En el colegio Fe y Alegría Andy Aparicio se solidarizan con los refugiados en su día

Tour de la cultura

En el marco del Día Mundial del Refugiado, la red Educativa San Alberto Hurtado, comedores populares y vecinos de La Vega realizaron una actividad cultural para rendir tributo y solidarizarse con quienes se fueron del país en búsqueda de mejores oportunidades.

Caracas. Este jueves 20 de junio, Día Mundial del Refugiado, no pasó por debajo de la mesa en la parte alta de Las Casitas, parroquia La Vega. Vecinos y representantes de la red educativa de la parroquia San Alberto Hurtado, en alianza con el Servicio Jesuita a Refugiados y cuatro comedores del programa Alimenta la Solidaridad, realizaron el evento “Venezuela solidaria en el corazón de Jesús” en espacios del colegio de Fe y Alegría Andy Aparicio.

La actividad comenzó con una oración por parte del padre Alfredo Infante, de la parroquia San Alberto Hurtado, quien pidió a los presentes —más de 600 niños y algunos familiares y docentes— que levantaran la mano quien tenía al menos un pariente fuera de Venezuela. Todos alzaron sus brazos, incluyendo el sacerdote jesuita, director de la Revista Sic, cuyos parientes están en Colombia y Chile.

En junio celebramos dos acontecimientos importantes, estamos en el mes del corazón de Jesús y el 20 es el Día Mundial del Refugiado. Este es un momento desde nuestro país, desde nuestras comunidades populares, desde nuestra fe, solidarizarnos con todos nuestros seres queridos que están fuera del país. Todos tenemos familiares fuera, para celebrar la esperanza de que juntos podemos salir de esa crisis tan difícil, especialmente para que a nuestros niños, que están disfrutando hoy este acto, el país les brinde las condiciones para que tengan una vida digna como se la merecen.

Estos parientes de los vecinos de La Vega que emigraron,  forman parte de las cifras que lleva la Agencia de la ONU para los Refugiados sobre la diáspora venezolana. Según los datos recientes de Acnur, unos  4 millones de venezolanos han salido del país.

Lee también
Cierre de quirófano de la Clínica Municipal de Urbaneja paraliza operación de apéndices a 15 niños
Foto: Norma Rivas

Anyerlin Iguaro, coordinadora Pastoral de la UE Fe y Alegría Andy Aparicio y miembro de la Red Pastoral San Alberto Hurtado, formó parte de la organización de la jornada que calificó de excelente por permitir que se rindiera tributo a las familias que se han visto separadas por la diáspora.

Promoviendo valores 

Rosenrry Villegas, coordinadora de la Oficina del servicio de Jesuitas refugiados en Venezuela con sede en Caracas, dijo que la actividad se realizó para promover la solidaridad, el arraigo y conocer nuestras regiones y costumbres. En ese sentido, algunos grupos presentaron nuestros platos típicos,  juegos tradicionales y  símbolos patrios.

Foto: Norma Rivas

Esta caravana cultural tiene sus orígenes en el 2014, por iniciativa del servicio de Jesuitas de refugiados en Venezuela, luego de que se produjera la ruptura de las relaciones entre Colombia y Venezuela en el eje fronterizo. Esta idea ha trascendido a otras zonas del país para promover la hospitalidad y la cercanía entre los pueblos hermanos.

La caravana cultural comenzó con la caminata desde los colegios Canaima y Luis María Olaso hasta la cancha techada del Andy Aparicio, donde se desarrollaron actividades durante toda la mañana. Después del Himno Nacional, el Padre Alfredo Infante dio una oración para los asistentes.

Daniela Delgado, estudiante de cuarto grado del colegio Andy Aparicio, inició la jornada con la exhibición de gimnasia rítmica. Seguidamente, los alumnos de la escuela Luis María Olaso bailaron el tema “Color y Esperanza” del cantautor argentino  Diego Torres. También se presentaron los bailes “La Negra Lorenza” del Grupo Madera y “Córrela” de Un solo Pueblo.

Foto: Norma Rivas

También hubo espacio para la reflexión: el profesor de Sociales, Luis Alfonzo, explicó que los alumnos presentaron la comedia La República de Caín, escrita por Julio Planchart en 1919 durante el mandato de Juan Vicente Gómez. La puesta en escena contó con las interpretaciones de 15 alumnos de la escuela Andy Aparicio. La pieza teatral metaforiza a Gómez y a Cipriano Castro a través de figuras bíblicas como Caín y Caifás, griegas como Pericles, y de otras mitologías e historias a fin de poner en las tablas el tema de la tiranía.

Lee también
Cierre de quirófano de la Clínica Municipal de Urbaneja paraliza operación de apéndices a 15 niños
Foto: Norma Rivas

La profesora Carolina Blanco, del colegio Andy Aparicio núcleo El Encanto, guió la presentación del baile Los Enanos por parte de 16 estudiantes, con edades comprendidas entre 10 y 11 años.  “Estas son actividades culturales que deben repetirse porque se puede rescatar la parte espiritual”.

Del mismo plantel, el profesor Johan Robles, coordinó con 32 alumnos de primer y segundo año, integrantes del grupo Comunicando con el arte, la presentación del baile “el tango del Matiguá”, manifestación folklórica de Curiepe, estado Miranda.


Participa en la conversación