Caraqueños en Plaza Venezuela y Catia consideraron que la gente quiere protestar pese al miedo a represalias.

Caracas. Caraqueños manifestaron su rechazo a la sentencia emitida por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), porque aseguran que viola la Constitución y los derechos de los ciudadanos que ejercieron su voto para constituir la nueva Asamblea Nacional (AN).

Edgar Pinzón, residente de Catia, objetó la medida del TSJ: “Esa sentencia es un Golpe de Estado contra la democracia, viola la constitución y atenta contra los ciudadanos que eligieron a la Asamblea”.

Asimismo, Pinzón, quien ha dedicado su vida como odontólogo en la parroquia, cuestionó a la oposición y expresó que debió presionar desde mucho antes al Gobierno en vez de permitir que continuaran los ataques contra el Parlamento.

José Peña, residente de Catia desde hace más de 30 años, también está en desacuerdo con la decisión del máximo tribunal. “Eso fue un golpe a todo nivel, contra la Asamblea, los diputados y los ciudadanos”, indicó.

Insistió en que la AN estaba “pintada” ya que no lograba ejercer sus funciones correctamente. “Esa medida se sabía que iba a pasar. Desde que el TSJ impuso el desacato en la Asamblea Nacional el año pasado, siguieron haciendo presión hasta aplicar esa sentencia”.

Peña, quien es carpintero de oficio, destacó que los funcionarios del chavismo nunca aceptaron la derrota. “Ellos perdieron contra 112 diputados electos por el pecho y todavía les duele”. Sostuvo que el Gobierno se quitó la “careta” respecto a sus verdaderas intenciones contra la AN. Además, precisó que solo queda esperar qué consecuencias puede generar la medida a nivel internacional en los próximos días.

Julian Rojas se jubiló hace 4 años ejerciendo la profesión de ingeniero mecánico. Manifestó no está a favor ni en contra de la acción del máximo juzgado: “Yo no creo ni en Gobierno ni en oposición. Desde que esa gente se monta en su silla lo único que saben [hacer] es robar al pueblo”.

Lee también
Vecinos no creen en la “preocupación” de la fiscal Luisa Ortega Díaz

En Plaza Venezuela, los ciudadanos tenían diversas opiniones. Unos rechazaron la sentencia, otros la apoyaron.

Raúl Villanueva, de 67 años, es chófer de camionetas por puesto desde hace 17 años en El Junquito, y recalcó su descontento contra la sentencia. “El TSJ está violando la Constitución. Esos magistrados están todos comprados por el Gobierno”, dijo, y añadió: “El que ríe de ultimo, ríe mejor. Los funcionarios del Gobierno creen que tienen todas las de ganar con la sentencia”.

Ramses —quien pidió mantener su apellido en reserva— cuestionó la medida del ente judicial que atenta contra la autonomía del Parlamento. “Si la Asamblea fue elegida por voto popular, esos magistrados no tienen que seguir interviniendo”, expresó este habitante de El Valle.

Marlene Suárez, quien es vendedora en el bulevar de Sabana Grande, se mostró a favor con las acciones contra la AN. “Está bien hecho que le hicieran eso a la Asamblea. Ellos no están haciendo nada bueno para el país”. Criticó que los diputados lo que hacen es “atacar” al Gobierno. “Desde que fueron electos no se ocupan de nada”, afirmó.

A diferencia de Marlene, otros ciudadanos que estaban en bulevar aseveraron que el TSJ no solo está violando la Constitución, sino que consideraron que los magistrados quieren darle más poder a Nicolás Maduro.

Frente a la decisión del TSJ de esta semana, la oposición convocó una concentración para este sábado 1° de abril. Al respecto, Edgar Pinzón dijo que “yo creo que la mejor solución es salir a protestar. Tenemos que exigir nuestros derechos como ciudadanos”.

Raúl Villanueva tiene una posición similar: “La gente está muy descontenta con la situación del país y desear salir a la calle”. Sin embargo, añadió que muchos tienen miedo de protestar y verse expuestos a situaciones de violencia.

Foto: Mariana Mendoza


Join the Conversation