El organismo ha violado lo establecido en la Constitución y las leyes al suspender, retrasar y adelantar los comicios regionales, cuya fecha exacta todavía se desconoce.

Caracas. El pasado 15 de agosto la rectora del Consejo Nacional Electoral (CNE), Socorro Hernández, aseveró que ese mismo día el ente anunciaría la fecha de las elecciones regionales, pautadas para el mes de octubre. A 15 días de esa aseveración, y a menos de dos meses de que se realicen los comicios, todavía se desconoce el día exacto en que se harán las elecciones, así como el cronograma de cada una de las etapas, y auditorías que garantizan la confiabilidad de los resultados. “Se viola la Ley y se fijan fechas y cronogramas según la conveniencia del Gobierno”, indicó el asesor electoral Félix Arroyo.

Las aseveraciones de Arroyo tienen sustento en la actuación del mismo ente, pues no es la primera vez que modifica fechas de estos comicios, incumpliendo lo estipulado en la Constitución. En octubre de 2016 el Poder Electoral anuncio la suspensión de los comicios, indicando que estos se realizarían en el primer semestre de 2017, mientras que las elecciones de alcaldes se mantendrían en el segundo semestre de ese año, como estaba previsto. La decisión se tomó cuando distintos estudios de opinión indicaban que la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) podía hacerse con cerca de 20 de las 23 gobernaciones en disputa.

El argumento de las rectoras fue que la solicitud del referendo revocatorio -que pocos días después también suspendieron acatando cuestionadas sentencias de tribunales ordinarios- contra Maduro les impidió planificar los comicios regionales. La rectora Hernández también justificó la suspensión de los comicios en que el ente no poseía los recursos financieros para llevar a cabo las votaciones.

Lee también
El Gobierno le ha aprobado al CNE Bs 862 millardos adicionales en lo que va de 2017

Pero el CNE tampoco cumplió con esta promesa y el 23 de mayo, tras casi dos meses de protestas en las calles contra Maduro, fijó los comicios regionales para el 10 diciembre. Antes de que transcurrieran tres meses del anuncio, el CNE volvió a modificar la programación de las elecciones, esta vez por orden expresa de la cuestionada Asamblea Nacional Constituyente (ANC), controlada por el Partido Socialista Unido de Venezuela, que le ordenó adelantarlas para octubre. Sin embargo, hasta este miércoles, se sigue desconociendo el día exacto de los comicios. Tan sólo hay versiones extraoficiales de que las elecciones se harían el 15 de octubre.

Los técnicos de la oposición denunciaron que este último cambio también obedecía a una estrategia del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV): adelantar las inscripciones de candidatos, con la finalidad de dificultar la postulación de los abanderados de la oposición, que todavía no contaba con aspirantes unitarios. A pesar de esto, la Unidad logró inscribir aspirantes en todos los estados.

El organismo también informó que decidió separar las elecciones de gobernadores de las de consejos legislativos regionales, que se mantendrán en diciembre. Este cambio contraría la Ley Orgánica de Procesos Electorales (Lopre). Esta decisión, además, aumenta los costos de los comicios. El mismo CNE que no disponía de recursos para hacer comicios el año pasado, este año dispone de recursos para hacer tres procesos electorales, pues ya se hicieron las elecciones para la Asamblea Nacional Constituyente que, aunque no estaban previstas, el organismo logró organizarlas en menos de dos meses.

Lee también
Expertos recomiendan a la oposición escoger un candidato presidencial “no convencional”

La estrategia

El artículo 42 de la Lopre establece que la convocatoria a elecciones debe ser un acto público en el que se fija la fecha de los comicios “en concordancia con los periodos constitucionales y legalmente establecidos”. Añade que “en el acto de convocatoria, se hará público el Cronograma Electoral del respectivo proceso, el cual contendrá las etapas, actos y actuaciones que deberán ser cumplidos”.

Según esta norma el CNE todavía no ha convocado, formalmente, a los comicios regionales, pero ya se inscribieron los candidatos y los partidos seleccionaron su posición en las boletas, algo que no había ocurrido en elecciones anteriores.

El retraso de la convocatoria de la fecha de las regionales también apunta a dificultar la programación de los partidos opositores de cara a las elecciones, aseveran técnicos de la MUD. Sin un cronograma de las auditorías se mantiene a la oposición con la incertidumbre de cuándo se realizarán las revisiones técnicas necesarias para garantizar la transparencia de los comicios.

Estas auditorías tomaron mayor importancia luego de que la empresa Smartmatic, que prestó servicios tecnológicos al CNE, denunciara que el organismo manipuló la data de las elecciones de la ANC. El ente comicial decidió terminar su relación comercial con las empresas y, hasta este miércoles, no había hecho público el nombre de la compañía sustituta.

En la oposición dicen que están “listos para cualquier cosa” y no descartan que, ahora, se les pida que inscriban los candidatos para los consejos legislativos en los próximos días. “Estamos preparados. No descartamos que terminen suspendiendo las elecciones, pues si las hacen van a perder”, señalan.

Lee también
Oposición está de acuerdo en una cosa: sin candidato presidencial único no tiene chance

Hasta este miércoles tampoco se había convocado a las elecciones de alcaldes que, según la Constitución, debían hacerse este año. El pasado 25 de agosto, el Presidente Maduro aseveró que se harían en el primer trimestre de 2018. Agregó que la fecha de las presidenciales, previstas para diciembre de 2018, podría ser modificada por la ANC. Resta esperar para ver si el CNE acoge, una vez más, las fechas más convenientes para el partido de Gobierno.

Foto referencial: Francisco Bruzco



Participa en la conversación