Economistas señalan que las compras externas de los privados serán más engorrosas y estiman que se incrementarán las fallas de abastecimiento y los precios estarán disparados.

Caracas. Ramón Naranjo es un pensionado que tiene diabetes y cuyos medicamentos le cuesta conseguir porque son importados, y la posibilidad de que sus medicinas ya no aparezcan crece debido a que el recorte de las compras externas de materia prima, productos terminados y equipos puede aumentar ante la decisión del Gobierno de ahora autorizar las adquisiciones de bienes con otras monedas distintas al dólar como yuanes, rupias y rublos.

El presidente Nicolás Maduro anunció el pasado 7 de septiembre que “para luchar contra el bloqueo económico habrá una canasta de monedas para liberarnos del dólar”. El vicepresidente Tareck El Aissami añadió que el dólar complementario (Dicom) ya no subastará dólares y le indicó a los empresarios que participan en el esquema complementario que pasen sus cuentas a una canasta de monedas para poder subastar, lo que además obliga a los bancos a buscar corresponsalías en Rusia, China e India.

Mientras se ajusta el sistema, las liquidaciones de divisas por el Dicom están suspendidas, con lo cual se agrava el panorama, porque no se ha aclarado en cuánto tiempo se efectuarán las modificaciones. Y estos anuncios suceden cuando además entre octubre y noviembre el Gobierno y Pdvsa tienen que cancelar deuda pública por 3,5 milllardos de dólares, y las reservas internacionales están por debajo de los 10 millardos de dólares, lo que evidencia la restricción financiera.

El recorte

El nuevo Dicom —que arrancó a fines de mayo— no empezó bien, porque de autorizaciones diarias de dólares se pasó a subastas semanales. En tres meses, las divisas asignadas a las empresas sumaron 322 millones de dólares, cantidad insuficiente para las necesidades de los privados.

Por esa vía se estaban entregando dólares a sectores clave como alimentos y salud, porque las aprobaciones mediante el dólar protegido (Dipro) han sido muy bajas, siendo agosto el peor período.

Cifras de Ecoanalítica señalan que en agosto las liquidaciones de divisas oficiales (Dipro y Dicom) fueron 5,4 millones de dólares diarios, 79,6 % menos que en 2016. Recorte que será más fuerte.

Asdrúbal Oliveros, economista y director de Ecoanalítica, señala que pasar las cuentas con las cuales se pagan las compras de insumos en el exterior a bancos de otros países no es sencillo y habrá un retraso en las liquidaciones para importaciones. El también economista Efraín Velásquez añade que el proceso para adquirir bienes fuera del país será más costoso.

Las industrias —que hoy operan a 37 % de su capacidad— tendrán limitaciones para elevar oferta de bienes, de manera que se acentuarán las fallas de abastecimiento, lo que significa que el tratamiento de Ramón Naranjo está en riesgo.

Lee también
Gobierno permitirá a pensionados hacer transferencias y aumentará fiscalizaciones a los bancos

Oliveros destaca que frente a estos ajustes en el sistema de pagos, “vamos a quedar a merced de las importaciones del Estado”. La firma estima que 74 % de las adquisiciones de insumos en el exterior fueron realizadas por entes oficiales, y estas compras no son eficientes.

“Para una empresa que importa insumos, por ejemplo en Estados Unidos, tiene un costo adicional porque tendría que cambiar los yuanes a dólares. De manera que ahora todo será más lento e ineficiente”, apunta Velásquez.

Oliveros complementa y añade que “los cálculos de las paridades siempre se realizarán respecto al dólar o al euro” y en ese marco, destaca que “hay un factor de riesgo cambiario, porque en la medida que se pase la cuenta de yuanes a dólares habrá variaciones”.

A inicios de 2017, un 40,7 % de los pagos se realizaban en dólares, 33 % en euros y apenas 1,6 % en yuanes.

¿Precios desatados?

Por la menor producción, la política cambiaria y la inyección de dinero a la economía los precios se han disparado, y en ocho meses la inflación acumulada fue 366 %, según los cálculos de la Asamblea Nacional.

Los precios seguirán aumentando. Aquellas empresas que intenten mantener sus operaciones recurrirán más al mercado paralelo con lo cual habrá una presión, añade Velásquez, quien asevera que “el ajuste en el sistema de pago tendrá efecto en la inflación”.

Ecoanalítica calcula que de las importaciones privadas, la mitad se ha financiado con el paralelo. Por tal motivo, los ciudadanos tienen que pagar precios elevados por alimentos, medicinas, artículos de higiene personal, entre otros rubros.

Sin aclarar

  1. Las autoridades no han detallado qué pasará con las personas naturales que adquieren divisas a través del Dicom. En tres meses fueron autorizados 47 millones de dólares, monto que se ha liquidado con retardos.
  2. Tampoco hay precisiones con la oferta. Varias empresas y asociaciones que requieren vender sus dólares para atender compromisos en moneda nacional estaban yendo al Dicom. Ahora se desconoce cómo esas industrias podrán ofrecer las divisas.

Foto referencial: AVN



Participa en la conversación