Cerraron 18 comercios que funcionaban en el Hospital Central de Maracay

Comercios cerrados en Hospital Central de Maracay

Aunque el exalcalde Humberto Prieto y el expresidente de Corposalud, Humberto Trejo, autorizaron la construcción de los locales, las nuevas autoridades aducen que los comerciantes no cumplen con normativas. Los bomberos de Aragua determinaron que debía haber un cierre preventivo y los afectados ya llevan más de 16 días sin poder abrir los locales.

Maracay. Un informe del Cuerpo de Bomberos del estado Aragua ordenó el cierre de 18 locales comerciales que hacen vida en el Hospital Central de Maracay (HCM), lo que afecta unos 400 empleos directos e indirectos. Sin embargo, la Asociación de Vendedores de Comida Rápida del HCM denunció que el cierre de los comercios lo concretaron más de 100 funcionarios policiales que llegaron al lugar acompañados con tanquetas, y no los efectivos bomberiles.

El pasado 20 de mayo, una comisión del cuerpo de Bomberos del estado Aragua levantó un breve informe en el que ordenó el cierre preventivo de los establecimientos, basándose en el artículo 120 de la Ley orgánica de Bomberos.

Allí se prevé que estos “deben ordenar la clausura preventiva y temporal de una instalación si se comprueba el incumplimiento de las normas técnicas de seguridad en materia de prevención, protección de incendios y otras amenazas que puedan ocasionar un riesgo cierto para la vida e integridad física de las personas o riesgos del bien inspeccionado tanto público como privado. La medida de clausura preventiva y temporal se mantendrá hasta tanto sean habilitadas o rehabilitadas las condiciones de seguridad”.

Lee también
Suspendidas actividades asistenciales y académicas no prioritarias en el Hospital Central de Maracay

Transcurridos 16 días del cierre, sin que el informe de los bomberos haya establecido un plazo para el cumplimiento de los requisitos exigidos a los comercios y dejando a sus propietarios sin fecha prevista para ponerse a derecho, estos acusan a los directivos del hospital de emprender una campaña de desprestigio y odio, según la denuncia formulada por Marcos Suárez, presidente de la Asociación de Vendedores de Comida Rápida del Hospital Central de Maracay.

Nos acusan de vender insumos, medicamentos, gas, que vendemos hasta drogas, que tenemos laboratorios clandestinos, que nos hemos robado los cables de Cantv y que dejamos sin electricidad al hospital, cuando tenemos soportes de que todo el sistema eléctrico del que dependemos los comerciantes fue adquirido con nuestro dinero. Cada uno de los comercios tiene su medidor y los locales cuentan con 3 transformadores que cancelamos los propietarios. Si nosotros vendiéramos medicamentos, estuviéramos presos, sostiene.

Suárez le atribuye esa campaña al hecho de que la asociación que preside no aceptó pagar una cuota que asegura quería imponerles Víctor Pico, miembro de la junta directiva del centro asistencial.

“Él quería cobrar un alquiler a los propietarios de los locales porque supuestamente la institución exigía ese cobro. Si nosotros en este momento hubiésemos pagado, no estaríamos cerrados”, dice Suárez.

Cierran comercios en el HCM
Los comerciantes afectados comenzaron a vender en el hospital desde hace décadas. Foto: Gregoria Díaz.

Los comerciantes afectados acudieron el pasado 3 de junio ante la Defensoría del Pueblo y enviaron comunicación al alcalde de Maracay, Pedro Bastidas, donde piden que se les otorguen la ficha catastral que los comercios han solicitado desde el año 2012, cuando la propia Alcaldía de Maracay, a través de la oficina de planeamiento urbano, realizó las inspecciones.

Cabe mencionar que los comerciantes establecidos en el HCM comenzaron con la venta ambulante desde hace varias décadas. Inicialmente lo hacían con mesas y sillas improvisadas y luego levantaron unos quioscos rudimentarios.

“Luego de 10 años, la propia Corposalud nos elaboró un proyecto de locales avalado por el entonces presidente de la corporación Humberto Trejo y por el alcalde de la época, Humberto Prieto. Concluida la construcción y una inspección de la alcaldía, a partir del 2012, hemos solicitado la ficha catastral pero no nos la entregan, aunque algunos de los comerciantes inclusive son agentes de retención, contribuyentes y otros hasta pagan el Seguro Social de sus trabajadores”, explica Suárez.

“En medio de esta grave crisis que vivimos los venezolanos cómo el gobernador Marco Torres se ha prestado para dejar a 400 personas pasando hambre”, dice el presidente de la asociación.

Acta cierre de comercios HCM


Participa en la conversación