Los coordinadores se las ingenian para atender los huertos. Los niños y representantes colaboran con las semillas. En junio el Ministerio de Educación realizó un congreso del PTMS, donde las escuelas aprovecharon para solicitar a las autoridades los implementos para el próximo año escolar.

Caracas. En la plaza Diego Ibarra escolares y maestros sostienen pequeñas zanahorias, lechosas y otros frutos que obtuvieron de la siembra de los conucos en sus instituciones. También muestran ramitas de acetaminofén y plantas medicinales.Vamos a presentar la cosecha antes de que el sol marchite las plantas, dice el encargado de animar el Gran Convite Escolar del Programa Todas las Manos a la Siembra (PTMS) que se realizó este martes. El PTMS fue creado en 2003 e incorporado en 2009 al sistema educativo.

Pero la culpa no es del sol. En las escuelas y liceos los conucos no germinan por la crisis de agua y la falta de agroinsumos como nutrientes, abono e insecticidas. Así como los campos languidecen, los conucos también.

La planta de ají se nos pone amarilla, primero se pone bonita. El problema es la falta de fertilizantes y, a veces, le caen unos animalitos. También tenemos problemas para el riego por la falta de agua, dice Eugenia Martínez, coordinadora del conuco en la escuela Francisco Mendoza. Ella espera para el próximo año escolar tener un mayor respaldo para producir más. La institución tampoco cuenta con el terreno y la tierra para la siembra, por lo que utilizan únicamente materos. Los niños colaboran con las semillas: Todo ha sido por cuenta de nosotros. Martínez también reclama unas cercas para proteger la siembra, en ocasiones han robado en la escuela.

En la Unidad Educativa Nacional Pedro Fontes, la coordinadora del conuco, Eva Mendoza, enumera lo que han sembrado desde hace tres años: Acelgas, cebollín, zanahorias, yuca, lechosa, cambur, ajo, auyama, plantas medicinales y ornamentales. Esto ha sido para el consumo del comedor, pero como un complemento. No sale en grandes cantidades. Aproximadamente abastece como 25 %. Bueno, este año sacamos 60 kilos de yuca.

Y agrega: Falta mucho todavía: nutrientes para la tierra, bosta. También hay días que no hay agua, pero ahí veo cómo hago. Ya tengo unos pipotes y así conservo agua almacenada. Para Mendoza, es necesario un mejor terreno y contar con semillas de calidad. Por ejemplo, la zanahoria es pequeñita porque le hizo falta nutrientes para que creciera. Parte de lo que recuerda de su cosecha en este año escolar son: 10 kilos de acelga, 10 kilos de cebollín, 5 kilos de cilantros.

En enero el presidente Nicolás Maduro, tras un encuentro con docentes en el Poliedro de Caracas, exclamó: Quiero que tomemos con mayor dedicación, cercanía e interés, con mayor amor, el proyecto de los conucos escolares escuela por escuela liceo por liceo (…) Para que nosotros podamos, no solo gestar valores productivos en niños y niñas que ya sería bastante, sino poder convertir las miles de escuelas y liceos en Centros Locales de Producción de Alimentos de productos útiles para la comunidad.

Sin embargo, el Gobierno no provee a las instituciones educativas de los implementos necesarios como para que estas produzcan alimentos para las comunidades. Y lo que obtienen tampoco es suficiente para autoabastecer el Programa de Alimentación Escolar (PAE). Flor García, del Cein Eulalia Buroz, asegura que no cuentan con las herramientas necesarias para remover la tierra. En septiembre del año pasado Maduro se fijó la meta de construir 20.000 conucos para el periodo escolar 2017-2018.

En 2015, según la Memoria y Cuenta del Ministerio de Educación, el presupuesto asignado para el PTMS fue 17.507.286 millones de bolívares, pero lo modificaron y quedó en 6.812.272 millones de bolívares.

Tecitos de acetaminofén

Lee también
Fe y Alegría y la intergremial tomaron las calles por mejoras salariales

En el Cein Eulalia Buroz trabajan con plantas medicinales como acetaminofén, llantén, entre otros. Le damos tecitos a los niños cuando les da gripe. Con esta crisis donde no se consiguen medicamentos, eso nos ha funcionado, comenta García. Cuentan con un huerto de 3 metros de largo por 80 de ancho.

La Escuela Básica Nacional Ciudad Caracas también prepara un té con orégano orejón, limón y toronjil. A diferencia de las demás instituciones, en mayo recibió nutrientes para el conuco. Aunque en este momento no poseen abono.

El 28 y 29 de junio el Ministerio de Educación realizó un congreso del PTMS, donde las escuelas aprovecharon para solicitar a las autoridades los agroinsumos para el próximo año escolar.

Fotos: Carmen Victoria Inojosa


Participa en la conversación