Conferencia Episcopal exige investigación de trata de personas en zonas fronterizas

güiria/zonas fronterizas

La Comisión de Justicia y Paz y Cáritas expresó su preocupación por los recientes casos de venezolanos desaparecidos en embarcaciones, porque las condiciones de vida en Venezuela los obligan a emigrar. Pidieron a las autoridades que le brinden información a los familiares de las víctimas.

Caracas. La Comisión de Justicia y Paz y Cáritas de la Conferencia Episcopal de Venezuela expresó su preocupación ante los recientes casos de venezolanos desaparecidos entre Güiria, estado Sucre, y Trinidad y Tobago, que se vieron obligados a irse del país por la crisis.

Señalaron —en un comunicado— que se reunieron con familiares de las 28 personas que desaparecieron durante el naufragio, el pasado 23 de abril, en el paso de Boca del Dragón entre Güiria y Trinidad. Alertaron que quienes se ven obligados a irse del país son muy vulnerables a convertirse en víctimas de las redes de trata de personas.

La mayoría de las personas desaparecidas en este hecho fueron mujeres contactadas por personas que les ofrecieron trabajo y mejores condiciones de vida en la isla. A esto se une la desaparición de otra embarcación en el mes de mayo, también con un grupo importante de personas, reza el comunicado.

Por esta razón exhortaron a las autoridades del Poder Público a investigar, perseguir, procesar y condenar a quienes integran las redes de trata de personas en las zonas fronterizas del país y a garantizar a los familiares de las víctimas el acceso a los cuerpos de seguridad del Estado.

El 16 de mayo también desaparecieron 32 personas que viajaban en un bote desde Güiria a Trinidad. El capitán de la embarcación fue el único sobreviviente y escapó de un hospital de Granada, luego de que se confirmara que presentaba antecedentes por trata de personas. Hasta el momento no se han encontrado rastros de naufragio.

Lee también
Investigación del naufragio de Güiria podría quedar bajo el mar

En ambos hechos hay 61 desaparecidos. Ninguna autoridad del Estado se ha pronunciado al respecto, al contrario, los familiares denunciaron que en Güiria las autoridades no les brindaron información ni suficiente apoyo con la búsqueda. Sospechan que una red de trata de personas está involucrada.

La Conferencia Episcopal aseguró que le preocupa el aumento de este tipo de hechos no solo en el oriente del país, también en zonas fronterizas como Falcón, Brasil y Colombia donde operan estos grupos de delincuentes que ponen en peligro la vida y la integridad física de mujeres, especialmente jóvenes y menores de edad.

El pasado viernes 7 de junio zarpó un bote desde Falcón hacia Curazao que desapareció con aproximadamente 35 personas a bordo. Solo se confirmó el hallazgo del cadáver de Elio Rafael Ramones, de 45 años, rescatado en las aguas de la isla.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) de las Naciones Unidas indicó que más de 80 venezolanos murieron o desaparecieron en el mar Caribe en los últimos dos meses.

Según sobrevivientes y familiares de los venezolanos desaparecidos, estos son viajes organizados por contrabandistas, que se aprovechan de la vulnerabilidad de los venezolanos para ofrecer viajes en embarcaciones sobrecargadas e inadecuadas.

Más de 4 millones de refugiados y migrantes venezolanos han abandonado el país desde 2015. Al menos 110.000 de ellos residen en el Caribe.


Participa en la conversación