El toletero dominicano de los Navegantes del Magallanes se hizo el lunes en Caracas la prueba antidopaje que le exigió la LVBP.

Caracas. Jesús “Cacao” Valdez esta vez no se negó. El toletero de los Navegantes del Magallanes se sometió el lunes por la mañana a la prueba que en primera instancia le solicitó el Comité Antidopaje de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP) por “causa razonable” y el dominicano no accedió el 30 de noviembre por no haber salido sorteado entre los peloteros obligados a consignar una muestra de orina.

Tras la negativa del jardinero, el Comité le abrió un procedimiento administrativo, posteriormente dejado sin efecto por el circuito, debido a incumplimiento en los pasos estipulados y en el protocolo correspondiente para las pruebas antidoping. La LVBP quiso zanjar la polémica con un nuevo llamado a Valdez para que se sometiera al examen y finalmente el colíder de cuadrangulares lo hizo el 11 de diciembre en la capital.

El quisqueyano debió realizarse la prueba ante nuevos directores del Comité, pues los anteriores encabezados por Humberto Angrisano, Gianni Mazzoca y Azael Socorro decidieron renunciar por no estar de acuerdo con el manejo que le dio la Liga que dirige Juan José Ávila al caso Valdez.

Lee también
“Cacao” Valdez no será sancionado pero va al antidoping

Los nuevos componentes del órgano que supervisa la limpieza de los atletas en cuanto a sustancias prohibidas son los suplentes Domingo Santander y Domingo Álvarez. Su designación cumple con lo estipulado en el capítulo 4 del Programa Antidopaje que deja en claro que el Comité tendrá dos directores suplentes “para cumplir las ausencias temporales o absolutas del Director Ejecutivo y los Directores Principales”, todos escogidos por la asamblea de socios de la LVBP.

Los resultados de la prueba de Valdez se conocerán entre 10 y 15 días, luego de ser enviada a laboratorios del extranjero donde cuentan con los equipos para dilucidar el negativo o positivo por sustancias prohibidas.

Foto: Cortesía MBBC



Participa en la conversación