El nativo del barrio Las Quintas Ernesto Hernández fue el jugador más destacado en el campamento de baloncesto “Los 24” con técnicos de la NBA.

Cristóbal Naranjo

@cristobnaranjo

 Caracas. Operativos policiales, abatimientos, crímenes y control de bandas delictivas. La violencia que azota a la Cota 905 en la caraqueña parroquia Santa Rosalía del Municipio Libertador suele minimizar las innumerables iniciativas positivas de la mayoría de sus habitantes.

Quizá cansado del estereotipo negativo que mete a todos los miembros de la comunidad en un mismo saco, Ernesto Hernández no dejó de recordar de dónde proviene cuando en la prensa o en la televisión lo buscaban para entrevistarlo. El joven basquetero de 18 años fue el jugador más destacado en el campamento “Los 24”, promovido por la Fundación Greivis Vásquez, y que contó con participación de técnicos y jugadores de la NBA.

“Soy de la Cota 905, específicamente del barrio Las Quintas. Estoy orgulloso porque demostré que en mi comunidad no todo es un malandraje. Hice que se conociera a la Cota por un aspecto positivo”, dijo Hernández, quien asegura que en el populoso sector hay mucho interés por la práctica del baloncesto.

“En el sector donde yo estoy no hay canchas, más abajo sí las hay y a veces bajo con mi papá a lanzar balones.  En el sector Las Cumbres sí hay canchas y sí se hacen torneos. Hay bastante talento en zonas como Villa Zoila y Las Brisas”, subrayó.

Quiere emular a Greivis

Hernández se graduó de bachiller en ciencias el año pasado en el liceo Caracas y, pese a que está dedicado al deporte, desea cursar estudios universitarios. “Me llama la atención la carrera de Ingeniería Civil, pero por el hecho de que es una carrera muy larga y estoy jugando baloncesto, decidí meter los papeles para estudiar Aduanas en el Colegio Universitario de Administración y Mercadeo de La Yaguara”, afirmó.

En el llamado Deporte de los Gigantes, el joven ya tiene seis años de actividad. Pertenece a Cocodrilos de Caracas, donde ha actuado en el quinteto filial Saurios y fue seleccionado para participar con la selección de Distrito Capital. El campamento “Los 24”, celebrado en la capital le sirvió para seguir puliendo sus herramientas en el tabloncillo y aspirar a una beca en Estados Unidos.

“Estuvimos con entrenadores de la NBA y nos enseñaron bastantes cosas como jugar en espacios, el drible y el lanzamiento”, refiere Hernández, que admira al vinotinto Néstor Colmenares y al alero de los Spurs de San Antonio, Tim Duncan. ¿Sus metas a futuro? Emular a Carl Herrera, Oscar Torres y Greivis Vásquez.

“Quiero llegar lejos en el baloncesto, pero no es solo llegar sino mantenerse. Hay que trabajar fuerte para estar entre los mejores en cualquier liga”. Seguramente esa ambición pondrá nuevamente a la Cota en boca de todos.



Participa en la conversación