Con el mensaje “te quedan 3 minutos para que anotes por la vida”, vecinos de esta zona ubicada en la parte alta de Carapita, parroquia Antímano, pintaron un mural y prepararon un sancocho con la idea de promocionar valores ciudadanos, el deporte y la cultura.

Caracas. Solidaridad, amistad, compañerismo, unión, paz, son algunos de los valores ciudadanos que se hicieron presentes en la actividad comunitaria que realizaron el sábado pasado los habitantes del sector El Mamón, ubicado en la parroquia Antímano, donde niños entre 4 y 13 años pintaron un mural con un mensaje que invitaba a los chamos a practicar el deporte como una forma positiva de preservar la vida.

El más pequeñito, Gabriel Palomino, ayudó a pintar la letra “q”

Tal y como se planificó con la comunidad de El Mamón y los representantes de la organización no gubernamental Caracas Mi Convive, a las 9:40 de la mañana el equipo de Crónica.Uno llegó al sector con los implementos necesarios para que los 17 niños de la zona, siguiendo los lineamientos del diseñador gráfico, Oscar Rodríguez, pusieran manos a la obra y comenzaran la obra de arte popular.

Participaron niños con edades de 3 a 12 años

El mensaje, seleccionado por los vecinos de El Mamón, se plasmó en la pared de la vivienda de la familia Sánchez, que fue cedida para apoyar una iniciativa que tiene como fin promocionar valores y apoyar el deporte. Este espacio es muy concurrido porque allí funciona una bodega, lo que indica que la frase que motiva a practicar el baloncesto será leída por los habitantes y visitantes de la zona.

Sinay Soto, de 10 años, dijo que nunca había pintado un mural, así que se animó a darle color a las palabras “te quedan” y “que”. Mientras que Rodney Carrera, de 11 años, con aptitudes para el dibujo y la pintura en carboncillo, demostró sus habilidades en la actividad:

Me gustó porque a los niños se les dio la oportunidad de pintar las letras que ellos querían”.

Nairelis Soto, de 6 años, aprendió ese día qué era un mural y para qué se pinta: “Todos los niños nos divertimos, jugamos con la pintura y marcamos las letras con los colores”. Y el más travieso de todos los pequeños, Jesús Carrera, se divirtió más jugando con el agua donde se remojaban las brochas que rellenando las letras en la pared.

Las manos juntas simbolizan para ellos valores como unión, amistad y solidaridad

Además de pintar el mural, los niños de 10 años jugaban baloncesto en la cancha, construida en la comunidad después de que el deslizamiento de un trozo de calle dejara incomunicado el lugar, hace ya una década. Ese espacio es usado desde hace cinco años por los vecinos para la promoción cada dos meses de torneos deportivos entre niños de comunidades vecinas. Anthony Corona organiza torneos con muchachos de 12, 13, 15 y 17 años.

Los vecinos del sector que se dirigían al mercado a hacer sus compras de la semana se paraban para apreciar la obra en construcción. Otros que llegaban a la parada del jeep también echaban un ojo con la idea de leer el mensaje que se hacía cada vez más visible conforme las letras se llenaban de color. Arselio Rivas, del sector Las Terrazas, aplaudió la iniciativa vecinal porque la muchachada pasó una mañana diferente entre letras y colores.

Sancocho solidario

Mientras que los niños pintaban el mural, los vecinos de la comunidad preparaban, al lado de la bodega de los Sánchez, un sancocho con las verduras y carne donados por Caracas Mi Convive. Este hervido se logró gracias al aporte de cada vecino, que se manifestó en el préstamo de ollas grandes, regulador y la bombona, un reverbero, mesa, platos y cucharillas.

Juana Campos, vocera de seguridad y defensa del consejo comunal El Mamón, ayudó a picar las verduras al tiempo que expresó el apoyo al mural porque “es un incentivo para que los jóvenes hagan deporte. Además enseñan a pintar a los niños. Yo quisiera que se hiciera un mural en la pared de mi casa con un mensaje bíblico”.

Los vecinos se acercaron para ayudar a preparar el sancocho

Irene Vallenilla, fundadora del sector El Mamón hace más de 40 años, recordó sus viejos tiempos cuando luchó en los entes públicos por el agua, vialidad y deporte de esa zona. Prestó la bombona, la olla de presión para ablandar la carne y ayudó a picar los aliños. “Esta actividad estuvo muy bonita porque los niños pintaron el mensaje que invita a hacer deporte”, comentó durante la faena.

Jorge Rivero, vecino de Carapita, también ayudó a picar los aliños para la sopa y a servir el alimento a los niños y jóvenes.

Fue una actividad bonita porque la comunidad colaboró, el sancocho significó un compartir familiar, se activaron valores como unión, solidaridad”, dijo.

Mientras la comunidad estaba por culminar la pintura del mural, se acercaron otros niños a la cancha para jugar baloncesto. Estos se quedaron para degustar del suculento plato que se cocinó en una olla con capacidad para 60 litros.

La señora Irene, fundadora del sector El Mamón, colaboró desde su vivienda

Homenaje al amigo

Durante la actividad comunitaria, los vecinos recordaron a Orwin Mena, joven asesinado el pasado 20 de enero en el sector Agua Salud, cuando regresaba a su casa después de haber participado en un cine foro en el 23 de Enero. Quedó atrapado en la línea de fuego durante un enfrentamiento entre delincuentes y policías. Los habitantes pidieron al muralista Oscar Rodríguez que colocara en un extremo de la pared el nombre “Alex” para recordar a quien en vida promovió el deporte y la cultura entre los chamos.

Xiomara Betancourt, residente de El Mamón, madre del joven asesinado hace dos meses y medio, agradeció el gesto a sus vecinos porque es una forma de reconocer la labor comunitaria de Orwin: “Estoy bastante orgullosa de lo que fue mi hijo, fue una persona que se entregó, se dedicó al deporte, al básquetbol, invitaba a los niños y jóvenes a participar en los torneos. Colocar su nombre allí es una manera de recordarlo. Es una manera de decirles a ellos que no busquen otros caminos que los perjudiquen. Y agradezco a Crónica.Uno por esta actividad tan bonita”.

Niños y adultos recordarán a Alex como un joven promotor del deporte y la cultura

Vea aquí cómo fue la jornada comunitaria en El Mamón:

Fotos y video: Luis Miguel Cáceres



Participa en la conversación