Según las estimaciones de Torino Capital, las compras externas de comida y medicamentos han caído 67,9 % desde 2013.

Caracas. Aunque las autoridades aseguran que en las asignaciones de divisas la prioridad son alimentos y salud, las cifras evidencian que esos sectores tampoco reciben suficientes dólares, por lo cual los venezolanos sufren las consecuencias al no conseguir los artículos básicos.

Un reporte de Torino Capital señala que las importaciones de alimentos y medicinas han caído 67,9 % desde 2013 y ese comportamiento, destaca la firma, evidencia que “el control de cambio ha sido ineficiente para proteger la compra de bienes esenciales”.

Así han estado las compras de bienes:

1. ¿Cómo han sido las importaciones de alimentos?

Alimentos es uno de los sectores estratégicos que recibe divisas actualmente a la tasa de 10 bolívares, pero el informe señala que las importaciones de los primeros ocho meses de 2016 cayeron 69,3 % respecto a 2013. Las autoridades destacan que esa área es fundamental, sin embargo, las empresas han disminuido su producción por la limitación en la adquisición de materia prima para producir y el control de precios que obliga a vender los bienes muy por debajo de sus costos de elaboración.

De hecho, hasta mediados del pasado año, la fabricación de alimentos tenía una caída de más de 20 %, lo que se refleja en la ausencia de productos en los anaqueles. Según Datanálisis, en noviembre de 2016 el desabastecimiento de artículos regulados estaba en 77 %.

2. ¿Qué ha pasado con los medicamentos?

Los datos mostrados por Torino Capital indican que las compras externas de medicinas entre enero y agosto de 2016 disminuyeron 64,6 % respecto a 2013. Al igual que alimentos, los laboratorios y los fabricantes de equipos han tenido restricciones para acceder a los dólares oficiales para importar insumos y productos, a lo que también se han sumado las regulaciones de precios.

Ante la merma en la producción y la importación, la escasez de medicamentos oscila entre 50 y hasta 90 %, de acuerdo con los gremios.

3. ¿Qué impacto tienen los controles?

El modelo de controles del Gobierno se ha convertido en un obstáculo para la actividad privada. La firma destaca en el informe que el control de cambio ha sido ineficiente para orientar recursos a las importaciones de bienes esenciales.

Lee también
La producción continúa en el precipicio por la falta de insumos

4. ¿Por qué el recorte de las importaciones?

Actualmente, la reducción responde al menor flujo de ingresos petroleros. 96 de cada 100 dólares que entran al país son por la venta de crudo, de manera que al bajar los precios y la producción es menos lo que recibe el Gobierno.

El pasado año, Pdvsa apenas vendió al Banco Central de Venezuela 5 millardos de dólares y ese es el dinero que alimenta las reservas internacionales, las cuales se emplean para cancelar las importaciones y la deuda pública. El saldo de las reservas ha sido bajo y por ende hay menos billetes verdes para las adquisiciones de bienes.

5. ¿Hubo reducción en la asignación de dólares con altos precios del petróleo?

Sí. Aunque el descenso de los precios del crudo ha obligado a un recorte en la asignación de dólares, ya con un barril en más de 90 dólares, el Gobierno había disminuido la entrega de divisas a los privados. Los voceros gubernamentales ya han señalado en varias ocasiones que el control responde más a razones políticas que económicas.

Foto referencial: Cristian Hernández



Participa en la conversación