Comisión de Política Interior abrió investigación. Oficiarán a la casa de apuestas y también al Poder Electoral para determinar cómo llegó un bien del Estado a manos de un privado.

Caracas. En papel membretado del Consejo Nacional Electoral, el mismo que se usa para imprimir las actas de votación los días de las elecciones, se imprimen las apuestas de parley en el estado Anzoátegui.

AN oficiará al Poder Electoral para que aclare cómo llegó el papel oficial del CNE a manos de una casa de apuestas. Foto cortesía Delsa Solórzano

La denuncia, dijo la presidenta de la comisión Delsa Solórzano (UNT-Miranda), la presentó un ciudadano de a  pie que se vino desde Anzoátegui a Caracas para entregarles la evidencia: un recibo emitido el 30 de noviembre de 2017 por una apuesta a favor de varios eventos deportivos. Lo que comúnmente se conoce como un parley.

“Este ciudadano quedó a alarmado por el papel en el cual le fue impresa la apuesta. Se trata de papel del CNE. Este papel le pertenece al Estado, es decir a todos nosotros.Es un bien nacional donde deberían imprimirse votos, no apuestas ni facturas de supermercados…votos”, dijo Solórzano mostrando a los periodistas las dos caras del recibo.

Adelantó que se remitirán comunicaciones a la casa de apuestas Sports and Bets Safe Barcelona para saber cómo obtuvo el papel oficial del CNE, y también a la Fiscalía General para que determine qué tipo de delito se habría cometido.

En los últimos dos años, la confiabilidad del CNE ha ido en declive. En agosto de 2017, luego de la elección de la fraudulenta asamblea constituyente, la empresa que brindó la plataforma tecnológica al Poder Electoral durante más de 10 años, Smartmatic, denunció la alteración de “al menos un millón de votos”, por el organismo electoral. En octubre del año pasado, el candidato a la gobernación de Bolívar, Andrés Velásquez, comprobó que el CNE alteró las actas de votación que lo daban como ganador y sumó votos al candidato oficialista para proclamarlo vencedor. Ayer Smartmatic cerró sus operaciones en Venezuela.

Lee también
Reinaldo Quijada, el candidato silencioso del chavismo disidente

Fotos Maru Morales P., y cortesía Delsa Solórzano



Participa en la conversación