Los 70 estudiantes y egresados de áreas de salud que crearon el pasado 19 de abril el grupo de voluntariado para prestar servicios de atención primaria durante las manifestantes contra el Gobierno; al culminar las protestas han extendido su labor social hacia sectores que requieran atención.

Caracas. La meta del voluntariado integrado por estudiantes y egresados de diferentes áreas de la salud como Medicina, Enfermería, Fisioterapia, Terapia cardiopulmonar, Medicina prehospitalaria es expandirse y llegar cada vez a lugares más lejanos y, desde la salud y la diversión, empezar a construir una mejor Venezuela.

Juan Chitty, Ileana Nowak y Juan Carlos Morillo forman parte del grupo humanitario que el pasado 19 de abril surgió con la misión de prestar servicios de atención primaria en salud durante los acontecimientos que se estaban dando en el país, sin distinción alguna. Cascos Azules no desapareció al culminar las protestas.

Trabajamos durante más de tres meses en alianza con Salud Baruta, sin embargo, nos propusimos trascender con un proyecto llamado ‘Venezuela sana, Venezuela azul’ el cual consiste en realizar intervenciones en salud en comunidades de difícil acceso y que estén expuestas de alguna forma a niveles de pobreza, afirmó Ileana Nowak.

Según la Encuesta sobre Condiciones de Vida en Venezuela (Encovi) 2016; 81,1 % de hogares registran pobreza de ingresos y solo 2 de cada 10 venezolanos asegura que no necesita el beneficio de ningún programa gubernamental (misiones).

El proyecto llamado “Venezuela sana, Venezuela azul” se divide en varias ramas. La primera, actualmente en ejecución, consiste en la organización junto con las comunidades y otras ONG para llevar un día —preferiblemente los fines de semana— servicios de despistaje de hipertensión arterial, despistaje de diabetes, evaluación nutricional y fisioterapia de mano de la ONG @rehabilitemosavenezuela, grupo con el cual trabajan desde hace tiempo.

De manera gratuita los vecinos pueden hacerse exámenes de despistaje de diabetes.

Estos profesionales se enfocan en diagnosticar problemas de desnutrición u obesidad en niños, mujeres embarazadas y adultos mayores, quienes han sido los más afectados por los inconvenientes que se presentan por el desabastecimiento de alimentos. Afirman que tratan de hacerles el mayor seguimiento ya que por diferentes razones su requerimiento de nutrientes es mayor.

La segunda rama o fase del proyecto es la intervención en materia de salud en escuelas y liceos públicos, con un enfoque en el área de evaluación nutricional y talleres de promoción y prevención. Esta fase aún no ha sido activada puesto que los planteles están en período vacacional. Sin embargo, ya han hecho enlaces con varias escuelas para llevarla cabo apenas empiecen las clases.

En las jornadas sociales ofrecen servicios de despistaje de hipertensión arterial.

De las jornadas que hemos realizado la primera fue en la candelaria donde atendimos un número de 75 personas, otra en la residencias los Verdes de El  Paraíso donde atendimos 115 personas, y para este mes tenemos pautada una en el Polideportivo La Dolorita de Petare y el barrio José Felix Ribas,  para el mes de septiembre hicimos alianza con “Mi Convive” y realizaremos una jornada en el barrio Los Mecedores.

Lee también
"Las personas con TEA tenemos capacidades diferentes a las que la sociedad está acostumbrada"

 Se unen por el país

Este equipo ha participado en otras actividades como “1, 2, 3 por Venezuela”, donde unieron esfuerzos con otras organizaciones y ofrecieron otra cara del voluntariado: la recreación de los más pequeños, colaborando con pintacaritas. “Fielmente creemos que detrás de la sonrisa de un niño vive la esperanza de un país en construcción”, señaló Nowak.

El 12 de agosto, el grupo participó en la pintura de un mural con el apoyo de Crónica.Uno y el Centro de Estudiantes (CEE) de la Escuela José María Vargas para promocionar valores ciudadanos. El 13 junto con el CEE de la referida escuela participaron en la recolección de insumos para los niños de la Fundación “Casa de Ana” situada en san Antonio de Los Altos, en Miranda. Se recolectaron y entregaron el mismo día a los niños juguetes, ropa, artículos de aseo personal y alimentos no perecederos.

También apoyaron en la entrega de recursos al proyecto CUMIS de SOCIEM-UCV (Sociedad Científica de Estudiantes de Medicina de la UCV), que desde hace cuatro años lleva operativos de salud a la población indígena de Maniapure. Tambien con SOCIEM-UCV y Doctor Yaso participaron en una entrega de juguetes e insumos al Hospital J. M. de Los Ríos.

La cuenta Primeros Auxilios Humanitarios por Venezuela, tanto en Twitter como en Facebook, de este grupo humanitario es @CascosazulesVE

Fotos: Cortesia @CascosazulesVE



Participa en la conversación