El incremento  de las cajas de comida es de 233 %. El último ajuste se hizo el 1° de octubre, cuando pasó a costar 150 bolívares, lo equivalente a 15.000.000 del cono monetario anterior. La gente se queja por la tardanza en la llegada de los productos y porque les sacan algunos rubros, como el azúcar.

Caracas. Las comunidades populares que se benefician de las cajas de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) ahora deberán pagar 500 bolívares para su entrega. Muchos de los vecinos, principalmente los pensionados, dicen que es otro golpe al bolsillo, pese a que con esos mismos 500 bolívares solo pueden pagar dos viajes en camioneta dentro del mismo municipio Libertador.

La caja de comida, un subsidio de alimentación creado por el gobierno de Nicolás Maduro en abril de 2016 para enfrentar la tesis de la guerra económica y el desabastecimiento, más que ayuda se convirtió en un mecanismo de control político que ha puesto a pelear a vecinos contra vecinos.

Desde su creación el costo ha variado. Las primeras cajas se entregaron por 10.000 bolívares, antes de la reconversión. Luego el precio ha dado brincos tremendos. El 1° de octubre de 2018 su costó se alzó en 150 bolívares soberanos (15.000.000 del cono monetario anterior) y ahora, pasados cuatro meses, ya hay comunidades en Catia (en Los Magallanes y en El Observatorio), en El Valle y en Antímano, donde están cobrando 500 bolívares, 50.000.000 del cono monetario anterior, lo que representa un incremento de 233 %.

La queja de los beneficiados, como Coromoto Álvarez, de Catia, es que el paquete de comida no está llegando con regularidad. Ella no recibe desde noviembre de 2018, “y ahora como cuesta más nos dicen que va a llegar cada 15 días”.

Lee también
Perdigones en la cara de Rufo no lograron cambiar la historia de la falta de gas en Táchira

Ya estaba molesta porque nunca le llegó el medio kilo de pernil ofrecido para las fiestas navideñas. “Dijeron que nos lo cambiarían por pollo o carne. Ahora dicen que vendrá un combo de harina, pasta, arroz y aceite. Ya a mi hermana en Coche se lo cobraron, salió en 2000 y pico. Aquí esperamos”.

José Luis Díaz de El Valle dijo que luego de dos meses le llegó la caja, le costó 150, pero ya pagó un combo de productos adicional. El paquete no trajo azúcar. “Ahora si cuesta más y trae menos productos, no es justo, muchas personas dependemos de ese beneficio”.

Según la Encuesta de Condiciones de Vida (Encovi), 7,3 millones de hogares venezolanos reciben este subsidio, cuyo mecanismo de entrega ha sido distante en algunas comunidades, ha pasado por las denuncias de corrupción, ha sido objeto de discriminación y se presta para el bachaqueo.

En Catia, El Valle, la avenida Fuerzas Armadas, en el mercado mayor de Coche, en Quinta Crespo, los productos que contienen las cajas se venden a precios de dólar paralelo.


Participa en la conversación