La primera vicepresidencia le corresponderá, por rotación de partidos, a Avanzada Progresista y la segunda vicepresidencia a Primero Justicia. Acción Democrática postulará al secretario y VP dirigirá la fracción de la oposición.

Caracas. Cuatro dirigentes de Un Nuevo Tiempo (UNT) se disputan la presidencia de la Asamblea Nacional para el año 2018. Como se recordará, en 2015 la bancada opositora firmó un acuerdo de gobernabilidad del Poder Legislativo que establece la rotación de los cargos directivos del Parlamento entre todos los partidos con representación en el pleno.

De acuerdo con esa rotación, el año que viene la presidencia corresponde a UNT, la primera vicepresidencia será para los partidos minoritarios (este año toca a Avanzada Progresista) y la segunda vicepresidencia para Primero Justicia. La jefatura de fracción recaería en Voluntad Popular y la secretaría pasaría a manos de Acción Democrática. Entretanto, la subsecretaría seguiría conducida por José Luis Cartaya que ocupa el cargo desde 2016.

Los cuatro principales diputados y dirigentes nacionales de UNT han expresado sus aspiraciones a ocupar la presidencia de la AN en un año que se avizora crucial para el destino del Poder Legislativo y de la oposición, pero que además definirá el retorno de la democracia o el afianzamiento del modelo autoritario que encabeza Nicolás Maduro.

En el partido azul los dirigentes con aspiración de presidir el Parlamento son el actual jefe de fracción, Stalin González (Caracas); la presidenta de la comisión de Política Interior, Delsa Solórzano (Miranda); el integrante de la dirección de relaciones exteriores de la Mesa de la Unidad, Timoteo Zambrano (Zulia); y el presidente de UNT, Enrique Márquez (Zulia), quien fue primer vicepresidente de la AN en 2016.

Lee también
Borges: Premio Sájarov honra memoria de los 157 venezolanos asesinados por la represión política

Aunque las negociaciones en República Dominicana y en particular las elecciones municipales —proceso al que UNT sí asistirá— han mantenido ocupada a la dirigencia, cada uno de los cuatro ha comenzado a promover su nominación en los predios del partido y del Parlamento.

Se trata de cuatro dirigentes con peso desigual dentro de la fracción opositora y también dentro de la directiva del propio partido. Una salida para dirimir la postulación es por la vía de un cónclave de la dirección nacional. La otra, someterlo a votación de la fracción de UNT en el Legislativo, conformada por 19 diputados principales —incluyéndolos a ellos 4— y 18 suplentes. La primera vía podría favorecer a Márquez o a Zambrano; la segunda a González o a Solórzano.

Mientras Márquez, Solórzano y González tienen un récord de asistencias a más de 90 % de las 139 sesiones realizadas entre el 5 de enero de 2016 y el 28 de noviembre de 2017, Zambrano dejó de acudir al 76 % de las plenarias. El diputado zuliano tampoco ha tenido participación relevante en las comisiones y permanentes; sin embargo, fue uno de los mediadores de la Unidad en el fracasado diálogo de noviembre de 2016. En caso de corresponder a Stalin González, sería uno de los presidentes más jóvenes en la historia del Poder Legislativo venezolano, y si corresponde a Solórzano, sería la segunda mujer en presidir el Parlamento nacional, luego de que Cilia Flores lo hiciera desde 2006 hasta 2010.

Después del 15

En cuanto a la primera vicepresidencia, Avanzada Progresista cuenta con tres diputados principales: Teodoro Campos, Julio César Reyes y María Pérez. Las probabilidades favorecen a Campos y Reyes, pero la decisión la tomará el gobernador de Lara y presidente de AP, Henri Falcón.

Lee también
Delsa Solórzano denuncia que empleados públicos son obligados a reportar su voto

Primero Justicia, que a través de Julio Borges ya ocupó la jefatura de fracción (2016) y la presidencia de la AN (2017), deberá definir si repite a su coordinador nacional en la directiva como segundo vicepresidente o da paso a otros dirigentes del partido. Sin embargo, ello no luce probable tomando en cuenta el escenario político que se espera para el próximo año y el rol protagonista que ha tenido Borges en el desarrollo de la mesa de negociación con el gobierno.

Voluntad Popular aún no se ha reunido para discutir el tema de la jefatura de fracción, pero Juan Andrés Mejía, Juan Guaidó y Gaby Arellano son algunas de sus figuras más visibles.

La secretaría del Parlamento, que en 2016 ocupó VP y este año correspondió a La Causa R (el secretario renunció luego de las elecciones regionales), pasará a manos de AD. Como es un cargo que se nombra fuera del seno del parlamento, el partido blanco estaría considerando designar al dirigente mirandino Negal Morales. Mientras la subsecretaría, seguiría por tercer año a cargo de José Luis Cartaya, secretario de la Mesa de la Unidad.

El tema de la conformación de la directiva también está sujeto a los resultados de la segunda ronda de negociaciones entre el gobierno y la oposición prevista para el 15 de diciembre. En tal sentido, la fracción podría anunciar su decisión después de esa fecha.

Foto: Luis Miguel Cáceres



Participa en la conversación