Colapso de muro de contención en Santa Inés de Cumaná pone en peligro la vida de nueve familias

muro de contención

El consejo comunal del sector recibió de parte del Consejo Federal de Gobierno para 2015-2016 un adelanto de 40 % de presupuesto de la obra, que para el momento representaban 4,8 millones de bolívares y el dinero no se sabe a dónde fue a parar.

 Cumaná.  Los vecinos de la comunidad de San Francisco, sector Cerro Quetepe en la parroquia Santa Inés de Cumaná, tomaron las inmediaciones de la plaza Ribero para protestar y llamar la atención de las autoridades ante el peligro que representa el colapso del muro de contención en la zona.

Para Julio Mundarain, habitante del sector y dirigente social, esta es una lucha que emprendieron desde hace 14 años y desde entonces, aún esperamos respuestas.

La indiferencia de las autoridades regionales ha generado la molestia de los vecinos que indignados expresaron que ya no aguantan más la situación. Se preguntan: ¿Qué van a esperar, que suceda una desgracia?

Al paso de esta interrogante Mundarain manifestó que la falla del muro de contención, “representa un verdadero peligro para las nueve familias que estamos cerca de su perímetro”.

Advirtió que su casa, así como el resto corre el riesgo de desplomarse. “Perderemos nuestros enseres y hasta la vida”, aseguró

 Sin respuestas de las autoridades

“Son muchos los problemas que aquejan a esta comunidad, pero el peligro que a diario afrontamos las nueve familias nos hace sentir abandonados y desasistidos por parte de los entes gubernamentales”, agregó Mundarain.

Tras esta larga espera de 14 años por la construcción del muro de contención, el dirigente social advirtió que se han dirigido a todas las instancias pertinentes, pero de ninguna han recibido respuestas salvo una excepción: “El ex gobernador Luis Acuña Cedeño en su momento ordenó a Obras Públicas Estadales la realización de un proyecto que calculó en 12 millones de bolívares antes de la reconversión”.

Lee también
La noche se hace más peligrosa en el terminal La Concordia en San Cristóbal
muro de contención
Julio Mundarain afirmó que las nueve familias en peligro se sienten abandonas. Foto: Mónica Salazar.

Denunció al consejo comunal del sector porque recibió de parte del Consejo Federal de Gobierno para 2015-2016 un adelanto de 40 % de presupuesto de la obra, que para el momento representaban 4,8 millones de bolívares y “se comieron la plata”.

“Eso, por supuesto, nos perjudicó y ahora el gobernador y el alcalde se pelotean nuestra problemática”, acotó.

Ante esta situación hace hincapié sobre la respuesta que recientemente recibió del alcalde del municipio Sucre, Luis Sifontes: “Ese muro de contención era una obra y de envergadura y no tenía plata para eso”.

Pero subrayó que a la par de darles esas respuestas, a pocos metros del sector afectado se ejecutaron unas obras dentro del plan de embelleciendo la ciudad y acometieron la construcción de un bulevar en pleno casco histórico de la ciudad.

Destacó que no están en contra de esas acciones que favorezcan a la ciudad, pero deben priorizar la ejecución de las obras y más cuando está en riesgo la vida de los habitantes de las comunidades.

La búsqueda de soluciones llevó a los vecinos a solicitar la inspección de Protección Civil, bomberos y el Colegio de Ingenieros, entre otras.

Son 8 informes técnicos. Todos recomiendan el desalojo, indicó Mundarain.

La gran pregunta que se hacen las familias afectadas: ¿Desalojo, para dónde?  Y se responden: Si aquí no hay albergues y menos refugio.

Reiteraron que exigen con urgencia la intervención de los entes competentes para que se comprometan a construir el muro de contención en el Cerro Quetepe que tanto reclama esta comunidad.

muro de contención
Desde hace 14 años esperan la construcción del muro de contención. Foto: Mónica Salazar.

El suministro de agua también es un problema

El vocero de la comunidad de Miramar, sector Antillano de la parroquia Santa Inés, Eliso Maza denunció el estado en el que se encuentra el tanque de agua que abastece a Miramar, hospital, calle Bolívar y todas sus adyacencias.

Lee también
La noche se hace más peligrosa en el terminal La Concordia en San Cristóbal

“Es un tanque que surte a casi 3.000 comunidades de toda la parroquia Santa Inés y está colapsado en su totalidad”, advirtió. “Estamos bebiendo agua marrón, solo los que tienen filtro quizás les podrá llegar el agua un poquito más limpia, pero esto es un asunto de emergencia y salud pública”.

El llamado es al gobernador Rojas y al alcalde Sifontes para que se aboquen a la solución de este problema que “ya tiene lo que lleva esta revolución, 20 años esperando una reparación o adecuación de ese tanque”.


Participa en la conversación