El ministro de Agricultura Urbana, Freddy Bernal, sugirió el plan Conejo con el fin de buscar sustitutos de la carne de res y el pollo.

Caracas. El Gobierno anuncia precios “acordados” con los empresarios, pero en paralelo, intensifica las fiscalizaciones a los comercios por medio de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap).

La semana pasada el presidente Nicolás Maduro entregó a la cuestionada Asamblea Nacional Constituyente (ANC) una ley para los Clap con el objeto de incrementar su poder, aunque ya con los decretos de emergencia controlan la producción y distribución de las industrias.

Este martes el mandatario indicó que los Clap tendrán apoyo policial y militar en las inspecciones. “Desde la ANC se está trabajando en una ley, que le dará figura y poder jurídico a estos comités y promoverá el nombramiento de fiscales que tendrán apoyo judicial, policial y militar”.

“Ellos serán los ojos, los oídos y las manos, el escudo y la espada para que la justicia se cumple y se respete al pueblo”, apuntó. En los decretos de emergencia, los Clap tienen el soporte de la Fuerza Armada Nacional y hasta pueden controlar el orden público.

Mientras aumentan las fiscalizaciones, el mandatario dijo que a partir de la próxima semana se comenzarán a fijar los precios máximos de venta de 50 rubros.

“Las mesas de precios acordados ya están en desarrollo. Debe haber un mecanismo que impacte al resto de la economía y acabe con el caos capitalista que han impuesto los especuladores y bachaqueros”, indicó.

El pasado viernes las autoridades iniciaron las reuniones para la determinación de los precios, sin embargo, analistas consideran que dicho esquema genera dudas, por qué se desconoce cada cuánto tiempo se efectuarán las revisiones.

Lee también
Maduro anuncia cuarto aumento salarial y repite medidas de otros años

Plan Conejo

En cadena nacional, el mandatario aseveró que mediante los planes de agricultura urbana se logrará la reactivación de la economía, que tiene cuatro años en crisis.

Y en ese marco, el ministro de Agricultura Urbana y jefe de los Clap, Freddy Bernal, propuso el plan Conejo para sustituir la carne de res y el pollo. “Hay un problema cultural, porque nos han enseñado que el conejo es una mascota bien bonita, pero este animal sirve como fuente de alimento. Hay que hacer una campaña para que el pueblo entienda que el conejo no es una mascota, sino 2 kilos de carne”.

Según Bernal, “la agresión de (Donald) Trump contra el pueblo es una gran oportunidad para revisar y cambiar patrones culturales de consumo, porque nos han inducido a comer lo que el imperio le interesa”.

Junto al plan Conejo, el mandatario indicó que también es necesario incrementar la producción de quinchoncho.

Foto: AVN



Participa en la conversación