La reducción de las inversiones, los problemas de mantenimiento y la falta de personal calificado afectan a la industria petrolera y, por ello, la producción está en 2,3 millones de barriles diarios.

Caracas. 96 de cada 100 dólares que ingresan al país los aporta Petróleos de Venezuela (Pdvsa), pero la industria se encuentra en un atolladero: la producción está en declive, los precios del crudo no se recuperan y a cada santo le debe una vela.

En julio, el presidente de la estatal, Eulogio Del Pino, dijo que la producción aumentaría en un lapso de dos a tres meses, pero la realidad es que las dificultades que ya arrastraba la petrolera para incrementar la extracción, ahora son mayores.

1. ¿En cuánto está la producción petrolera?

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) en su último informe —y basado en la información directa de Venezuela— reportó que en agosto la producción fue de 2,32 millones de barriles diarios.

2. ¿Cuánto ha descendido?

De acuerdo con los datos de la OPEP, en el transcurso de 2016 la producción ha bajado más de 240.000 barriles diarios. En diciembre del pasado año estaba en 2,57 millones de barriles y en el octavo mes del año cerró en 2,32 millones de barriles diarios. Si se compara la extracción de agosto de 2016 con la de igual lapso de 2015, la caída fue de 11 %. Hace 12 meses era de 2,64 millones de barriles diarios.

3. ¿Cuáles son los factores que afectan la producción petrolera?

La lista es larga. Uno de los factores es la menor inversión. Desde que cayeron los precios del petróleo, la industria no ha inyectado fondos para mantener la actividad. Y los recursos que se llegaron a orientar en ejercicios anteriores no se focalizaron bien, no fueron a los pozos que podían generar un crudo de mayor calidad.

Por la merma de la inversión, se registran retrasos en las labores de mantenimiento. A lo que se suman las consecuencias de la nacionalización de 2009 de las empresas de servicios en el Lago de Maracaibo. Por esos procedimientos, Pdvsa no cuenta con suficientes lanchas para el mantenimiento.

En el descenso inciden las deudas con los proveedores por 19 millardos de dólares. La falta de pago lleva a que las contratistas no acepten nuevos trabajos.

Adicionalmente, hay menos taladros activos. La OPEP señala que la estatal cuenta con 92 taladros, el pasado año tenía más de 100.

A la lista se añaden las dificultades con el gas. No hay una buena infraestructura de tuberías y parte del gas que se tiene que inyectar a los pozos, se ha destinado al sector eléctrico.

Lee también
Omar Zambrano: El estado de bienestar chavista está en quiebra

Las autoridades destacan la producción en la Faja, sin embargo, para procesar esos crudos extrapesados se requieren diluyentes (nafta y crudo ligero) que Pdvsa tiene que importar, lo cual se ha complicado por los menores ingresos. Hasta septiembre del pasado año, las compras externas petroleras fueron de 5,8 millardos de dólares.

Un aspecto adicional es la falta de personal calificado. Al cierre de 2015, la industria tenía una nómina de 114.000 trabajadores, pese al número, no todos los empleados tienen la capacidad técnica para atender la actividad.

A todas las causas mencionadas, Francisco Monaldi, profesor del Baker Institute y director del Centro Internacional de Energía y Ambiente del IESA, añade otra: el manejo de El Furrial —campo en el estado Monagas. El Furrial es un yacimiento que llegó a tener altos niveles de extracción, y hoy día genera menos de un tercio de lo que producía hace años.

4. Pdvsa venía presentando limitaciones para elevar la producción ¿con la caída de los precios del crudo los problemas se agudizaron?

Sí. La producción estaba en un estancamiento, y ahora se ha deteriorado.

Francisco Monaldi apunta que “con la caída de los precios, los problemas ya existentes se hacen mucho más graves. El flujo de caja empeora gravemente, no se hace mantenimiento, los contratistas dejan de prestar servicios por falta de pago y se dificulta la compra de diluyente”.

Comenta que, además “buena parte de la producción está comprometida para pagar deudas por lo que el flujo de caja que realmente llega a Pdvsa es mucho menor”.

Efectivamente, los acuerdos y los préstamos que ha pactado la República comprometen la producción, y de los barriles que exporta la industria, los que generan caja son los que vende a Estados Unidos e India.

5. ¿En cuánto está el precio del crudo venezolano?

El promedio de la cesta venezolana se encuentra en 33,10 dólares, 25 % por debajo de la media de 2015, que era 44 dólares. Respecto a 2014, la disminución es de 62 %.

6. ¿Cómo se impactan las finanzas?

Frente a una producción en picada y el descenso de los precios del crudo, los fondos de la industria son limitados para asignar recursos al fisco nacional, atender los pagos de deuda y cumplir con los proveedores. Ya en 2015, los ingresos de Pdvsa bajaron 46 %.

Monaldi explica que “la caída de la producción empeora el flujo de caja, la única buena noticia para Pdvsa es el descenso del mercado interno por la recesión. Pero se hace muy difícil que con el flujo de caja empeorado, Pdvsa cumpla con sus compromisos, a menos que suba el precio del petróleo de manera importante”.

7. ¿Cuáles son los otros efectos del menor flujo de Pdvsa?

En febrero, el presidente Nicolás Maduro informó que las ventas de dólares de Pdvsa al Banco Central de Venezuela (BCV) fueron de 77 millones de dólares, 90 % menos respecto al mismo período de 2015, cuando fueron 800 millones de dólares.

Esas menores ventas han seguido y el recorte se refleja en el saldo de las reservas internacionales, que se encuentra en 11,9 millardos de dólares y que en el transcurso de 2016 ha bajado 25 %.

Al BCV tener bajas disponibilidades, se reducen las liquidaciones de dólares a las empresas para las adquisiciones en el exterior de materia prima y equipos para producir, lo que en parte explica la ausencia de comida, medicinas y otros rubros esenciales. La firma Torino Capital calcula que a junio las importaciones cayeron 58 %.

Lee también
Con el canje de bonos Pdvsa puede orientar más plata para importaciones

8. ¿De cuánto son las necesidades del Gobierno?

El Gobierno tiene un déficit de divisas de 15 millardos de dólares, según las cifras de la firma Ecoanalítica, y aunque baja las importaciones y negocia las condiciones de las deudas, igual tiene una brecha que le genera dolores de cabeza.

9. ¿Cómo son los compromisos de Pdvsa? y ¿qué hace para afrontarlos?

Las autoridades indican que cuentan con los recursos para atender las obligaciones inmediatas, no obstante, buscan vías para poder pagar.

Entre octubre y noviembre, el servicio de deuda de Pdvsa asciende a 4 millardos de dólares y para el 2017 se contempla en 7 millardos de dólares. Con el fin de bajar la presión, recientemente la estatal lanzó un canje con lo cual intenta cambiar los papeles que vencen en 2017 por otros con plazo hasta el 2020. Ello le garantizaría un ahorro a la industria.

Pero la estatal también posee otras deudas. Las obligaciones con las empresas que le prestan servicios suman 19 millardos de dólares. El informe de gestión de Pdvsa detalló que en este 2016 la industria, para cancelar parcialmente dichos compromisos, suscribió notas con los proveedores por 831 millones de dólares. Y en mayo presentó una propuesta a las compañías de cambiar facturas por deuda financiera por 2,5 millardos de dólares.

A ello se añade la negociación con China de períodos de gracia para atender la deuda. En ocho años, el Gobierno ha pactado con la nación asiática préstamos por más de 50 millardos de dólares, y aunque una parte se ha cancelado, todavía quedan pagos fuertes.

10. Con lo que se ahorraría Pdvsa del canje ¿qué podría hacer la petrolera?

Analistas señalan que el ahorro tendría que dirigirse a saldar las obligaciones con los proveedores a fin de recuperar la producción, pero no descartan que de cara a posibles elecciones, ese dinero vaya a las importaciones, debido a que el Ejecutivo está raspando la olla para garantizar productos en los últimos meses del año.

El director del Centro de Energía Internacional del IESA apunta que con ello corren la arruga: “El canje tiene un costo elevado, no resuelve nada a mediano plazo”.

Foto Pdvsa


Join the Conversation