapara, pero en Bolívar detectamos a pacientes y personas que se hacían pasar por pacientes que vendían las dosis que les suministraban en los hospitales, una mafia, no descartamos que gente de los hospitales está involucrada en esto”, señaló

Foto: Cortesía



Participa en la conversación