El promedio de asistencia de noviembre en el estadio Universitario se situó en menos de 6.000 personas por partido, un descenso de 14 % respecto a octubre.

Caracas. No está claro si la posición de colista de los Leones del Caracas fue una de las causas, pero la asistencia al estadio Universitario en el segundo mes de campaña descendió a menos de 6.000 personas por partido.

Según los reportes de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP), en el mes de noviembre se disputaron 18 encuentros entre los dos equipos que hacen vida en el coso de Los Chaguaramos y en las tribunas abundaron las sillas vacías, pues el promedio de espectadores se situó en 5.578, por debajo del 6.151 que arrojó octubre, en el que se disputó un choque más. El parque ucevista tiene un aforo aproximado de 20.776 personas.

El total de personas que se retrató en taquilla hasta el viernes 25 se contabilizó en 100.414 por 116.883 aficionados que pagaron entradas en el primer mes de campaña, lo que representa una caída de cerca del 14 % y 16.469 asistentes menos. En cuanto al promedio, la disminución de público no fue elevada, pero tampoco mostró recuperación. Se situó en un aproximado de 9 % menos.

En octubre, Leones promedió 7.747 seguidores en 10 partidos por 4.926 de los escualos en ocho careos. El mes anterior, los melenudos bajaron a 5.657 en ocho choques y los litoralenses subieron la venta de boletos a 5.578 en los 10 compromisos en los que ofició de local en el recinto de la Universiad Central de Venezuela.

Lee también
Herrera asegura que este sí es el año de los Tiburones

Muy cariñoso

El desinterés del público caraqueño por la pelota quizá no esté solamente relacionado con la posición de los selváticos. Si a ver vamos, La Guaira se ha mantenido en la clasificación y no registró una mejoría cuantiosa de sillas ocupadas en noviembre. El aumento de las entradas en la 2016-2017 pega en el bolsillo. Los todavía sotaneros en el campeonato venden tickets entre los 9.880 y mil bolívares, precios más elevados que los Tiburones, que ofrecen boletos entre 9.880 —el más caro en los juegos ante Caracas y Magallanes— y 405 el más económico en gradas.

Además del alza en el papel, los fanáticos del llamado deporte nacional tienen que lidiar esta campaña con el incremento en las bebidas y alimentos. Una cerveza oscila los 500 y 600 bolívares, mientras que los perros calientes están entre 1.200 y 2.500, las empanadas a 600 y hamburguesas a 4.000, solo por dar unos pocos ejemplos que ilustran el fajo de billetes que se requiere para asistir con la familia a los juegos.  Quizá la única opción para los amantes del beisbol sean las promociones en la boletería, que se mantendrán este diciembre.

Foto referencial



Participa en la conversación