La mañana de este lunes los ciudadanos se encontraron sin medios de transporte para acudir a sus trabajos o llevar a sus hijos a la escuela. Los llamados piratas hicieron de las suyas y cobraron Bs. 300 y Bs. 500 en rutas municipales.

Caracas. Sin transporte público amanecieron los caraqueños este 12 de junio. El llamado a la suspensión del servicio lo hicieron los gremios del transporte debido a que, según Hugo Ocando del Bloque del Oeste, están en la quiebra total, sin insumos ni repuestos.

A parte de eso tampoco nos brindan seguridad ya que a los robos de los estacionamientos se nos unen a nuestras penurias los secuestros exprés y el hecho de que nos desvalijan las unidades. De todo esto nadie nos da respuestas.

En La Rinconada no habilitaron unidades para sacar hacia el centro de la ciudad a los pasajeros.

Por esas razones, los choferes acataron el llamado a paro de 6:00 a. m. a 6:00 p. m. Cabe resaltar que no es la primera vez que en estos últimos meses representantes del gremio asomaban esta medida. Ya en asambleas sostenidas durante el mes de mayo hubo una aprobación que contó con más de 60 % de los profesionales del volante. Pero no la querían ejecutar sin el visto bueno del 100 % de la fuerza laboral de este servicio.

Tras la detención del conductor José Quevedo, el pasado 3 de junio, los ánimos se caldearon y motivaron a concretar la suspensión por 12 horas.

A Quevedo, de la línea La Castellana, de Chacao, lo detuvieron cuando trasladaban a un grupo de personas hacia el municipio Libertador. Lo que alegan las autoridades es que estaba fuera de su jurisdicción y llevaba además material subversivo. “A él le secuestran la unidad. Es un hombre de carrera en el gremio y no es terrorista. Pero sigue detenido injustamente. La unidad también la tienen los cuerpos de seguridad”, dijo Pedro Jiménez.

Ahí viene el lobo

Por las redes sociales y por los grupos de Whatsapp desde hace semanas corría la convocatoria de un paro. Los usuarios dijeron que estaban como el cuento: “Eso del paro es así como ‘ahí viene el lobo’. Uno decía que no y ya vez, resultó. No hay camionetas para ir a Chuao desde Chacaíto”, expresó un pasajero varado.

Desde bien temprano las paradas lucieron abarrotadas. La gente caminó largos trechos para llegar a sus destinos. Las avenidas Sucre, las Intercomunales Valle-Coche y Antímano, la Baralt, Quinta Crespo, la redoma de La Vega, Caricuao,  Chacaíto, Los Dos Caminos son algunos de los sitios donde el paro se sintió en más de 90 %.

Lee también
Caraqueños expresaron que la Constituyente no resuelve los problemas del país

La suspensión se registró en la Gran Caracas y en rutas que van hacia el estado Vargas y Miranda.

Los pasajeros dijeron que pasaban más de una hora en las paradas.

Ante el desespero de los pasajeros que pagaban plantones de más de una hora en las paradas, salieron al ruedo los llamados piratas, que pusieron el valor más acorde a sus bolsillos.

De Chacaíto a Chuao hubo colectores que pedían Bs. 300 y 500. Y para La Guaira un pasaje que cuesta Bs. 600 lo llevaron a Bs. 1000 en horas del mediodía, cuando se acentúo la escasez de unidades.

Rosa Díaz: “No me sorprendió pues lo vi anoche por las redes. El Metro está imposible, me voy a regresar a la casa, pues el problema es el retorno en la tarde. Por más que uno esté consciente de la situación, siempre uno se ve perjudicado” (sic).

Este lunes no hubo apoyo por parte del Metro de Caracas con la habilitación del servicio de Metrobús en La Rinconada, la estación que más descarga pasajeros por su conexión con el tren de los Valles del Tuy. Más bien la gente esperó, a primera hora, por las pocas camionetas que estaban circulando e hizo uso de los mototaxistas.

En el interior, se paralizó por completo el estado Táchira, según Erick Zuleta, presidente de la Federación Nacional de Transporte. En otras regiones se está negociando la posibilidad para sumarse a la acción si el conductor Quevedo no es liberado en las próximas horas.

Los carros particulares rodaron a sus anchas por las avenidas.

El ministro de Interior Justicia y Paz, Néstor Reverol, hizo contacto con los dirigentes a media mañana y los llamó para una reunión. Se conoció que sería este mismo lunes a partir de las 5:00 p. m.

Pedro Jiménez, Bloque Suroeste, dijo que sin llamar a un paro en la Gran Caracas hay más de 60 % de unidades paradas por falta de repuestos e insumos.

En La Hoyada los usuarios pagaron plantón.

Desde las afueras de la sede de la Fiscalía, donde los líderes de los cinco bloques capitalinos introdujeron un comunicado solicitando apoyo a la grave crisis que atraviesa el sector, Jiménez indicó que se requieren políticas integrales para resolver este problema, y señaló que durante año y medio han participado en múltiples reuniones y mesas técnicas aspirando y esperando el diseño de políticas públicas por parte de las instituciones del Estado responsables, y hasta este momento han resultado infructuosas. “Agobiados por los problemas de inseguridad, carencia de autopartes, repuestos imprescindibles para el funcionamiento de las unidades, el retraso en la implementación de programas como el subsidio estudiantil y la alta inflación, estamos protestando”.

La avenida Nueva Granada este lunes lució como domingo.

En horas de la mañana, se conoció extraoficialmente que Christopher Martínez, viceministro de Transporte Terrestre, estaba reunido con aproximadamente 30 conductores de la ruta Valle-Coche-Hospital Vargas y, según fuentes, les ofreció cauchos. Situación rechazada por los bloques, que demandan respuestas para el conglomerado del transporte y no para seguidores políticos.

Fotos: Francisco Bruzco/Mabel Sarmiento



Participa en la conversación