Aunque los valencianos han buscado distintas alternativas para obtener agua, la especulación parece llevar la batuta: un botellón de agua de 25 litros se ofrece en en 10.000 bolívares, mientras que los camiones cisterna están cobrando hasta Bs. 800.000 por 8000 litros de agua.

Valencia. Sin una gota de agua se encuentran los carabobeños desde hace siete días, debido a una explosión en el sistema de bombeo de El Pao 1 y Pao La Balsa, que según el gobernador de Carabobo, Rafael Lacava, se debió “a un saboteo”.

El primer mandatario regional estima que el suministro podría ser restituido a finales de esta semana.

Pese a que los ciudadanos han buscado distintas alternativas para obtener agua, la especulación parece ir a la vanguardia en la batalla de los valencianos: un botellón de agua de 25 litros se ofrece en en 10.000 bolívares —su precio normalmente se ubica entre Bs. 3000 y 3500— mientras que los camiones cisterna están cobrando hasta Bs. 800.000 por 8000 litros de agua, que no alcanza para llenar un tanque residencial de edificios. Y los surtidores —negocios que llenan con agua filtrada los botellones de 25 litros— llevaron el precio de Bs. 1000 a Bs. 1500.

Victoria Prieto, que vive en el municipio Guacara, dijo que la falta de agua le ha impedido realizar sus jornadas diarias. Ya van tres días en los que no ha podido ducharse y manifestó que en su vivienda no soportan los olores putrefactos de los baños. También expresó que no puede invertir en adquirir botellones agua, pues su presupuesto no alcanza.

Lee también
El oficialismo controla 13 alcaldías en Carabobo

Adriana López, residente del municipio Naguanagua y madre de dos niños, comentó que la falta de agua le ha ocasionado malestares a sus pequeños, quienes presentan afecciones estomacales: Yo creo que los dolores y el vómito puede ser porque no estamos fregando bien, apenas enjuagamos los cubiertos y los vasos los tenemos que reutilizar sin lavar.

Una de las alternativas que han puesto en práctica los afectados es recolectar agua de lluvia y de aires acondicionados para al menos asear los sanitarios. Carmen Pinto dijo que en su edificio, ubicado al norte Valencia, no han podido abastecerse de agua con cisternas pues desde el pasado viernes se encuentran en lista de espera para el despacho. La respuesta que le otorgan los “cisterneros” es que tienen la agenda copada y la prioridad es abastecer el sur de Valencia.

Ellos llenan de forma gratuita sus camiones. Para el viernes, el camión nos estaba cobrando 700.000 bolívares. Hoy en la mañana nos dijeron que para mañana [martes] podría traer solo dos camiones y que cada uno cobraría 800.000 bolívares, más una colaboración de comida.

A pesar de la promesa que hiciera el gobierno regional de que 100 camiones cisternas iban abastecer a todas las comunidades de los ocho municipios afectados, solo se ha visto que han dado prioridad al sur de la capital carabobeña. Mientras que los camiones cisternas de la 41 Brigada Blindada solo abastecen a los efectivos de alto rango.

Durante la celebración de los 107 años de la coronación eclesiástica de la Virgen del Socorro, patrona de Valencia, el primer mandatario regional, Rafael Lacava, indicó que estima que el servicio de agua potable se esté regularizando para finales de esta semana, y se realicen las pruebas de las primeras líneas de bombeo. Manifestó que los daños requerirían mínimo cuatro meses para ser reparados, sin embargo, “estoy poniendo mi empeño para que se reactive el servicio en 15 días”.

Lee también
Tras 22 días sin agua valencianos recurren a la que producen los aires acondicionados

Pidió a los carabobeños que tengan fe en los gobernantes y que el “drama” de la falta de agua será solucionado pronto. Asimismo, dijo que “el carro de Drácula” está encima de los especuladores que están haciendo negocios en tan delicada situación.

Cabe destacar, que hasta el día viernes los trabajos de reparación llevaban 40 % de adelanto, según información oficial del gobierno regional.

Foto: Cortesía



Participa en la conversación