Cicpc en operativo en Filas de Mariche: “Métete a la casa o te matamos a ti también”

Familiares de los hermanos Marino y Jorvy Caldera, de 22 y 23 años, denunciaron que ambos fueron presuntamente asesinados por los funcionarios, el pasado 19 de febrero, mientras lavaban ropa en la platabanda de su casa, en la calle Lira.

Caracas. Mientras lavaban su ropa, Marino Antonio Caldera Rojas y Jorvy José Caldera Rojas, de 22 y 23 años, fueron presuntamente ajusticiados por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) durante un operativo realizado a las 10:00 a. m. del pasado lunes 19 de febrero en Filas de Mariche, municipio Sucre.

Según testimonio de familiares, los muchachos se encontraban en la platabanda de su casa, en la calle Lira, escalera 5, cuando efectivos hirieron de un tiro al menor de los hermanos en su pierna derecha.

Los funcionarios llegaron tumbando puertas, se metieron a las casas, caminaban por los techos y disparaban. Cuando entraron al hogar de mi mamá, que tiene 69 años, la insultaron, la golpearon y le dijeron ‘métete a la casa o te matamos a ti también, sostuvo Luis Rojas, tío de las víctimas, quien agregó que los jóvenes vivían con su abuela —madre del familiar declarante—.

A pesar de la herida, ambos jóvenes lograron resguardarse en casa de un vecino, donde hicieron contacto con sus parientes para despedirse y pedir la bendición, pues los funcionarios aún seguían con la búsqueda.

40 minutos después, los efectivos destrozaron la puerta de la casa y, con un tiro en el estómago, mataron a los dos hermanos.

Disparaban a los techos. Un tiro le rozó la oreja a un niño de siete años, quien ahora está en crisis por lo que sucedió. Los funcionarios alegan que fue un enfrentamiento, pero mis sobrinos solo tienen un tiro en el estómago, aparte de la herida en la pierna del menor, denunció el tío.

Luego del operativo, efectivos policiales acordonaron la zona sin permitir el paso a vecinos ni a la madre de los jóvenes. Las víctimas fueron trasladadas por los funcionarios al hospital Domingo Luciani, donde ingresaron sin signos vitales y llevados a la morgue de Bello Monte ese lunes en la noche.

Lee también
Cicpc detiene a responsables de niña quemada y abandonada en contenedor de basura en Gramoven

El tío indicó que Jorvy estaba bajo régimen de presentación y que el próximo 14 de marzo tenía un juicio ante los tribunales.

Hace seis meses él iba con un primo por la escalera de Mesuca y unos funcionarios de la Policía Municipal de Sucre les pidieron los celulares y les dijeron que eran robados, así que los acusaron y esa supuesta evidencia desapareció, explicó el pariente.

Jorvy trabajaba como ayudante de carpintería y dejó a un hijo de tres años, mientras que el menor se desempeñaba como mecánico de motos.

Hace cinco años, murió el hermano mayor de las víctimas en un accidente de tránsito.

Foto referencial: César Suárez


Participa en la conversación