El acuerdo contó con el respaldo de los 28 miembros del bloque, incluyendo a Grecia, que tradicionalmente se había opuesto a las medidas. En total son siete altos funcionarios a quienes les congelarán activos y no podrán entrar al territorio de la Unión por su participación o complicidad en la represión de las protestas. Atenas pidió incorporar una excepción para Lucena por motivos humanitarios.

Caracas. Luego del embargo sobre la compra de armas y de material para reprimir manifestaciones por parte de Venezuela, del pasado noviembre, los 28 países de la Unión Europea (UE) pasaron este jueves a las sanciones individuales contra siete altos funcionarios del gobierno de Nicolás Maduro por su participación o complicidad con la represión de las protestas.

La decisión se formalizará el próximo lunes en la sesión del Consejo Europeo, coincidiendo con la reunión de cancilleres de la UE que tendrá lugar en Bruselas.

Las agencias de noticias y medios europeos informaron de forma extraoficial que los siete sancionados en esta oportunidad son: el ministro de Interior y Justicia, Néstor Reverol; el jefe del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional, Gustavo González López; el excomandante de la Guardia Nacional Bolivariana, Antonio Benavides Torres; la presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena; el primer vicepresidente del PSUV, Diosdado Cabello; y el fiscal general designado de forma irregular por la Constituyente, Tarek William Saab.

Lee también
EE UU indica que sanciones pueden levantarse si se restablece orden constitucional

Las sanciones incluyen la congelación de activos y la prohibición de entrada al territorio de la Unión Europea, y se suman a medidas similares dictadas por Estados Unidos y Canadá desde 2016 contra más de 40 colaboradores del gobierno venezolano.

Este jueves, en su reunión semanal, los embajadores de los Estados miembros de la UE lograron un “acuerdo político” por unanimidad para someter a medidas restrictivas a la “lista” de siete altos cargos venezolanos.

El diario El País de España reveló que la publicación de las sanciones vendrá acompañada de una apostilla, añadida por Grecia. Este país que desde el principio fue el más reacio a fijar sanciones a Venezuela por las dudas de que esa medida contribuya a suavizar la crisis, ha querido referirse al caso particular de Tibisay Lucena, enferma de cáncer. El Gobierno griego quiere garantizar que si la presidenta del Consejo Nacional Electoral quisiera trasladarse a Europa a tratarse, se podría hacer una excepción, dice el diario español.

Con información de EFE y El País de España

Foto: cortesía Telesur



Participa en la conversación