Los buhoneros del centro aceptan transferencias para vender el poco efectivo que hacen de su venta diaria.

Maracaibo. Ramiro Antúnez llegó a la sede principal del banco en la avenida 5 de julio, al norte de Maracaibo, a las 6:00 a. m. para “agarrar buen puesto”, lo que según él le aseguraría tener a media mañana 50.000 bolívares en efectivo. Mientras aguardaba con otras 96 personas en la puerta del banco, con su libreta en mano, se coló el rumor de que este martes no habría mucho efectivo en las agencias y que se entregarían hasta 10.000 bolívares en efectivo, “sea retiro, cheque titular o lo que sea”.

El trabajador de una empresa de refrigeración esperó hasta que la entidad bancaria abrió, tras cinco horas en la cola, y el rumor se confirmó. Vamos a comenzar a pagar solo 10.000 bolívares en efectivo porque no hay billetes, anunció la gerente del banco. Ramiro arrugó el papel de retiro y se fue por un costado de la calle, a menos de dos cuadras un cartel fosforescente decía “Se hace avance de efectivo”, y ahí pudo sacar los 500 billetes de 100 bolívares, pero el cajero del negocio impuso una comisión de 25 %.

Vender los billetes bajo la modalidad de avance de efectivo es una actividad ilícita que cada vez toma más fuerza y se hace con menos recato, debido a la escasez de la moneda en papel circulando  en la calle. No hay efectivo en ninguna parte, yo no pierdo tiempo en los bancos, ya me resigné a que me roben por necesitar efectivo, criticó Marlene Urdaneta, mientras pasaba la tarjeta en el mismo negocio.

Las cifras del Banco Central de Venezuela señalan que entre enero y julio de 2017, los billetes nuevos en circulación —tanto del cono viejo como del nuevo— fueron 739,7 millones de piezas. En igual período de 2016 las denominaciones nuevas ascendieron a 1,2 millardos de piezas.

Negocio redondo

Para José Andrade, dueño de una venta de repuestos para licuadoras en el casco central de Maracaibo, tener un punto de venta es “una mina de oro”.  Contó que el negocio de la venta de los billetes es una cadena. Los vendedores informales que solo reciben efectivo, reúnen los billetes y luego me lo venden a mí al 10 %, de ahí yo lo vendo en avances al 25 %, porque el punto te quita un porcentaje, pero se le gana mucho porque hay gente que necesita hasta un millón.

En el centro de Maracaibo vender el dinero deja más dividendos que vender ropa o zapatos. Algunos buhoneros tienen una lista de espera donde anotan a los clientes que necesitan efectivo, mientras ellos lo reúnen con la venta diaria. El cliente hace una transferencia en la mañana y en la tarde va por el efectivo. En estos casos el porcentaje va desde 15 a 18 %.

La venta de efectivo era “vox pópuli”. Los comercios ponían carteles para anunciar “se hacen avances de efectivo al 5 %”, hasta que en noviembre del pasado año la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde) amenazó con sancionar a quienes se dedican al ilícito, los carteles desaparecieron, pero no la actividad.

Otra modalidad que fue denunciada por los marabinos es la complicidad a lo interno de las entidades bancarias para emitir efectivo por más de la cantidad establecida diaria a cambio del cobro de comisiones o porcentajes extras, irregularidad que atribuyen a cajeros.

Lee también
Se agudiza la escasez de efectivo en la banca

No hay billetes

Por la escasez de efectivo, las colas en los cajeros son interminables. El cliente debe hacer al menos cuatro transacciones para sacar de 10.000 a 30.000 bolívares dependiendo de la entidad financiera. La mayoría de los ciudadanos saca efectivo para los pasajes y compra de artículos de primera necesidad en los establecimientos que no tienen punto de venta.

Giovanny Villalobos, secretario de Gobierno del Zulia, informó que desde el gabinete regional se giraron instrucciones a los cuerpos de seguridad del estado para aplicarle todo el peso de la ley a quienes han hecho de la venta de papel moneda una fuente “perversa” de riqueza.

Explicó que comisiones integradas por la Policía Científica (Cicpc), el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), el Cuerpo de la Policía del Estado (Cpbez), y funcionarios de la Zona Operativa de Defensa Integral (Zodi), están practicando redadas para detener a las personas que se dedican a la venta del preciado efectivo a través de los llamados “avances”.

Primero vamos a detener en el sitio a quienes estén ejerciendo la venta de papel moneda en la calle o en cualquier establecimiento, dígase avance o como le llamen, no es permitido este negocio perverso donde se le cobran entre 20% y  25% a los zulianos por el derecho a tener efectivo, apuntó.

El secretario destacó que ni la banca privada y muchos menos la pública, puede prestarse a limitar la cantidad de dinero al ciudadano común. No tenemos dudas de que hay algunos informantes dentro de los bancos que se han estado prestando para la extracción de los billetes de manera ilegal. Están pasando los datos de cuándo llegan las remesas de dinero y de pronto las mismas desaparecen. Ténganlo por seguro que los estamos investigando.

Si son de “10” nadie los quiere 

A los billetes de baja de denominación del viejo cono monetario nadie los quiere. En Maracaibo el transporte público y los comercios no están recibiendo billetes de 10 bolívares. “Aquí no aceptamos el indio” son los carteles que pegan en las vidrieras y en las unidades de transporte público.

Aunque las instituciones financieras entregan esas piezas de baja denominación, en los establecimientos no los reciben. Pero hasta julio circulaban 997 millones de piezas de 10 bolívares.

Foto: Cortesía



Participa en la conversación