Cerco epidemiológico en comunidad Canoabo, a dos semanas de conocido brote de paludismo

cerco epidemiológico

El gobierno local actuó luego de que se conociera de 33 contagios y tres fallecidos. Recientemente, dirigentes sociales informaron de otros tres presuntos casos en el sector La Sábana, comunidad de aproximadamente 400 familias y a 4 km de Canoabo.

Caracas. La denuncia se regó como pólvora: 33 casos y tes fallecidos en el sector Agua Clara de la parroquia Canoabo del municipio Bejuma de Carabobo, una zona precaria e insalubre donde no se hicieron jornadas de prevención y vacunación a tiempo y, luego de dos semanas, es que el gobierno local activa un cerco epidemiológico.

Ahora que están expuestos los casos, el alcalde de Bejuma, Rafael Morales, visitó hace un par de días la comunidad, llevó bolsas de comida y dijo que revisaría los casos de paludismo.

Según trascendió en los medios de la región, el alcalde visitó casa por casa e informó sobre un plan de vacunación a niños y adolescentes. También resaltó a la comunidad que personal de Servicios Públicos de la Alcaldía se encargaría de la recuperación del alumbrado público.

El personal de Mariología de Valencia se puso a trabajar en el control de los pacientes; mientras el acalde pidió donaciones de medicamentos como Paracetamol.

Todo esto luego de que se conociera de 33 casos de paludismo. Agua Clara es una comunidad rural con una población activa de aproximadamente 100 familias. Está ubicada a 7 km de la parroquia Urama del municipio Juan José Mora (Morón) y a 11 km de la parroquia Canoabo.

Ledwick Khoury, dirigente político social de Bejuma, refirió que desde hace dos semanas estaba activo el brote y que, dado a las condiciones sociosanitarias, de insalubridad y debido a la vialidad en precarias condiciones, ese sector se convierte en una zona altamente vulnerable para la proliferación de enfermedades transmisibles.

Lee también
Detenidos en Cicpc de Plaza de Toros son maltratados y les exigen uniformes
Cerco epidemiológico 

Khoury dijo que hasta ahora se estableció un cerco epidemiológico por parte de Insalud-Carabobo, pero con un gran hermetismo, “no informan sobre el progreso de la asistencia médica, por el contrario, se han detectado 3 presuntos casos adicionales en el sector La Sabana, comunidad de aproximadamente 400 familias y a 4 km de Canoabo, situación que pone en riesgo a toda una población con más de 2500 familias, teniendo en cuenta que Canoabo se encuentra ubicada en un radio de 20 km entre los municipios del eje occidente de Carabobo (Bejuma, Miranda y Montalbán) por ese lado, pero además es equidistante en los municipios Morón y Puerto Cabello”.

El dirigente informó que la enfermedad ya cobró la vida de tres personas: Zoranyelis Mendoza, de 23 años; Yohan Zambrano, de 35, y Jesús Tarazona, de 33 años, todos del sector Agua Clara.

Hace dos semanas, la Comisión Especial de Seguimiento a la Ayuda Humanitaria de la Asamblea Nacional, acerca del agravamiento de las epidemias en el país, expresó su preocupación y alertó a la comunidad internacional sobre el riesgo de contagio de epidemias que llevan años activas en el territorio nacional.

“Desde el 2016 estamos escuchando promesas sobre el plan de vacunación en el interior del país, un plan que no se desarrolló y que, como consecuencia, solo ha hecho que la Emergencia Humanitaria sea aún más compleja. Venezuela, uno de los primeros países en erradicar la malaria, hoy tiene más de 617.000 casos de contagio, según la Sociedad Venezolana de Salud Pública. Esto es resultado del declive del sistema de salud y los servicios públicos del país”.

Lee también
Detenidos en Cicpc de Plaza de Toros son maltratados y les exigen uniformes

Otro dato expuesto por los integrantes de la comisión: Miguel Pizarro, Wiliam Barrientos, José Trujillo, Karin Salanova, Dignora Hernandez y Maribel Guédez, es que para este año la difteria sigue aún activa en 16 estados y 35 municipios del país, desde su reaparición en el 2016; y se ha cobrado la vida de 13 venezolanos en solo el primer trimestre, según datos publicados por la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

La epidemia causada por el sarampión también fue abordada: sigue activa en 10 estados del territorio nacional, aumentando sus consecuencias y sus daños y no se ha hecho un cerco epidemiológico.

Estos datos son públicos y constan en informes. La Red Defendamos la Epidemiología Nacional y la Sociedad Venezolana de Salud Pública, en sus reiteradas alertas ha dicho que para mejorar la protección contra las enfermedades transmitidas por vectores como propone la OMS, Venezuela debe aumentar la concienciación sobre la amenaza que suponen los vectores y las enfermedades vectoriales, y animar a las familias y a las comunidades a que adopten medidas de protección.

Un elemento básico de la campaña será la difusión de información en las comunidades. Como las enfermedades vectoriales empiezan a sobrepasar sus fronteras tradicionales, es necesario que las medidas se amplíen más allá de los países en los que actualmente medran estas enfermedades.

De forma más general, otros objetivos de la campaña consisten en lograr que las familias residentes en zonas donde hay transmisión vectorial sepan cómo protegerse.

Venezuela es uno de los pocos países del Continente con transmisión de malaria que no ha avanzado en el control de la enfermedad. Ha retrocedido, al igual que Haití o República Dominicana. Mientras que en el continente se redujo en 54 % el número de casos, en Venezuela aumentó en el último año en 50,1 %, según datos de la red.

Lee también
Detenidos en Cicpc de Plaza de Toros son maltratados y les exigen uniformes

Participa en la conversación