Obreros de PdvsaGas le dijeron a los habitantes de ese sector que podrían irse a paro hasta la segunda quincena de enero para exigir mejoras en el contrato colectivo.

Caracas. Desde los primeros días de diciembre, los habitantes de la parroquia Sucre, mejor conocida como Catia, han sufrido un viacrucis para recibir el suministro de gas. Hay zonas donde el servicio es directo a los hogares, pero otros sectores han tenido que ingeniárselas para poder llenar las bombonas de gas que los más hábiles cargan sobre los hombros.

Angel Cacique, residente de Altavista, denunció que algunos empleados de PdvsaGas les han dicho que esa estatal tiene problemas en el cumplimiento del contrato colectivo que beneficia a los trabajadores.

“Debido a esos problemas, el costo de la bombona de gas subió muchísimo y más estos últimos días del año. Antes el costo de la bombona era de 300 bolívares, pero hoy ya está en 1500 bolívares la pequeña y la más grande en 3000 bolívares”, aseguró Cacique.

El mismo vecino mencionó que han disminuido las rutas del camión de gas en las zonas populares de Catia. “Hace meses hacían con frecuencia cuatro o cinco viajes al día, ahora si pasan tres veces es mucho”, comentó.

Uno de los obreros de PdvsaGas le dijo a Cacique que era probable que los trabajadores hicieran un paro hasta el 15 de enero para exigir mejoras en el contrato colectivo. En caso de que lo hagan, los catienses tendrían que racionar lo más que puedan el consumo de gas en sus hogares hasta que se normalice el servicio.

Lee también
¿En qué nos va a afectar los nuevos billetes?

No solo en zonas de Catia algunos vecinos se han quedado sin el suministro del servicio en estas fechas, cuando los alimentos de la cena de fin de año se cocinan con días de antelación. En sectores como Agua Salud, Lídice y Manicomio han tenido que pagar casi 10 veces más por la misma bombona o recurrir a pedir prestadas una por unos días a familiares o amigos.

“Este es un gran problema, porque Venezuela es el país con las reservas gasíferas más grandes del mundo, y no se explica cómo hay zonas de Caracas que no pueden tener un suministro normal”, expresó Cacique.

Los que más sufren con la escasez de gas son las barriadas y zonas más altas y las personas de la tercera edad, que no pueden cargar la bombona de gas vacía y mucho menos llena y además de pagar una suma muy alta de dinero tienen que cancelarle a los jóvenes para que les lleven la bombona hasta la puerta de su casa.

Foto referencial: Cheché Díaz


Join the Conversation