Desde 1 de agosto los choferes estaban cobrando Bs. 15 por el pasaje. Pero este lunes el alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, autorizó el incremento a Bs. 13

Charlie Barrera/@charliegiuliano

Caracas. El alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, anunció este lunes que el pasaje urbano queda en Bs. 13. El funcionario tenía tres años sin decir ni pío sobre el tema y, por tanto, los camioneteros salieron a cobrar de manera ilegal este 1 de agostos Bs. 15, cuando la Gaceta Oficial Extraordinaria 6.172, publicada el 12 de febrero de este año, oficializaba el aumento de 40% en rutas interurbanas y suburbanas en todo el territorio nacional, y fijaba el aumento a 12 bolívares.

Un bolívar más, un bolívar menos

La reacción de los usuarios no se hizo esperar, pues  dicen que un bolívar más, un bolívar menos, representa otro golpe al bolsillo.

Tal es el caso de Sabel Figueroa, a quien los choferes más de una vez le han pedido el pasaje completo.“Yo les muestro la cédula para que vean que soy mayor y me dicen que no comen con la cédula, que pague”.

Figueroa además, no está de acuerdo con el aumento del pasaje, pues asegura que la pensión no le alcanza ni para comprar sus medicinas.

Por su parte Daniel Andrade, que vive en Prados del Este, tampoco está de acuerdo con el incremento acordado por las organizaciones del transporte público en la capital.

También se queja de que las unidades nunca están en buen estado. “Siempre nos aumentan el costo del pasaje, pero no se ve la calidad en las camioneticas”, dijo.

Andrade no tiene carro, mucho menos una moto. De allí qué el transporte público es su medio diario para movilizarse. “Por eso no estoy conforme con este incremento. El sueldo no me alcanza y de paso en la Gaceta decía que era a 12 bolívares”.

Hubo pasajeros como Coromoto Lugo, quien usa de lunes a viernes la línea que va desde La Pastora hasta Petare. “Esa camioneta me deja al frente del trabajo y estoy de acuerdo con pagar los 15 bolívares.

“Todas las cosas han subido, y bastante. Ellos solo aumentaron 5 bolívares. No lo veo malo. Los repuestos para los carros están carísimos”, añadió.

Los usuarios además denuncian que viajar en transporte público es muy inseguro y que los aumentos nunca son garantía de la prestación de un buen servicio.

Por su parte los conductores alegan que ese incremento no alcanza para cubrir costos de mantenimiento. Omar Pérez, de la ruta Cotiza-Silencio, por ejemplo dijo que gasta 12 mil mensual en aceite, sin contar el pago de estacionamiento y de repuestos. “Por eso es que cada vez más hay menos unidades en la calle”.

Según el anuncio del alcalde Rodríguez, para el 1 de septiembre de este año vendrá otro incremento para elevar el pasaje a Bs. 15 y, para diciembre, de nuevo se revisarán las tarifas.


Participa en la conversación