La selección femenina de voleibol competirá en desventaja en el Grand Prix debido al retraso en el traslado a suelo australiano.

Caracas. “Seguimos a la espera de irnos a Australia. Ya destruyeron nuestros sueños y nuestras ganas de jugar. Lo más probable es que lleguemos directo al juego y con qué piernas vamos a jugar, será con el corazón”, se lamentó vía redes sociales María José Pérez, integrante de la selección femenina de voleibol que el sábado clasificó al Final Four del torneo Grand Prix, a disputarse este fin de semana en Canberra.

Las chamas pagan los platos rotos de la mala planificación y competirán en desventaja —si es que llegan— en la etapa culminante del evento internacional que se celebra desde 1993 y este año reúne a 32 combinados nacionales. ¿La razón? La falta de boletos aéreos que retrasó el traslado y obligó al plantel a viajar este jueves vía chárter en dos tandas y que imposibilitará el arribo a tiempo de una parte del equipo.

En caso de dar forfait en el estreno ante Australia, el voleibol venezolano se expone a una sanción internacional que dejaría sin competir a la disciplina en todas sus categorías y modalidades. El mes pasado —también por el tema de los pasajes aéreos— la selección masculina no pudo llegar al estreno en la Liga Mundial, ya que el Ministerio del Deporte no pudo conseguir las conexiones para saltar al tabloncillo el 16 de junio ante Austria.

Varios casos este año

El voleibol no es la única disciplina que ha sufrido por los desplazamientos hacia el extranjero. A principios de este mes, la selección de softbol dio forfait ante Japón en el Mundial de Canadá y en el Panamericano de esgrima —también en Canadá— el conjunto masculino de florete no se presentó para el debut del 16 de junio.

Luego del incidente de los espadachines, el ministro del Deporte admitió en Venezolana de Televisión (VTV) que los problemas con la liquidez de divisas —necesarias para adquirir los boletos— han perjudicado al deporte nacional. Es una realidad que la compra de boletos de un día para otro no es nada fácil pero se pudo hacer una reservación e irlos pagando en la medida en que se dieran los resultados, fustigó el jefe de prensa de la Federación Venezolana de Voleibol Héctor Mena. Y Pérez lanzó un vaticinio. “Si ganamos saldrán a decir que fue por el esfuerzo que ellos hicieron para montarnos en el avión”.

Foto: Prensa FIVB



Participa en la conversación