El rector Rondón instó a sus colegas a cumplir las normas. Técnicos de la MUD aseguran que el organismo agregó tres semanas más al proceso que no están en la norma de referendos de 2007.

Caracas. La presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, afirmó que si la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) cumple con todos los requisitos de la solicitud para activar el referendo, la recolección de firmas se haría “a finales de octubre”, lo cual implica que el revocatorio contra el presidente de la República, Nicolás Maduro, se realizaría en el primer trimestre de 2017.

Sin dar mayores explicaciones, salvo la necesidad de que el CNE adelante actividades técnicas y logísticas para que el proceso se realice a cabalidad, incluyó 15 días hábiles que no están previstos en el Reglamento sobre referendos aprobado por el organismo en 2007.

Aunque no lo dijo expresamente, se maneja que la recolección de rúbricas, se realizaría el 25, 26 y 27 de octubre. Una vez que el CNE convoque el revocatorio, las elecciones se celebrarían en los siguientes 90 días.

Recordó que la primera etapa del proceso del referendo fue el 14 de abril, cuando se recibió una solicitud válida por parte de la Unidad, que culminó el 3 de agosto con la constancia emitida por el organismo al partido MUD de que recabaron el 1 % de las firmas en todos los estados.

Explicó que en este momento están en los 15 días continuos para que el CNE verifique la solicitud de activación de la fase de 20 % y vienen luego 15 días hábiles para determinar si se cumplieron todos los requisitos y se realiza un cronograma de lo que sería una recolección de firmas.

En esos días hábiles hay muchas actividades y quizá nos toma más tiempo, dijo, ¿pero qué tanto hacen allí cuestionan algunos? Es la elaboración del tabla mesa (número de electores asignados por máquina de votación), allí hay contratación de servicios, trabajo de campo para habilitar los centros de votación por ámbito parroquial; estudio de factibilidad de transmisión de datos; análisis de distribución de máquinas y asignación de electores y ese preliminar del cronograma; eso debe hacerse con aparatos georeferenciales, las actividades  conllevan un cronograma técnico y administrativo que debe cumplirse para garantizar una elección.

Lee también
Tiempos del revocatorio están cada vez más ajustados

Una vez que la Junta Nacional Electoral culmine esta fase que va del 24 de agosto al 13 de septiembre, expresó, el CNE tiene entre el 14 y 16 de septiembre para decidir si la MUD llenó todos los recaudos. “Si se cumpliesen todos los requisitos por parte del partido MUD, la recolección de firmas con todos los aspectos, probablemente la recolección se haría hacia finales de octubre”, expresó.

Su presentación ante el cuerpo diplomático del país y Poderes Públicos duró cerca de hora y media dedicadas a recordar los distintos procesos referendarios y la importancia de no apurar los lapsos pues podría afectar un proceso eleccionario, como sucedió con la fallida megaelección del 28 de mayo de 2000.

A manera de conclusión, envió sus indirectas a la MUD y al gobernador de Miranda y líder de la oposición, Henrique Capriles. “El RR no es una forma para generar inestabilidad o subvertir el orden constitucional. El pueblo debe saber más allá de las interpretaciones interesadas de las leyes, el CNE es garante del respeto de la ley. Acosar al poder electoral y a sus funcionarios es torcer la vía constitucional; Esa es la ruta del caos, de la demolición constitucional”, señaló.

Dijo que se busca hacer creer que la ley es un capricho y que los ataques son distintos a las críticas y reclamos. “Los ataques son acciones comunicacionales, campañas de odio, instigar al odio y hacer creer que el CNE no cumple porque actúa como ellos quieren”.

La funcionaria aseveró que “no aceptará presiones de nadie y perderán su tiempo quienes creen que con la presión mellarán el absoluto compromiso que tiene esta institución”.

Durante su alocución estaban los rectores Sandra Oblitas, Socorro Hernández, Tania D’Amelio y el rector suplente de Lucena. Abdón Hernández; el magistrado y presidente de la Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia, Maikel Moreno; Oscar Schemel, presidente de Hinterlaces, y el almirante Remigio Ceballos, segundo comandante del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Ceofanb),

Rondón: aún hay tiempo

En una breve declaración, el rector del Poder Electoral, Luis Emilio Rondón, se mostró en desacuerdo con los anuncios de la presidenta del organismo y consideró que se pudo fijar la recolección en la fecha anterior, segunda quincena de agosto, y no en la primera quincena de septiembre: “Estos 38 días que se incorporaron son más que suficientes para el despliegue de la infraestructura”.

Apuntó que en detrimento de la norma de 2007, desde el inicio del proceso se han divulgado con retardo las fechas y que en un proceso que duraba cinco días, como la recolección del 1 % de las rúbricas, por estado se demoraron 30 días

“Por eso insistí en la divulgación de un calendario para el revocatorio. Ante la compleja situación del país, el ente oficial tiene que cumplir los lapsos de la normativa. Estamos a tiempo”, finalizó Rondón.

MUD: hoy debían dar la fecha

Vicente Bello, representante electoral de la MUD ante el Poder Electoral, afirmó que Lucena está violando el reglamento y agregó tres semanas que no están previstas en el Reglamento de 2007.

“Ella está violando los lapsos del CNE  y el reglamento que tiene unos lapsos muy concretos, el 3 de agosto tenía que declarar si la MUD cumple o no los requisitos y luego los 15 días hábiles que son para definir dónde se van a instalar las máquinas. Para la recolección no necesita un software nuevo, es ese mismo, lo que se trata es que ponga su huella dactilar. Solo se necesitan computadoras portátiles y captahuellas, igualito que durante la validación de las firmas. Lo que hay que definir es son los centros  de votación y cuántas máquinas por centro”, explicó.

Recordó que desde el 4 o 5 de agosto el ente comicial debió establecer la fecha del 20 % y ratificar que la MUD cumplió con la solicitud para activar el referendo y los únicos requisitos son: certificación de cumplimiento del 1 % de firmas en todos los estados certificada por el CNE para acreditarla como promotora del referendo; una carta firmada por el secretario general de la coalición opositora, Jesús Chuo Torrealba y José Luis Cartaya responsable de la tarjeta ante el organismo solicitando la activación del 20 %; fotocopia de la cédula de identidad de los firmantes; y constancia de que las direcciones regionales de la MUD le solicitaron a la dirección nacional.

Subrayó que las personas solo deben estar inscritas en el Registro Electoral y si no está en el padrón no puede firmar y ya, al tiempo que agregó que lo que se necesita es colocar suficientes máquinas para recibir más de 4 millones de ciudadanos y que se instalen 14.500 centros de votación. “Se requiere una plataforma suficiente para recabar 8 millones de manifestaciones de voluntad de los electores”.

Foto: Reuters



Participa en la conversación