Aunque se vieron filas menos largas de vehículos poniendo gasolina, algunas estaciones en Caracas aún permanecen cerradas por falta de combustible.

Caracas. El Gobierno trata de que en Caracas la escasez de combustible no se vuelva crónica como en el resto del país. Largas colas se vieron la semana pasada en las pocas estaciones de servicios que tenían combustible en el Área Metropolitana de Caracas y en casi ninguna había de 95 octanos.

Pese a que este lunes algunas estaciones permanecían cerradas en varias zonas, la mayor parte de las filas de carros ya no eran tan largas.

Iván Freites, secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros y Gasíferos del estado Falcón, informó que Pdvsa envío combustible al llenadero de Carenero, que surte a Caracas y al de Guatire.

Freites estimó que el abastecimiento mejorará, pero solamente en cuanto a gasolina de 91 octanos, pues la de 95 octanos no se está produciendo, sino que se importa.

De acuerdo con un trabajador de la estación de gasolina de Montalbán, solo han recibido gasolina de 91 octanos que a las 2 de la tarde ya se ha agotado debido a la alta demanda. “En la madrugada llegó una carga con gasolina, pero a las dos de la tarde se acaba”. Según indicó, desde hace tres semanas no reciben gasolina de 95 octanos, sino solo de 91 y tampoco gasoil.

Lee también
Estiman que desabastecimiento de combustible es de 80 % en todo el país

El desabastecimiento de gasolina en Caracas afecta el ya mermado servicio de transporte público.

Naiker Suarez, quien se desempeña como mototaxista en Antímano, admitió que la falta de combustible le afecta la prestación de servicio y aumenta los niveles de inseguridad. “En lugar de estar ruleteando en busca de gasolina y correr el riesgo de que me roben, le echo 91 y ya… Si me toca bajar a la Guaira, subir dos o tres veces, el tanque de gasolina se consume y tengo que recargarlo al mediodía”.

En tanto, Marlon Ramos, taxista del área metropolitana, para tratar de rendir el tanque de combustible restringe la prestación del servicio a zonas cercanas. Según explicó, cuando consigue gasolina esta suele ser de 91 octanos y debe pasar horas en la cola, lo que afecta la rentabilidad de su negocio.

“La duración del tanque depende del destino al que nos dirigimos, pero con la crisis del efectivo las carreras terminan siendo en el área metropolitana y el tanque dura más tiempo”, expresó.

Aunque en Caracas se estima que la situación de abastecimiento podría mejorar no así en el interior del país, pues el problema de producción y distribución de gasolina es estructural y no puntual.

Foto referencial



Participa en la conversación