Muchos centros electorales le negaron el pase a la prensa, e incluso información para saber cuántos electores habían ejercido su derecho hasta el momento. Personas cercanas a los puntos aseguraron que había mucha menos gente incluso que cuando la Mesa de la Unidad Democrática hacía los llamados a paro cívico.

Caracas. La soledad era un denominador común en las calles del oeste de la capital. El transporte público transitaba a cuentagotas por las principales avenidas, pero lo que más se veía eran motorizados identificados con gorras y franelas en pro de la elección de los miembros de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC). Los centros de votación en este sector de la capital tuvieron tiempo de sobra para que los electores ejercieran su derecho.

La autopista que conduce a Caricuao, bastión del chavismo en varias elecciones, este domingo parecía un 1º de enero. Algunos lugareños estaban en las cercanías de la estación del Metro Zoológico, y otros hacían la fila para abordar el transporte público, que “este domingo se tardó más de lo normal”, según una ciudadana.

El colegio Tomás Vicente González, ubicado en este sector, a las 3:00 p. m. ya no tenía cola de electores ni afuera ni adentro de la institución. Solo había varios militares, encargados del centro electoral y uno que otro votante próximo a las mesas de votación. “Aquí tenemos 5 mesas, y hasta esta hora —3:00 p. m.— han votado 2980, de 4799 registrados”, dijo el coordinador.

Casi a las 6:00 p. m. una de las rectoras del Consejo Nacional Electoral (CNE), Sandra Oblitas, informaba que extendía el horario de votación hasta las 7:00 p. m. porque “hay mucha gente en cola”.

Lee también
MUD aplazó marcha contra el “fraude” para este viernes

“En otros procesos electorales aquí nosotras vendíamos 20 ó 30 termos de café, hoy solo hicimos cinco y no vendimos ni uno”, comentó Maritza González, una mujer que vive en el barrio La Montañita, en la UD-7 de Caricuao, quien junto con su hija vendía café cerca de la entrada al Zoológico de esa zona.

González también aseguró que nunca había visto una elección con tan poca gente. “Sí vino su gente pero en la mañana, después del mediodía no hubo nadie por aquí. Puros colectivos”, indicó.

En el recorrido realizado por el equipo de Crónica.Uno en el sector, hubo tres centros de votación que no ofrecieron la información acerca de cuántos electores habían ejercido su derecho hasta el momento —3:00 p. m.—, ni siquiera el nombre de los colegios. Los que atendían en la entrada del lugar eran funcionarios de la Milicia Bolivariana, que en algunos centros de votación tenían más autoridad que los coordinadores designados por el CNE, y estos a su vez obedecían órdenes de los funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

Las calles principales de Caricuao estaban casi desiertas. Ni los locales comerciales estaban abiertos, la excepción eran algunos vendedores informales en algunas aceras. Los centros electorales de Mamera, Caricuao y Ruíz Pineda no tenían colas después de las 3:00 p. m. pero sí había algunos electores ya casi en las mesas de votación, según los hombres y mujeres a cargo de los “Puntos Tricolor” que estaban casi al lado de la puerta de algunos centros electorales.

Antímano, un sector popular de Caracas —que en otras elecciones también fue una zona roja y donde el chavismo ganaba con un amplio margen de diferencia contra la oposición—, a las 2:00 p. m. algunos centros de votación tenían colas de máximo 30 personas esperando para ingresar a votar.

Lee también
Constituyentes aprobaron acuerdo para que organismos públicos estén subordinados a la ANC

La Escuela J. A. Villavicencio, ubicada a pocos metros de la iglesia Nuestra Señora del Rosario en Antímano, tenía dos mesas en las que hasta las 2:20 p. m. habían votado 301 electores, de 2084 habilitados en ese centro. Según la coordinadora, 10 de esos votantes llegaron a ese centro, y ejercieron su derecho a través de la medida de contingencia, ya que sufragaban en centros en El Paraíso que no fueron instalados porque desde tempranas horas de este domingo hubo focos de violencia en ese sector.

Por su parte, en la UEN Andrés Bello, también de Antímano, habían votado 300 electores a la misma hora, de 1030 habilitados. En este centro no había cola ni adentro, ni afuera de la institución.

En la avenida San Martín eran contados los centros electorales. Antes de las 2:00 p. m. ya ninguno de los seis que constató el equipo de Crónica.Uno en el recorrido, tenía electores en cola, lo que dista de las declaraciones de Oblitas que extendió el horario porque había “mucha cola” en algunos centros electorales.

El preescolar María del Rosario, ubicado en una de las intersecciones de esa arteria vial a la altura de Capuchinos, tenía menos de 20 personas en cola, y solo tenía una mesa de votación. “Aquí siempre se abren dos mesas, pero para este proceso el CNE solo envío material para abrir una”, aseguró la coordinadora de ese centro. Aquí, a la 1:00 p. m. ya habían votado 300 personas, de 1500 habilitadas.

El edificio del Inces, frente a la Maternidad Concepción Palacios, tenía dos mesas, y según su coordinadora, a las 2:00 p. m. habían votado 500 de 1480 habilitados. Al salir, había unas personas que le preguntaban a la gente si tenía carnet de la Patria. Muchos de estos votantes no poseían el documento.

Lee también
Las 5 primeras decisiones de la ANC privilegiaron lo político sobre lo económico

A continuación, más del registro fotográfico de Crónica.Uno para la jornada:

Fotos: Luis Miguel Cáceres



Participa en la conversación