Cerca de 280 millardos se invertirán en los comedores. Entre la población de 3 a 17 años, 4 % muchas veces no asiste a clases por falta de comida.

Caracas. Este año, el presupuesto fiscal asignado al Ministerio de Educación llega a los 1,4 billones de bolívares. La mayoría, además del pago de los pasivos laborales y las donaciones, irá a los 14 proyectos estratégicos enmarcados dentro del Plan de la Patria.

Solo para la Corporación Nacional de Alimentación Escolar (CNAE) se destinarán 281 millardos, señala la asignación de 2017. No obstante, este plan tiene deficiencias.

El programa de Alimentación llega irregular a las escuelas. No hay cifras oficiales de cuántas se están beneficiando. Según la profesora Olga Ramos del Observatorio Venezolano de Educación, hasta 2010 esas estadísticas eran publicadas por el Ministerio de Educación.

No obstante, hay mucha opacidad en estos momentos, dijo. Por tanto, se desconoce cómo está funcionando, no se sabe cuántos desayunos, meriendas y almuerzos envían: “De la forma como le asignan el dinero a esta cartera nos deja pocas posibilidades para ejercer contraloría de acuerdo al artículo 61 de la Constitución Nacional”. En todo caso, 20 % más o menos, siempre es insuficiente para el CNAE:

Tiene deudas legendarias para pagar pasivos que anualmente van aumentando y siempre está solicitando créditos adicionales para poder manejarse en términos laborales. Lo poco que le queda no alcanza para comprar los productos y por eso en algunas escuelas no están llegando los alimentos. Tampoco ese presupuesto incluye partidas para la reparación del comedor, de los equipos y para la reposición de los utensilios por robo y hurto.

Lee también
Los muchachos dejan de ir a clases dos veces a la semana para buscar comida

En efecto el monto del presupuesto es mucho mayor que el del año pasado, aunque para poder precisar la magnitud del aumento, dijo que necesitan ver la ejecución del 2016, pues se hacen transferencias entre partidas con las que se modifica el monto ejecutado, y habría que ubicar también las deudas pendientes (con el personal y con los proveedores de insumos).

“Pero como ahora ejecuta la CNAE, tenemos menos acceso a esa información. Esa es una de las limitaciones de la figura utilizada para la CNAE (ente descentralizado con fines empresariales no petroleros)”.

Según la profesora también aumentó la cantidad de estudiantes que dicen que van a atender. “Pero una cosa es lo que dice el presupuesto o la programación, y otra muy diferente la matrícula efectivamente atendida. Sin embargo, no podríamos saber con precisión cuántos estudiantes son realmente atendidos por el PAE porque la cifra es global y no está referida a estudiantes por escuela, por municipio. Además el monto supone que la alimentación se ofrece todos los días en todas las escuelas o para todos los estudiantes, pero eso también sabemos que es falso, porque hay escuelas en las que la alimentación falla por diversas razones, y las fallas son irregulares, es decir, el PAE puede fallar parcial o totalmente”.

Explicó que las fallas parciales pueden ser por cantidades insuficientes de insumos o por falta de un tipo de insumos como por ejemplo las proteínas animales o los vegetales (que a veces no se suministran suficientemente frescos). Las totales pueden ser por una semana, por un día o el PAE puede faltar todo un mes. “Incluso, como hemos visto algunos casos, puede dejar de suministrarse en algunas escuelas por largos períodos de tiempo. En todos estos casos, la causa puede ser diferente: escasez de personal, no hay insumos o no son suficientes, daño de equipos, falta de agua, falta de gas, etc. En todos los casos, el problema para acceder a la data es que el ministerio no la tiene disponible, puede ser porque no la pone a disposición del público, o porque los supervisores la reciben y no la procesan o no llega a las zonas o no pasa de las zonas al MPPE”.

Información levantada por la profesora Ramos para el Observatorio.

No llegan todas las comidas

La investigadora hizo otros cálculos del monto disponible diario, por estudiante y por ingesta (comida) y mostró lo siguiente:

– De acuerdo a la oferta reportada por el ministerio en años anteriores, en las planillas de las escuelas, se puede estimar que por las combinaciones de comidas que se ofrecen en las escuelas, (sólo desayuno, desayuno y merienda, desayuno y almuerzo, merienda y almuerzo, etc), el sistema ofrece 2,3 comidas diarias por estudiante.

-Estimando que se cumpla con los 200 días de actividades escolares, tal como se establece en la Ley Orgánica de Educación (LOE), tenemos que el sistema debe proveer 460 comidas al año por estudiante.

-De acuerdo a lo establecido como población objetivo en el proyecto (5.200.000), se habla de 2.392.000.000 de comidas totales. Es importante recordar que se trata de comidas que pueden ser desayunos, meriendas, almuerzos o cenas.

-Si calculamos el monto por comida disponible, de acuerdo al presupuesto destinado a la CNAE en el 2017, tenemos que Bs. 71,76”.

Con esas proyecciones, comentó, es casi imposible preparar alguna comida, cualquiera que ella sea con 72 Bs, si el  Sundde dice que un cartón de huevos cuesta 930 Bs., un kilo de pollo beneficiado 850 Bs. y un kilo de harina de maíz precocida 400 Bs.

“¿Qué se puede desayunar, merendar, almorzar o cenar con 72 Bs?. Sería bueno que Elías Jaua le explicara eso al país”, respondió la educadora.

Datos que preocupan 

La Encuesta Condiciones de Vida (Encovi), que realizan varias organizaciones sociales del país y las universidades: Católica Andrés Bello y Central de Venezuela y Simón Bolívar, entre sus datos arroja que, por la falta de comida, entre la población de 3 a 17 años, 4  % muchas veces no asiste al plantel. Mientras que 20 % lo hace a veces y 74 % nunca falta.

De ahí que el Programa se convirtiera en el aliciente para las familias que en estos momentos no tienen comida en sus casas. Es por esto que llama la atención que para el PNAE —que según fuentes del MinEducación beneficia a 5 millones 200 niños— se destine un tercio del presupuesto anual.

Además del programa alimentario, el despacho de Educación orientará 102 millardos de bolívares para la Fundación de Edificación y Dotaciones Educativas (Fede); cerca de 600 millones para la Orquesta Sinfónica de Venezuela; 124 millones para los Hogares Crea, y para la Asociación Venezolana de Colegios Católicos (Avec) 1600 millardos de bolívares.

Foto referencial: Cristian Hernández



Participa en la conversación