Constructores de Paz, una década promoviendo vida digna y ciudadanía

Constructores de Paz

El encuentro Constructores de Paz, organizado por la Rasi, llega a su décima edición empeñados en revertir la calamidad. La actividad, en la que también participan organizaciones sin afinidad religiosa, se ha convertido en un espacio que oxigena la vida de quienes trabajan por la convivencia ciudadana en Venezuela.

Caracas. Desde el año 2010, centenares de constructores de paz anualmente se encuentran y recuperan la energía perdida producto de la hiperinflación, la violencia, los apagones, la delincuencia, la escasez de medicinas, la falta de alimentación, agua, transporte o dinero en efectivo.

Provienen de distintos rincones del país, se topan en el Aula Magna de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), en las mesas de trabajo, en el cafetín o en los pasillos. Se miran, se saludan, sonríen, se abrazan y conversan. Así comienza cada año la renovación de fuerzas que les permite continuar el trabajo.

Desde hace 10 años, responden a la invitación de la Red de Acción Social de la Iglesia (Rasi) y asisten al encuentro de Constructores de Paz para conocer e intercambiar ideas sobre el trabajo que ellos y mucha gente hace en favor de una vida digna y de una convivencia ciudadana, sana y no violenta, y para construir o fortalecer redes que potencien el trabajo que realizan.

Cada año un promedio de 600 personas, provenientes de las distintas regiones del país, participa en este espacio para abordar diferentes temáticas relacionadas con la realidad política, económica y social del país.

Este año el encuentro llega a su décima edición poniendo la mirada sobre un tema complejo en el contexto actual: Vivir con dignidad. Desde de las 8:00 a. m., el viernes 31 de mayo las puertas del Aula Magna de la UCAB estarán abiertas para recibir nuevamente a quienes están intentando construir ya, en sus ámbitos de acción, el país que anhelan.

La ocasión será propicia para acercarse a distintas propuestas que pueden ayudar a los venezolanos a afrontar de manera pacífica y constructiva una serie de situaciones que vienen socavando la vida de la gente.

Constructores de Paz

Los participantes tendrán la oportunidad de conocer iniciativas y debatir sobre:  

  • Reconciliación para la convivencia pacífica.
  • Exigibilidad de los DD. HH.
  • Comunicación para la paz.
  • Autocuidado del promotor de paz.
  • Construcción de paz en espacios locales.
  • Liderazgo para la paz.

Este año, al frente de las mesas de trabajo estarán representantes de organizaciones sociales como:

  • Espacio Público.
  • Paz Activa.
  • Fundación Gandhi.
  • Laboratorio de Paz.
  • Psicólogos sin Fronteras.
  • Centro de Derechos Humanos (CDH) de la UCAB.
  • Provea.
  • Irfa.
  • Fe y Alegría.
  • Centro Gumilla.
  • Servicio Jesuita a Refugiados.
  • Cáritas.

Voces que invitan a construir paz

Lee también
Cruz Roja Internacional prevé aumentar ayuda a Venezuela e incluir asistencia en salud mental

Muchos nombres habría que destacar entre quienes han asumido la tarea de hacer de este encuentro una realidad que perdure en el tiempo. Crónica.Uno pudo conversar con tres de esas personas que han sido claves en la concreción de este espacio.

Para el sacerdote jesuita Manuel Zapata, sociólogo y director del Centro Gumilla, “vivir no es solamente respirar o moverse, también es el derecho a tener una alimentación sana y adecuada, salud, condiciones para poder curarse si se está enfermo, libertad para movilizarse, para expresarse, para comunicarse de manera efectiva y eficaz”.

Dice Zapata que la vida en Venezuela en los últimos años ha sido vulnerada. Ante ello, quienes organizan el encuentro de Constructores de Paz han visto la pertinencia de abordar como tal el tema de la vida digna.

“A pesar de esta crisis que cada vez va arrojando más cifras de muerte, hay en Venezuela iniciativas de solidaridad, de paz, de trabajo social -algunas sin ningún tipo de apoyo- que vale la pena resaltar porque muestran el empeño humano por erigir vida, por no dejarse avasallar, por salir adelante”, sostiene Zapata.

El desafío que se les presenta a estos constructores de paz, según explica el sociólogo, está en unirse más y en fortalecer el trabajo en red.

Los frutos podemos verlos en la gente; se han fortalecido como sujetos de cambio. Hay maestros, médicos, gente comprometida con el trabajo social que, sin ideologías políticas, quiere cambiarle el rostro a la situación.

Constructores de Paz

«Necesitamos paz porque tenemos demasiadas muertes»

La profesora Luisa Pernalete, del centro de formación e investigación de Fe y Alegría, no ha faltado a ninguno de los nueve encuentros, y ya está lista para asistir al décimo. «Necesitamos paz porque tenemos demasiadas muertes», dice. 

“Desde Guayana, yo estaba trabajando el tema de cómo erradicar violencia de todo tipo. En 2010 me invitaron y vine al primer encuentro, y no he dejado de asistir porque da mucho gusto encontrarse con los que siempre hemos estado y también con gente nueva”.

Para Pernalete, son muchas las situaciones que van minando la energía de las personas, pero “esa energía se recupera cuando te juntas con otra gente proactiva. Ese ha sido uno de los logros de estos encuentros: no suspender la vida porque haya problemas en el país”.

Los participantes que asisten con su morral medio vacío —afirma la profesora— se lo llevan lleno, porque cada persona que viene al encuentro tiene mucha gente detrás a quien darle la información.  

“Si somos 700 los que llenamos el Aula Magna, en realidad somos muchos más al regresar a nuestras regiones. La gente se va muy entusiasmada porque ve que otros andan en lo mismo o en cosas similares”.

Constructores de Paz

Hay que hablar de vida digna, el problema de fondo no se resuelve con la ayuda humanitaria

Lee también
Centro Comunitario Nazaret busca pupitres para 160 niños

José Virtuoso, sacerdote jesuita rector de la UCAB y uno de los que le dio forma al encuentro en 2010 cuando se desempeñaba como director del Centro Gumilla, dice que los 10 años de Constructores de Paz es una historia llena de iniciativas distintas que han respondido a situaciones diversas que se han presentado en el país. Respuestas en materia educativa, de salud, penitenciaría, de capacitación laboral, de alimentación, de espiritualidad, entre otras.

“Hoy el reto fundamental tiene que ver con asumir el tema de la dignidad. ¿Por qué? Porque no podemos pensar que vamos a responder a la terrible emergencia social, fundamentalmente a partir del reparto de la ayuda humanitaria o ayudas provenientes del Estado”, estima Virtuoso.   

A juicio del rector, los venezolanos tenemos que hacernos conscientes de que solo fortaleciendo una ciudadanía que exija respuestas a sus problemas fundamentales lograremos el disfrute de aquellos elementos que son esenciales para tener una vida digna.

Los constructores de paz han nadado contra la corriente

En 2010 la conflictividad política y social estaba servida:

  • Problemas para abastecerse de alimentos.
  • Expropiaciones de galpones de Polar en Barquisimeto, estado Lara. 
  • Séptima y última huelga de hambre de Franklin Brito reclamando sus tierras.
  • Toneladas de comida descompuesta de Pdval halladas en Carabobo, Yaracuy, Cojedes y Zulia.
  • Una encuesta filtrada del Instituto Nacional de Estadística (INE) que arrojaba una cifra de 19.113 homicidios para el año 2009.

En ese contexto nace Constructores de Paz como un encuentro internacional que durante sus primeras cuatro ediciones logró combinar experiencias nacionales de construcción de paz con experiencias exitosas llevadas a cabo en países como Colombia, Brasil, El Salvador, Nicaragua, España, Perú, Argentina, entre otros.

A partir del quinto encuentro, producto de la progresiva crisis venezolana, las experiencias internacionales dejaron de formar parte de la programación que venía ofreciendose en el marco del evento. Pero el encuentro no dejó de realizarse.

Los meses de enero y febrero de 2014 fueron muy duros para la sociedad venezolana. El descontento por la gestión gubernamental se tradujo en protestas —unas pacíficas, otras violentas— que dejaron más de 40 personas fallecidas. Y aun así, en junio los constructores de paz se encontraron en la UCAB para hablar de construcción del nosotros.  

También en 2017, cuando en Venezuela se vivió la jornada de protestas más larga en contra del gobierno de Nicolás Maduro, el encuentro se mantuvo en la agenda y se concretó en el mes de mayo. En plena convulsión social —en la que más de 130 personas perdieron la vida— maestros, activistas, investigadores y líderes locales debatieron sobre convivencia democrática.

Ahora, en pleno 2019, en Venezuela se ha producido una dinámica política que no estaba prevista a comienzos del año, y que ha implicado el resurgimiento de un liderazgo opositor, movilizaciones de calle, protestas, represión, muerte, presión internacional contra el gobierno de Maduro y sucesos como la insurrección cívico-militar del 30 de abril. 

Y aún así, las organizaciones sociales de la iglesia católica han extendido una vez más la invitación a todos los constructores de paz comprometidos con la causa de la sana convivencia y la ciudadanía. Los convoca a encontrarse, en medio de una Venezuela cada vez más deteriorada, para fortalecer vínculos y plantear maneras de seguir construyendo y reclamando vida digna para todos los venezolanos.

Constructores de Paz

Fotos cortesía Centro Gumilla

Lee también
Actualización del informe Bachelet refleja poco avance del Gobierno en materia de DD. HH.

Participa en la conversación