El equipo regresó al país y se gozó la cálida bienvenida que le dio el pueblo venezolano en Maiquetía, las calles y en el estadio.


Caracas. Los chamos no trajeron la copa, pero tuvieron un recibimiento de campeones. La Vinotinto Sub 20 volvió a casa y recibió múltiples demostraciones de cariño del pueblo venezolano, que desde el aeropuerto de Maiquetía hasta el acto final en el estadio Olímpico de la Universidad Central de Venezuela no se cansó de saludar, aplaudir y acercarse a los finalistas del Mundial juvenil.

Cerca de las dos de la tarde, el vuelo de Air France aterrizó en la rampa 4 del terminal varguense, donde cientos de aficionados y los familiares de los jugadores se congregaron para recibir a los subcampeones mundiales.

“Bienvenido Josua Mejía”, decía una de las numerosas pancartas, que saludaba al central, pero una de las que más llamó la atención fue “Bienvenidos campeones, somos los que Flinchy”, en alusión a la frase del ausente Adalberto Peñaranda. El capitán Yangel Herrera tampoco estuvo en los festejos.

Tras el acto en el aeropuerto, donde hubo una pequeña tarima que sirvió para el homenaje a la plantilla que encabezó el ministro del Deporte Pedro Infante, el equipo abordó el autobús del sponsor PDVSA, rotulado con el logo de la Federación Venezolana de Fútbol (FVF) y la frase “generación de oro” para iniciar una caravana que pasó por las avenidas Sucre de Catia y Bolívar.

La vuelta olímpica
En un repleto estadio Olímpico, que tuvo la presencia de la barra del Caracas FC y diversas personalidades del mundo del fútbol criollo en las tribunas, los chamos fueron presentados en el improvisado escenario y tuvieron la oportunidad de dirigirse a los asistentes.
“Primero que nada, buenas tardes mi Venezuela. Esto es para todos ustedes. Lo que sentía era emoción pero tenía que tener serenidad”, respondió la pregunta de qué le pasaba por la cabeza en los duelos decisivos al portero Wuilker Fariñez.
“Orgulloso de ser venezolano. Estaba muy feliz porque con ese gol comenzaba nuestra historia”, dijo el autor del primer tanto en la Copa del Mundo Ronaldo Peña y seguidamente el narrador Carlos Domingues recordó e hizo una narración del gol de Samuel Sosa en las semis ante Uruguay antes de presentar al futbolista del Deportivo Táchira.

Lee también
Mamá de Córdova pide que voten por el gol de su hijo

El que cerró las intervenciones fue un muy emocionado Rafael Dudamel, que inclusive cantó la canción “Vinotinto Soy” y pidió a los aficionados que el coro retumbara en el coso de Los Chaguaramos.

“Gracias a todos ustedes. Se acabaron los trasnochos pero fueron las mañanas más felices de nuestra vida”, señaló el estratega antes de confirmar en la rueda de prensa posterior que seguirá como timonel del nuevo ciclo de los juveniles y de la selección de mayores. En el mismo encuentro con los medios, Fariñez se “hizo el loco” con el tema de las ofertas de clubes del extranjero y se limitó a decir que “no hay nada concreto”.

El homenaje en el estadio de fútbol caraqueño concluyó con la vuelta olímpica que los chamos no pudieron dar en Corea del Sur.


Join the Conversation