El ente comicial recordó que las personas elegirán sus candidatos de preferencia tanto en el ámbito territorial como en el sectorial.

Caracas. El Consejo Nacional Electoral (CNE) realizó un ensayo sobre el procedimiento de “herradura” para ejercer el derecho al voto en los comicios donde se elegirá a los miembros de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) —a realizarse el 30 de julio— que contará con tres pasos, pues esta vez no se utilizará la tinta indeleble, luego de que la Universidad Central de Venezuela (UCV) se negara a fabricar el líquido.

David Araujo, técnico de la Oficina Nacional de Planificación del CNE, describió los pasos a seguir que deberá tomar en cuenta el electorado para el proceso de la ANC:

En primer lugar, señaló que las personas deberán asistir a su centro de votación con su cédula laminada y ubicarse en las entradas de los centros, donde los miembros de mesa tendrán los listados de electores y ubicarán a cada persona en la mesa que le corresponda votar.

Seguidamente, el ciudadano entregará su cédula laminada, y el presidente de la mesa le indicará al operador del sitio que registre los datos en el sistema, para luego colocar su huella dactilar en la máquina y así validar los datos suministrados.

Una vez que son verificados los datos, el presidente de la mesa procederá a consultar con el elector si conoce el proceso de votación, en caso de que la persona desconozca el mecanismo para votar, este le será explicado. El elector tendrá derecho a emitir dos votos, “uno para la elección territorial y otro para la elección sectorial”, expresó.

Asimismo, Araujo detalló que al momento de la activación de la máquina, la persona emitirá su voto presionando el número según el candidato de su preferencia en el caso territorial, y luego se desplegará una segunda pantalla para seleccionar el miembro sectorial.

Por último, la maquina entregará un comprobante que la persona doblará y depositará en la caja correspondiente. Posteriormente, deberá dirigirse al llamado “miembro A”, quien le hará entrega del cuaderno de votación para que la persona estampe su huella y firma.

Foto: Cristian Hernández



Participa en la conversación