Andru Rodríguez, estudiante de Educación Física, fue uno de los 6 jovenes heridos de bala por la GNB durante un allanamiento a la UPEL de Maracay en mayo del 2017.

Maracay. Con 8 disparos en el cuerpo,incluyendo uno en el rostro, fue localizado por sus familiares en la morgue de Caña de Azúcar, el cuerpo de Andru Rodríguez, de unos 28 años de edad, estudiante de educación física de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador, UPEL .

Extraoficialmente se pudo conocer que desde el viernes 28 de septiembre sus familiares no sabían de su paradero. Su desaparición causó alarma, pues no era habitual en Rodríguez ausentarse sin avisar.

Este domingo 30 de septiembre, en horas de la mañana, luego de un periplo por los hospitales, una prima y su madre lo encontraron en la morgue de Caña de Azúcar.

Vecinos y cercanos de Andru Rodríguez refieren que el viernes en la noche estaba reunido con unos amigos, cuando unas personas en un vehículo lo buscaron. Él habría abordado el vehículo voluntariamente. Desde entonces no se supo de su paradero.

Sin versiones oficiales que señalen las posibles causas del asesinato del estudiante,  algunos familiares les han señalado que se trata de un ajuste de cuentas. Sin embargo, otras versiones indican que su muerte podría estar vinculada con el ataque armado que sufrió en mayo del 2017, por efectivos de la GNB.

Andru Rodríguez, sufrió junto a otros 5 estudiantes de la Upel, un brutal ataque por parte de efectivos de la Guardia Nacional, quienes el 17 de mayo del 2017 en pleno fragor de las protestas, ingresaron violentamente al pedagógico abriendo fuego contra las personas que se encontraban en el comedor universitario.

Lee también
Cicpc detiene a responsables de niña quemada y abandonada en contenedor de basura en Gramoven

Las víctimas en aquel momento fueron identificadas como: Ángel Barrido, Igor Mesa, Javier Mujica, Daniel Fragosa y Andru Rodríguez, quienes fueron trasladados al Hospital Central de Maracay.

Rodríguez recibió varios impactos de bala en su pierna izquierda y luego de una traumática recuperación, quedó con discapacidad moderada.

Casado, con una hija pequeña, residenciado en Los Samanes, al sur de Maracay, Andru Rodríguez intentaba continuar con su recuperación y finalmente graduarse como profesor de educación física. Cursaba el octavo semestre.

Fotos Cortesía


Participa en la conversación