Más de 100 personas formaron parte del Encuentro de Gente Buena, una jornada en  la que pudieron conocer que sí es posible hacer cosas por ayudar a construir el tejido social en sus comunidades y vencer la desesperanza.

Caracas. En las comunidades los pequeños pasos que dan sus habitantes son los que han hecho la diferencia para intentar salvar un país que pareciera resquebrajarse. De una iniciativa a otra, de casa en casa y a través de la integración comunitaria, hoy es posible narrar muchas experiencias que fortalecen el tejido social y vencen la desesperanza.

El Encuentro Gente Buena que organizaron de manera conjunta Crónica.Uno y la ONG Espacio Público es un ejemplo de resiliencia. En los sectores populares, más allá de la ausencia de servicios, también hay iniciativas que generan impacto positivo en sus espacios. Este sábado 3 de noviembre durante ocho horas, se presentaron en el Centro Cultural Carlos Guillermo Plaza de la Universidad Católica Andrés Bello, 18 iniciativas y experiencias que han hecho el cambio en diferentes zonas de Caracas.

El evento constó de tres talleres y seis mesas de trabajo enfocadas en los temas de Educación, Salud, Deportes, Alimentación, Recuperación  de Espacios Públicos y Asistencia Social.

Este es un encuentro para tratar de construir ‘relacionamiento’. Sé que hay gente que va a aprovechar las experiencias para hacer conexiones con otros. Nosotros vamos a tratar de continuar haciendo estos eventos, porque pienso que es importante que aprendamos de otra gente para hacer un mejor país para todos, dijo el director de Crónica.Uno y Espacio Público, Carlos Correa.

La jornada se inició con la conferencia Cómo los ciudadanos se dedicaron a construir el país, luego de momentos bélicos en la historia de Venezuela a cargo de la historiadora Inés Quintero. A su juicio, la historia es una herramienta esencial para el presente que orienta el camino hacia donde los ciudadanos deben dirigirse.

La historiadora Ines Quintero durante la conferencia inicial del evento.

Conociendo la historia tenemos una opción. Hay que ser optimistas porque los venezolanos han demostrado que a lo largo de su historia han sabido defender la República, construir la democracia y, sobre todo, aspirar la libertad. Y eso lo sabemos solo si conocemos la historia. Tenemos una cantidad de referencias de venezolanos que han luchado por vivir en un mundo libre y creo que lo seguimos haciendo, destacó.

Para esto, ser resiliente será clave. Olga Bravo, especialista en prácticas organizacionales positivas, aseveró que toda realidad es transformable: Eso no significa que se va a convertir en lo que yo quiera, pero puede transformarse. Este es el momento de ser osados, de hacer cosas inéditas.

Los asistentes también participaron de los talleres Estrategias de Comunicación Alternativa, a cargo de la ONG Espacio Público; Taller de Elaboración de Proyectos, dictado por el docente universitario Gustavo Maíz; y Cómo vencer la desesperanza en tiempos difíciles facilitado por la psicóloga Yorelis Acosta.

Lee también
En Altavista eliminaron un basurero y pintaron un mural para concientizar a la comunidad

Experiencias que proponen una mejor comunidad

En seis mesas, cada una reunió tres experiencias, más de 100 personas pudieron conocer qué han hecho otros para dar soluciones a problemas que afectan su entorno inmediato, pero también, las actividades de organizaciones y voluntariados que insisten en llevar talleres a las comunidades para empoderarlas.

En la mesa de Educación los participantes conocieron sobre la Biblioteca Comunitaria de Petare coordinada por Omaira Aguiar, quien es dirigente comunitaria de ese sector. Ellos recuperan espacios y los adecúan para la lectura y atención de niños y adolescentes en situación de pobreza y de riesgo. Así como también la red educativa San Alberto Hurtado, de La Vega.

Participantes de la mesa de educación

El trabajo de la Asociación de Desarrollo Integral Comunitario (Adic) y el colegio Institutos Educacionales Asociados (IEA) han dado un aporte importante a los niños de sexto grado de El Placer de María en Baruta. Los estudiantes de bachillerato del IEA, como parte de la labor social, desde hace cuatro años dictan cursos de nivelación escolar.

Damos enseñanza en materias científicas, específicamente, en matemática. Apostamos por el progreso estudiantil y reducir el riesgo de deserción. Estos niños han logrado superar las deficiencias académicas, explicó Dorys de Villalbal, coordinadora de los cursos de nivelación.

Unos intentan elevar el conocimiento, mientras que otros llevan un mensaje para luchar contra el abuso del alcohol. Guillermo Veitía, médico gastroenterólogo, en cada charla dice a sus oyentes Menos alcohol, más vida. Tenemos que sensibilizar a la familia de los pacientes, que ellos también reciban formación sobre la cirrosis hepática para que también trabajen contra este problema, señaló.

Participantes de la mesa de salud

Las jornadas médicas han llegado a las zonas populares. Se trata de Galenos por la Vida, un grupo de aproximadamente 15 médicos que lleva atención todas partes de Caracas ante la crisis que viven los hospitales. Si hay una gente montadita por allá que nos necesita, allí llegamos, expresó Marisol Rosales, organizadora de la logística. Esperan integrar a médicos jubilados para atender a muchos más pacientes y recibir donaciones de medicamentos para llevar a las comunidades.

Guillermo Veitía, médico gastroenterólogo, conversando sobre “Menos alcohol, más vida”

Y si los niños están sanos, podrán batear con fuerza. La Escuela de Beisbol de Ramón Moreno ubicada en Coche entrena a más 500 muchachos, donde la familia es un integrante más del equipo. Mientras que en la Escuelita de Fútbol de la parte alta de La Vega gritan “gol”: José Luis Ortegano pone a patear el balón a 61 niños de 4 a 16 años durante dos horas. Una de las cosas que hemos logrado es que estos jóvenes puedan recibir una merienda. Empezamos con un balón y ya tenemos varios gracias a las donaciones de fundaciones, dijo Ortegano tras un año de esta iniciativa.

Lee también
Inés Quintero: No debemos desestimar el profundo espíritu republicano de los venezolanos
Participantes de la mesa de deportes

La Fundación Vibra en Positivo, a través del deporte, ayuda con la reconstrucción del tejido social brindando a sus jóvenes valores, la enseñanza del trabajo en equipo y el compromiso con la comunidad. En total son tres equipos de fútbol de diferentes categorías que reúnen a 48 niños. Para seguir incentivando el deporte, su presidenta, Beisy Valdespino, propuso realizar un partido amistoso entre el Deportivo La Vega y Deportivo Casalta.

La Fundación Sociocultural y Deportiva La Acequia (Fundacequia)  también promueve valores a través del deporte desde hace 25 años en barriadas de la Cota 905, parroquia Santa Rosalía.

Equipo de Crónica Uno y Espacio Público

Las mesas de trabajo estuvieron moderadas por varios especialistas y activistas comunitarios como Hernán Matute, profesor del Instituto Pedagógico de Caracas y creador de la Cátedra Libre Antidrogas; el director de la ONG Convite A.C, Luis Francisco Cabezas, el periodista de Deportes en Crónica.Uno, Cristóbal Naranjo, el licenciado en Trabajo Social de la UCV, especialista en Gerencia de Proyectos de Investigación, José Ibarra, la doctora Maritza Landaeta de la Fundación Bengoa y la periodista de Crónica.Uno, Mabel Sarmiento.

De la olla solidaria a mujeres se empoderan

En La Candelaria cada viernes hay un plato de sopa para quien no ha comido. Se trata del Programa de Alimentación Ollas Solidarias de la Parroquia María Auxiliadora Sarria. Benedicto Vera, vecino de la comunidad, forma parte de esta iniciativa que ya celebra dos años. Cada viernes atienden a 250 personas. Es el momento de servir, de dar con el corazón, asegura. Los 24 edificios que están en la zona se turnan con la donación de alimentos para poder preparar y servir el sancocho.

Esta mesa de Alimentación también contó con la participación de la Sociedad Venezolana para Niños y Adultos Autistas quienes hablaron sobre la alimentación en personas con autismo con abordaje biomédico. José Pereira contó sobre la siembra y el cultivo de café en Hoyo de La Puerta.

Participantes de la mesa de alimentación

En asistencia social, la Fundación Pequeño Gran Mundo, un grupo que desde 2011 lucha por la promoción, visualización y difusión de los derechos de las personas de baja talla, conversó sobre la necesidad de que el entorno pueda ser más accesible para ellos. Como por ejemplo, poder abrir la nevera, sentarse en una silla acorde a su estatura, subirse a un autobús y hacer conciencia ciudadana sobre esto. A través de internet, dijo Ricardo Guerrero, representante de la fundación, buscan y contactan personas de baja talla para lograr la unificación.

Lee también
Gobierno recurre a las desapariciones forzadas como mecanismo para aterrorizar a la ciudadanía
Ricardo Guerrero, representante de la Fundación Pequeño Gran Mundo.Venezuela

La sociólogo María del Carmen Escalona emprendió un programa para empoderar a mujeres. Reprográmate para amarte, así se llama el taller para “mitigar la situación” que día a día, tras la crisis del país, se vive. Es un espacio para crear alianzas, para que sepan que ellas no están solas. Queremos que retomen herramientas y que se reconozcan, que puedan decir que son mucho más de lo que piensan. Han estado en Guarenas, El Junquito, Catia, La Pastora. En tres meses, han participado 153 mujeres.

El profesor de la UCV, José Ibarra moderò la mesa de Asistencia Social.

En la mesa sobre Recuperación de Espacios Públicos la periodista de Crónica.Uno, Norma Rivas, presentó el proyecto Murales de Paz que busca rescatar paredes y espacios de varios sectores de Caracas a través de la pintura de murales. Entre 2017 y 2018 han realizado 18 murales comunitarios que ayudan al fortalecimiento del vínculo de las comunidades con su entorno.

Otra experiencia relacionada con las comunidades es la Ventana de la Urbina nace de la necesidad del movimiento ciudadano La Urbina Activa.  Los vecinos a través de una conferencia, tertulia, conversatorio o stand up debaten sobre cualquier tema: económico, financiero, social, coaching, deporte, rescate de tradiciones, reciclaje, condominio. Se reúnen en dos parques de La Urbina.

Y  una propuesta para atacar el estrés y los problemas es el baile al aire libre, iniciativa propuesta por el psicólogo, analista social y comunicador para la salud, Leoncio Barrios.  Los sábados entre 10:00 am y 12:00 m, propicia el baile en el mercado de Los Palos Grandes, comenzó solo y cada sábado se suman  vecinos.

Mesa de Recuperación de Espacios Públicos fue moderada por la periodista Mabel Sarmiento.

Esperanzados con la Gente Buena

Intercambio de contactos entre diferentes habitantes de las comunidades e invitaciones a conocer más sobre lo que estas organizaciones hacen fue la estampa general durante de la clausura del evento.

Entre los comentarios del público se escuchó: Hay que inventar una forma para que sigan haciendo esto, es una bocanada de aire fresco en tiempos tan difíciles. Otros se ofrecieron para ayudar a servir a los más necesitados. Gracias por la oportunidad. Esta experiencia fue gratificante y alentadora. ¡Hay oportunidades!, soltó otra persona en medio del público.

Alguien aconsejó: No seamos la última persona que saldrá y apagará la luz. Mantengamos la luz encendida por si alguien quiere regresar.

Fotos: Luis Morillo @luizmorillo15 y Sebastián García Inojosa @elsebasiendophoto.


Participa en la conversación