Los economistas estiman que los venezolanos sufrirán un mayor deterioro de su poder adquisitivo y mayor escasez de artículos básicos.

Caracas. La Asamblea Nacional Constituyente (ANC), que se instalará esta semana, apunta a profundizar los males de la economía. Por esta vía el gobierno de Nicolás Maduro buscará elevar los controles e incrementar el peso del Estado en la economía, lo que implicará una disminución de las inversiones y una menor producción. En consecuencia, los ciudadanos padecerán una elevada escasez y altos precios que evaporarán sus salarios.

Tras la elección de este domingo, que según el Consejo Nacional Electoral tuvo 8 millones de votos, el Presidente asomó que la Constituyente será la vía para avanzar hacia un sistema de economía socialista y dijo que con ello se “frenará la guerra económica”, lo cual dijo en años anteriores que se haría con las Habilitantes y los decretos de emergencia económica. Mientras que el primer vicepresidente del PSUV, Diosdado Cabello, acotó que antes de la reforma constitucional habrá leyes y decretos constitucionales.

De acuerdo con el jefe de Estado, todo el poder lo tendrá la ANC, “nadie estará por encima de la Asamblea Constituyente”.

Con el resultado, las primeras señales fueron una devaluación del tipo de cambio del mercado paralelo y una caída de más de 3 % de los bonos de la deuda venezolana en el mercado internacional.

¿Dónde estamos?

Desde 2013 se han acentuado las distorsiones de la economía. La producción ha estado en picada y hoy día las industrias trabajan a un tercio de su capacidad debido a que han aumentado las restricciones de dólares para importar materia prima y equipos, así como las regulaciones por lo cual están ausentes los productos básicos en los anaqueles.

Lee también
“Para darnos el Clap nos hicieron justificar por escrito por qué no votamos para la Constituyente”

Frente a la baja oferta de bienes, el Banco Central de Venezuela (BCV) fabrica bolívares sin respaldo para cubrir el elevado déficit del sector público, lo que presiona los precios. El economista y profesor del IESA, José Manuel Puente, señala que 2017 será el cuarto año de recesión.

¿Qué viene con la ANC?

Desconfianza. El economista y director de Ecoanalítica, Alejandro Grisanti, asevera que con la Constituyente “se profundiza más la crisis. Se crea una mayor desconfianza por el cambio en las reglas”. Puente agrega que “se generan las peores perspectivas para la actividad económica”.

Menos producción. Las limitaciones con las asignaciones de billetes verdes y las regulaciones han afectado la actividad productiva, ahora se desplomará, indica Puente, quien añade que con un incremento de los controles habrá menos inversión y, por tanto, la producción retrocederá y habrá escasez de alimentos, medicamentos y otros rubros esenciales.

Devaluación. Por la menor oferta de billetes verdes, la mayor liquidez, la demanda y la incertidumbre de la ANC, el dólar paralelo se disparó y luego del resultado de este domingo, la depreciación siguió. El dólar paralelo se ha devaluado más de 70 %. Grisanti apunta que la devaluación continuará, lo que tendrá una incidencia en los precios. De las importaciones privadas que se realizaron en el primer trimestre del año por 1 millardo de dólares, 42,7 % se financiaron con el mercado paralelo, según cálculos de Ecoanalítica, por tanto, ello se refleja en los precios de los bienes.

Inflación. Los precios están acelerados y Grisanti estima que la inflación de julio será la más elevada. Con una menor oferta de bienes y la impresión de más bolívares, el índice de precios se acelerará, y diversas firmas la proyectan en más de 800 %.

Lee también
¿Venezuela es una democracia o una dictadura?

Poder adquisitivo. El director de Econalítica señala que con el incremento de los precios se deteriorará el poder adquisitivo. “La conflictividad social aumentará porque las personas encontrarán productos en los supermercados, pero no podrán comprarlos porque el salario no les alcanzará”.

Sanciones. Hace una semana, el gobierno de Estados Unidos alertó que si realizaba la elección de la ANC, que ocurrió este domingo, se impondrían sanciones económicas, que afectarían en principio las exportaciones de crudo de Pdvsa y la importación de componentes para la gasolina. Los analistas indican que ya sin las sanciones hay riesgos, y si se ejecutan las distorsiones serán mayores, lo que afectará más al venezolano por las limitaciones que habrá con las compras externas.

Pagos de deuda. Aunque el precio del crudo está en 43 dólares, la producción petrolera baja todos los meses, por lo cual el flujo de divisas de la industria petrolera es limitado. De esos recursos, una parte se destina a los pagos de deuda, de manera que el resto es lo que va al BCV para cumplir con las importaciones, sin embargo, la disponibilidad no es suficiente. Para el último trimestre del año, la República y Pdvsa tienen que cancelar más de 3 millardos de dólares en deuda. Con la Constituyente y unas posibles sanciones, la sombra de la cesación de pagos está presente.

Foto referencial: Archivo



Participa en la conversación