Comunidad internacional da la espalda a Maduro en su nuevo periodo de Gobierno 2019-2025

comunidad internacional

Paraguay advirtió que rompía toda relación con Caracas y ordenó retirar la embajada venezolana en ese país. La mayoría de los países de la región desconocen la legitimidad de Maduro en el nuevo mandato.

Caracas. La ruptura del gobierno de Nicolás Maduro con la comunidad internacional se inició en marzo de 2017, cuando la entonces fiscal general ahora en el exilio, Luisa Ortega Díaz, declarara una “ruptura del orden constitucional”. Esto tras la decisión del Tribunal Supremo de Justicia de emitir las sentencias 155 y 156, que restaban competencias a la Asamblea Nacional (AN). A medida que pasaron los meses, fueron más los Estados que se alejaron del mandatario venezolano y marcaron una postura desafiante contra su gestión.

Este 10 de enero, Maduro se juramenta en medio de una profunda crisis económica. La inflación anualizada de 2018 cerró en 1.698.488,2 %, según cálculos de la AN y un éxodo masivo de venezolanos —solo en Colombia el número es de un millón de connacionales—. La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) reveló el año pasado que la cantidad de venezolanos que abandonaron la nación en los últimos años alcanza los tres millones.

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, informó el pasado 9 de enero que no enviaría representación al acto de juramentación, celebrado en Caracas. “Igualmente que no participaré en el próximo proceso electoral con el fin de garantizar su transparencia. Toda democracia real tiene un gobierno que da ejemplo de principios y valores”, escribió en la red social Twitter.

Por su parte, el canciller de Chile, Roberto Ampuero, rechazó las declaraciones de Maduro donde llamaba al presidente de ese país, “pichón de Pinochet”.

En lugar de insultar a un presidente electo democráticamente como Sebastián Piñera, le sugiero preparar mejor su defensa ante la Corte Penal Internacional por las violaciones a los DD. HH. que perpetra contra su propio pueblo. (…) El régimen de Maduro no emerge de elecciones libres y transparentes, dijo.

El gobierno de Paraguay advirtió este jueves que rompía toda relación con Caracas y pedía el cierre de la embajada venezolana en ese país. “Rompemos todo tipo de relaciones con Nicolás Maduro, porque no lo reconocemos. (…) Hago un llamado. La lucha de Venezuela es una lucha justa, hacemos un llamado a los países del mundo para que se sumen a este rechazo a la usurpación de Nicolás Maduro”.

Lee también
AN avanzó en ruta propuesta por Guaidó para transferir el poder del Ejecutivo al Legislativo

El Bloque de Integración Democrática del Parlasur emitió un comunicado en el que desconoce la reelección de Maduro para un nuevo periodo presidencial a partir del 10 de enero. “Su permanencia en el poder implica literalmente una usurpación”, reza el documento.

La Unión Europea también se pronunció en rechazo del nuevo mandato de Nicolás Maduro, sucesor de Hugo Chávez. Hemos dejado claro que las elecciones presidenciales no fueron libres, ni justas a pesar de todos los llamamientos de la comunidad internacional, incluyendo de la Unión Europea, para que haya nuevas elecciones en conformidad con los estándares internacionales. En este contexto la UE y los Estados miembros no participarán en la sesión de investidura presidencial hoy. La UE continuará su compromiso diplomático y político en apoyo de una solución política pacífica y democrática a la crisis en Venezuela.

Otros integrantes del Parlasur también presentaron este 10 de enero un proyecto para que el órgano desconozca a Maduro. Los firmantes de la iniciativa son 45 legisladores pertenecientes a los cinco países miembros del cuerpo, quienes reconocen a la AN como “institución constitucional vigente” en Venezuela. Consideran que los comicios en los que fue reelecto Maduro no han tenido los pasos constitucionales necesarios, ni la presencia de veedores internacionales suficientes, ni la participación de los partidos más representativos de la oposición”, señala el comunicado.

Otros países que no asistieron al acto fueron: Colombia, Brasil, Perú, Uruguay, Canadá, Costa Rica, Argentina, Guatemala, Honduras, Panamá y EE. UU.

Por su parte, la Bancada Progresista de Parlasur, conformada por partidos de izquierda de la región, saludaron la investidura de Maduro y expresaron que existe una “estrategia para aislar a Venezuela” y generar “una eventual intervención externa”.

Lee también
AN avanzó en ruta propuesta por Guaidó para transferir el poder del Ejecutivo al Legislativo

El chavismo llegó al poder en 1998 con la elección de Hugo Chávez. Tras la muerte del militar en marzo de 2013, Maduro fue elegido como favorito para que lo supliera en el cargo. El primer periodo Presidencial que ocupó Nicolás Maduro se produjo entre 2013-2018. Una gestión marcada por impopularidad y constantes protestas por comida y mejoras en los servicios.


Participa en la conversación